La conspiración

La conspiración (ver ficha) es una cinta que llega con mucho retraso a nuestras pantallas, en concreto llega casi un año después de su estreno en los cines estadounidenses. Si no fuera una película de Robert Redford quizá no se hubiera llegado a estrenar. ¿Quién sabe?

La trama gira en torno a Mary Surrat (Robin Wright, ‘La vida privada de Pippa Lee’), propietaria de la pensión en la que se reunían los conspiradores que planeaban el asesinato del presidente Abraham Lincoln, lugar en el que además se acudía el autor del crimen, John Wilkes Booth. Frederick Aiken (James McAvoy, ‘Expiación’), un antiguo soldado que ahora ejerce como abogado, tendrá que defender a Mary Surrat aunque no le guste, ante un tribunal militar. Pero durante el proceso judicial comenzará a sospechar que su cliente es inocente y que se la está usando como cebo para atrapar a su hijo, que escapó de la policía y que se encuentra en paradero desconocido. Será entonces cuando empezará su verdadera carrera para defenderla y sacar a relucir la verdad.

 Estamos ante una cinta histórica que ahonda en unos de los episodios más interesantes de los Estados Unidos. La guerra civil acaba de terminar, queda mucho por hacer, hay que reconstruir un país y limar las diferencias entre los vencedores y vencidos. El presidente Abraham Lincoln está al frente de la búsqueda de una solución que favorezca a todos. Su asesinato frustra una gran vida que encontraba en su mejor momento. Pero la cinta no va de su asesinato, de la conspiración que está detrás y eso que a los directores estadounidenses les encanta todo lo que mezcla conspiraciones, presidentes muertos, juicios y malabarismos con los resortes de poder para tener una sentencia que demuestre el poderío de un Estado y no una muestra de la verdadera justicia.

En este caso el Robert Redford, en su papel de director, ha optado por mostrarnos la parte más dramática o humana de los hechos a través de Mary Surratt que sin quererlo se convirtió en la primera mujer en ser ejecutada después de la guerra civil. Lo que no quiere decir que no haya pues “conspiraciones, presidentes muertos, juicios y malabarismos con los resortes de poder para tener una sentencia que demuestre el poderío de un Estado y no una muestra de la verdadera justicia” porque si los hay pero están supeditado a una historia que está contada con una gran sencillez tanto en su planteamiento como en su resolución. No habrá por ello giros de última hora, ni grandes escenas de escapismo, o intentos de retorcer las leyes para conseguir unos fines determinado. Incluso los momentos emotivos, como los que suceden instantes antes de que se cumpla la decisión del tribunal, está encorsetados para no caer en un sentimentalismo innecesario.

Sin duda la sobriedad es la nota de esta película, sobriedad en su guión, en su forma de rodar (pulcra y sin grandes aspavientos) y en unas interpretaciones que sobresalen por su buen hacer. Aquí destacar el papel de Frederick Aiken interpretado por James McAvoy (X-Men. La primera generación), personaje que va evolucionando a medida que se va implicando en la trama; y el de Mary Surrat, con Robin Wright, una actriz muy buena a la que no vemos mucho en la gran pantalla. También está Kevin Kline, Stephen Root, Justin Long y alguna que otra cara conocida de la pequeña pantalla.

Pero no todo es bueno en La conspiración porque si bien el guión es medianamente solvente, la elección del modo narrativo adecuada y las actuaciones más que correctas la cinta adolece de cierta chispa. En ocasiones resulta excesivamente plana sobre todo porque gran parte de las escenas están se resuelven mediante un diálogo entre dos personas, que suelen ser siempre las mismas lo cual hace la historia se vuelva un poco previsible. Además su excesivo tono serio, adecuado si se quiere rodar juicio militar, se extiende por todo el metraje de modo que también está presente en aquellas escenas en las que deberíamos conocer un poco más a los personajes, sus dudas, sus deseos de futuro, o sus esperanzas de que todo salga bien. En este aspecto la película está muy limitada a veces me daba la sensación de que estaba viendo un documental dramatizado.

A pesar de todo ello es una película que vale la pena ver, siempre y cuando le gusten a uno las cintas históricas en las que se desarrolla un juicio que marcará el devenir del sistema judicial estadounidense.

Clasificación: 7/10

Quizá te interese


Four lions  X Men. La primera generación Contagio
About these ads

1 comentario

Archivado bajo Cine, Drama, Histórico cine

Una respuesta a “La conspiración

  1. Las películas judiciales me suelen gustar mucho, así que no dejaré pasar ésta, que, por lo que cuentas, creo que me puede gustar mucho.
    Besotes!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s