The artist

Dentro de poco van a salir los nominados a los Óscar oportunidad perfecta para hablaros de una de las favoritas a estar entre los favoritos para llevarse una estatuilla. Hablamos de The artist (ficha técnica)

Hollywood 1927. El actor George Valentín está disfrutando de ser una estrella del cine mudo. Todas sus películas tienen éxito y sus estrenos son multitudinarios. En uno de ellos conoce a una divertida bailaría, Peppy Miller, quien aspira a ser una gran actriz. Su vida es perfecta pero ha aparecido un nuevo invento, el cine sonoro, una novedad que George cree que es pasajera. Pero se equivoca y poco a poco va cayendo en el olvido.

Una de las características de esta película es que está rodada en blanco y negro y prácticamente es muda. Dos razones para alejar al espectador del cine. Pero también cuenta con numerosos reconocimientos tanto en su país de origen como a nivel internacional. La calidad de la propuesta hace que tenga elementos a su favor. A favor, en contra. ¿Qué elegir?

The artist es una propuesta tan diferente que llama la atención desde el principio. Parte de un argumento que me ha recordado a “Bailando bajo la lluvia” con Gene Kelly, quien también interpretaba un actor mudo que debe dar el paso al cine sonoro. Curiosamente ambas adoptan la misma redención para ese actor mudo. También el personaje central, George Valentin (Jean Dujardin) trae recuerdos, una mezcla entre Rodolfo Valentino por ese gusto por las películas de aventuras, de Douglas Fairbanks, por su galante caballerosidad. Es un personaje muy bien trabajado que tiene todos los matices necesarios para ser a la vez gracioso y deprimente.

Por su parte Peppy Miller (Bérénice Bejo) es una joven que poco a poco se va haciendo un hueco en el mundo cinematográfico con su chispa y empuje. Empieza como empezaban casi todas las actrices del momento, como bailarinas dicharacheras. En su caso me ha recordado a Ginger Rogers – salvando mucho las distancias porque la genial Ginger era rubia- por ese modo alegre y divertido de ver la vida.

Entre George y Peppy existe una peculiar relación. Su encuentro se debió a un curioso accidente que dio pie a que se conocieran y nada más. Él en esos momentos estaba casado, pero ya se intuye que el amor no tarda en aparece. Amor por cierto nunca manifestado, solo se intuye.

Cierra el círculo de personajes, el productor Al Zimmer (John Goodman) interesado en todo aquello que le dé dinero; y Clifton ( James Cromwell) el chófer de George, y que se mantiene fiel a él hasta el final. No podemos olvidarnos del perro, compañero inseparable de George tanto dentro de la pantalla como fuera.

Esta cinta de Michel Hazanavicius, quien también ha escrito el guión, es un claro homenaje al cine por varios motivos. No solo porque explica cuál fue el paso del cine mudo al sonoro que dejó en la cuneta a un montón de actores, sino que también nos cuenta los entresijos de este mundo. Es una película que muestra cómo se rodaba en los años treinta una película. Es caso es que lo que la caracteriza es que es muda y esto determina todo el discurrir de la trama que tiene que descansar en otras fórmulas para mostrar emociones que en el caso de George Valentin se muestra con gesticulaciones en ocasiones un tanto exageradas. Son los escenarios bien planificados, los movimientos de manos, gestos pequeños y grandes, y las miradas las que nos permiten reconocer cómo transcurre la historia, que a veces se ve interrumpida por un enorme cartel con la frase que ha dicho el personaje y que suele ser determinante para entender qué es lo que pasará a continuación.

Otro elemento principal es la música que evidentemente tiene un gran protagonismo durante todo la hora y media. Está muy bien compaginada con la historia, en los momentos más divertidos es divertida, y en los tristes es triste. Aún así he de confesar que me llegó a saturar un poco por su monotonía. En ciertos momentos me sentí como cuando estoy en un ascensor con música enlatada y repetitiva y estás deseando llegar a tu destino a pesar de que te has subido una planta más abajo.

Como elementos negativos hay dos aspecto. El primero es el guión excesivamente previsible y con ciertos altibajos. Como ya he dicho antes me ha recordado mucho a “Cantando bajo la lluvia” una película que adoro y el hecho de que ambas lleguen a la misma “salvación” le resta a The artist el valor de la originalidad. Ya que vas a hacer algo diferente arriésgate y propón cosas nuevas. Otro elemento es la necesidad de lograr un final feliz, de conseguir que el actor mudo se redima ante el mundo y logre un puesto en el cine sonoro. Esto lastra en cierto modo los elementos más trágicos de la historia que no me llegaron a emocionar del todo. Observas como George va cayendo en la miseria y no te importa demasiado- o al menos a mí no me importó- , del mismo modo que no te alegras excesivamente de que Peppy haya conseguido el éxito. No creo que estas limitaciones vengan de la ausencia del sonido, sino por el tono ligero que tiene la cinta desde el principio.

The artist es una propuesta muy interesante, un claro homenaje al cine que se está llevando multitud de premios. El último es el Globo de Oro a la mejor película comedia o musical, al que habría que añadirle el Producer Guild Award, y algunos que otros en diversos festivales. Su carrera hacia los Óscar está clara.

Clasificación: 7/10

Quizá te interese

Sherlock Holmes 2  X Men. La primera generación Conspiración
About these ads

4 comentarios

Archivado bajo Cine, Comedia, Drama

4 Respuestas a “The artist

  1. ¡Quiero verla!!! Pero no ha llegado a los cines de mi ciudad aún. Y pocas esperanzas tengo de que llegue. Tendré que esperar al dvd. Y encima me has dejado con más ganitas…
    Besotes!!!

  2. Esta película me intriga mucho. Aunque aquí aún no está en cartelera.

  3. Eva

    Sé que está entre las preferidas para los oscars pero no me llama nada la atención ver una peli muda.

  4. Pues ahí está el mérito, que una peli muda y en blanco y negro consiga llenar las salas y conseguir el éxito. Me pareció una película entrañable, fresca, un gran homenaje al cine, con una banda sonora estupenda y una fotografía para los tiemòs que corren, dificil. El tema continua estando vigente, por aquello de reciclarse o morir, que es lo que le ha ocurrido a muchos con la irrupción de la tecnología en sus vidas. Excelente reseña. Besos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s