«Degenerado», Ariana Harwicz. Verborrea sin sentido

degenerado ariana harwicz

degenerado ariana harwicz

Echando un vistazo a Degenerado  de  Ariana Harwicz en Goodreads te das cuenta de que el porcentaje que ha dado la máxima puntuación a la novela es la misma que le ha dado la mínima. Yo me encuentro entre los que le otorgó una estrella, y solo porque hay que poner algo.

Degenerado no es un libro fácil, ni por su temática ni por su maneras narrativas. Eso ya lo sabía desde el principio lo que no sabía es que su lectura se haría cuesta arriba porque Harwicz es una de esas autoras latinoamericanas que cuentan con un estilo tan rompedor que desgajan las reglas básicas de la comprensión establecidas por los lingüistas del todo el mundo. Señores de la Real Academia de la Lengua por favor no lean o intenten leer este libro. Romper las reglas no está mal, es una forma de contar una historia que puede dar muy buenos resultados pero creo que hay que poner unos límites. Por mucho que quieras escribir lo que te sale de las tripas una de las reglas básicas es que escribes para que los demás te entiendan, y a Harwicz, por muchas cinco estrellas que le pongan, es difícil de entender. Sigue leyendo

«El heredero», Jo Nesbo. Una venganza con sabor amargo.

elheredero

El heredero  de  Jo Nesbo es una novela única, que se puede leer sin pesar que se está empezando una nueva serie.  Solo por eso ya vale la pena echarle un vistazo.

Me gusta mucho Jo Nesbo -un autor al que he tenido la suerte de ver en persona un par de veces, y conversar con él un rato- porque su modo de explorar la violencia es completamente sincera. No hay nada sutil en su forma de mostrarnos lo más cruel del mundo del crimen. Su serie sobre Harry Hole es una prueba de ello. Sigue leyendo

«Drácula», la banalidad de un clásico en Netflix.

drácula

Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y desde que existe la televisión hemos visto como este dicho cobra una importancia desmedida.

Cada cierto tiempo los clásico necesitan reinventarse, adaptarse a los nuevos tiempos. Parece que el cambio de generación no se produce sino no se ha reinventado de nuevo Mujercitas, alguna película de las hermanas Austin o algo más sangriento como Drácula. Siempre es interesante ver cómo se adaptan estas historias aunque al final, nunca llegan a superar ciertas versiones. En el caso de Drácula, hace unos años Luke Evans se metía en su piel contándonos la historia de sus orígenes en Drácula: la leyenda jamás contada. No era una maravilla pero al menos sus guionistas intentaron explicar por qué un guerrero, un defensor de su tierra y sus gente decide aliarse con el mal. Aún pesaba mucho la versión de Francis Ford Coppola con Drácula de Bram Stoker,  una película que decidió contar la historia basándose más en la novela original y no en versiones adulteradas. La interpretación de Gary Oldman fue sublime, y consiguió dotar al personaje de una profundidad que aún no se a podido superar. Otro Drácula era el delHotel Transilvania, que tenía que lidiar con una hija que se enamoraba de un humano. Podemos seguir estableciendo referencias ya que hay más de trescientas adaptaciones del este personaje entre películas, series y documentales… Con todo esto quiero decir que conseguir algo nuevo de Drácula es imposible, porque es un personaje tan explotado que ya no le queda sangre. Pero al parecer a Mark Gattis y Steven Moffat ésto no les importa mucho. Sigue leyendo