El pacto de una dama, Rene Bernard

pactodama

Jocelyn Tolliver cree que el negocio de costura de su madre financió su educación en una academia en el extranjero. Así que no es de extrañar que se quede absolutamente petrificada cuando descubre que su moribunda madre es la infame Madame de la Bella Carmesí, el burdel más elitista de Londres. Prometiendo hacerse cargo del burdel y sus chicas, Jocelyn, una virginal rata de biblioteca, se transforma y no tarda en ser conocida como la solitaria Madame DeBourcier.
El libertino Alex Randall, lord Colwick, está decidido a ganarse el acceso a la cama de la fascinante Madame. Sus escandalosos intentos por granjearse el favor de la mujer no pueden pasar desapercibidos por mucho tiempo… Cuando el peligro amenaza a las elegantes mujeres del Crimson Belle, Jocelyn hace un trato con Alex, con la esperanza de que él pueda proporcionarles cierta protección. Pero el engaño arrastrará a ambos a una apasionada lucha de voluntades en la que toda ilusión quedará hecha añicos… y todos los deseos serán satisfechos.

El pacto de una dama se nos presenta como la digna sucesora de El placer de una dama, primer libro de la trilogía The Mistress publicado por la desaparecida Factorías de Ideas.

Dentro de la novela romántica todo está inventado, los argumentos, las situaciones, los personajes siempre comparten una serie de características que hace que sean muy atrayentes,  aunque a veces se corre el riesgo de que sean previsibles.  Por eso cuando nos encontramos con una novela donde lo habitual ha dejado paso a lo inusual es un placer la para la lectora introducirse de lleno en la historia.

La originalidad de Renne Bernard ya se puso de manifiesto en su anterior novela, con un comienzo que se puede definir de pura sensualidad, característica que no pierde a lo largo de la trama.

En El pacto de una dama la autora no ha dejado de lado la carga erótica que configuran la historia pero ha dispuesto que los personajes sean complejos, llenos de dudas, de pasiones, de emociones.

Rakish Alex Randall, conde de Colwick, y madame DeBourcier se conocieron en la anterior novela, y en ella Alex no pudo más que demostrar su desprecio por la mujer que lo tenía medio fascinado, lo que originó que lo expulsaran de  la Bella Carmesí de una manera no muy agradable. Ahora meses después la sensación de vacio del conde no ha terminado, se agudiza día a día por culpa de las continuas peticiones de su hermana de que busque una buena esposa. Pero Alex no piensa en Madam DeBourcier. Llevado por un impulso que no podía ya reprimir ser presenta en el burdel y le lanza a la madan, una petición: ser amantes.

Jocelyn es una ingenua joven que aún estaba en el colegio cuando muere su madre. Con pesar descubre que ella guardaba un secreto, era la dueña del famoso burdel, la Bella Carmesí. Jocelyn no pudo más que respetar los deseos de su moribunda madre y hacerse cargo del negocio con ayuda de un gran amigo.  A pesar de vivir en un lugar donde el sexo es algo común, ha conservado su virginidad, nunca le han interesado los hombres. Hasta que se encuentra con el conde de Colwick, con quien tiene una desagradable escena. Él es un hombre diferente, no sabe qué es lo que lo hace tan particular, pero algo en él le atrae, tanto que cuando le pide que sean amantes, no lo rechaza categóricamente.

Estamos evidentemente ante una protagonistas que si bien conserva gran parte de las características propias de toda heroína romántica, también se escapa de la caracterización clásica al situarla dentro de más bajo del extracto social.

Alex y Jocelyn eran personas destinadas a conocerse. Si la vida fuera diferente sus destino hubieran discurrido por el cauce normal. Ella habría dejado el colegio cuando tuviera la edad, sería presentada en sociedad, donde fascinaría, sin duda, a un joven conde.  Pero ahora ella es la dueña de un burdel y él un conde que nunca ha frecuentado tales lugares pero que se encuentra a merced de una arrebatadora mujer.

La historia de amor, está presente desde la primera página, aunque ambos quieran darle un nombre diferente a sus sentimientos: lujuria, pasión,… No pueden evitar preocuparse del otro, y eso se aprecia en la delicadeza con la que Alex la trata e intenta ayudarla con sus problemas a pesar de que Jocelyn desea arreglar las cosas a su manera.

A la trama de amor debemos añadir una trama secundaria que queda en un muy segundo plano, que corresponde con un asesino en serie de prostitutas. Aquí si podríamos reprocharle a la autora no haber sacado más potencial de este elemento, lo que le permitiría crear una novela que aunara intriga policial más amor.

Por último es un placer ver cómo los anteriores protagonistas se entrelazan con esta historia y cómo tienen un papel destacado.

El pacto de una dama es un buen libro, una más que acertada elección. Una hermosa historia de amor que viene cargada de pasión.

El pacto de una dama , Renne Bernard. La Factoria de Ideas, Pandora. Serie:  2º- Trilogía The Mistress Género: Romántico Histórico.248 páginas. Precio: 16,95€

Sigue leyendo

Beastly bones, William Ritter

Ritter_BeastlyBones_jkt_COMP.indd

Hace unos meses reseñaba el primer libro de la serie sobre Jackaby, un peculiar detective privado que vive en la ciudad de New Fiddleham a finales del siglo XIX. Y lo clasificamos de peculiar porque Jackaby es capaz de ver los seres del más allá, o más bien, de ver y comprender a todas las criaturas mágicas que pueblan la Tierra. Su conocimiento sobre ellas es inmenso y por eso sus casos suelen acabar muy bien aunque la policía -no son los únicos- consideran que es un farsante.

En la primera entrega de la serie titulada como el protagonista, Jackaby, conocemos a otro personaje principal, hablamos de la joven Abigail Rook que llega a las costas de los Estados Unidos buscando una nueva oportunidad, que curiosamente se le presenta cuando queda un puesto libre en la agencia del Jackaby ya que su antiguo ayudante se ha convertido en pato y no tiene muchas ganas de volver a su condición de humano. Comprobamos en esta historia que la joven inglesa poco a poco se va adaptando a las peculiaridades de su jefe, a no indagar mucho en los secretos, a vivir con un fantasma y a aceptar que hay cosas que no se pueden explicar desde el raciocinio. Además conoce a un guapo policía que le gusta mucho, aunque no hay una conclusión feliz a la atracción que surge entre ellos. Sigue leyendo

Grito en el hielo, Camilla Ceder

grito-hielo

Una fría mañana de diciembre, el pequeño pueblo de Björsared, en la costa oeste de Suecia, se convierte en escenario de un crimen. En la explanada de su taller de mecánica, Lars Waltz yace asesinado con signos de haber sido atropellado brutalmente. Para Seja Lundberg, testigo ocasional, periodista en ciernes y aspirante a escritora, hay algo que no encaja. Algo que la obligará a zambullirse en su propio pasado en busca de las claves necesarias para resolver un enigma que la va absorbiendo poco a poco

A Grito en el hielo le sobran páginas. Quizá no es una de las mejores frases para comentar a reseñar un libro pero es la verdad. Le sobran bastantes páginas. El libro en concreto tiene 517 y yo le quitaría así haciendo cálculos unas cien porque no aportan nada a la historia y entorpecen la trama. Pero antes de criticar lo malo hablaremos de lo bueno que tiene. Sigue leyendo