Cine, Fantástico

Alicia en el país de las maravillas

Me gusta Tim Burton, al menos lo que había hecho hasta el momento, salvo su última película, la extraña mezcla de terrorífica visión de un asesino cantante. Me negué a pagar una entrada para estar leyendo subtítulos, ya que lo mejor que tiene este director sin duda en la fuerza visual de las escenas que consigue rodar.

En el caso de Alicia en el país de las maravillas estaba claro que la gran baza estaría precisamente en eso: una película con la que el ojo gozaría bastante. Pero ¿y el guión?

No sé si es cosa mía que con la edad me vuelvo más exigente o es que estamos viviendo una gran falta de ideas porque Hollywood, la meca del cine ha sido invadida por esa generación que creció con la revolución de los efectos especiales y ahora desean verlos en cualquier cinta, siendo éstos lo que determinan la calidad de la misma. Y por no decirlo también el éxito en taquilla. Pero ¿la historia? ¿el guión? ¿qué pasa con los espectadores que deseamos algo más que fuegos artificiales en el cine? ¿Qué pasa con aquellos que deseamos imbuirnos dentro de un mundo mágico, fantástico pero lleno de contenido que además de dejarnos boquiabiertos nos haga reflexionar un poco?

Seguro que los directores, los guionistas… quienes tienen la llave de el cine que deseo ver no está dentro de la inmensa rueda de las grandes superproducciones. Y Alicia es una muestra de ello.

Como ya he dicho me gusta Tim Burton, sus anteriores películas tienen un aire fantástico, están llenas de una bruma de irrealidad que enternece. Algo que no ha logrado con su última película.

No cabe duda de que se ha rodeado de grandes actores, está el siempre genial  Johnny Depp, y Helana Bonham Carter (muy lejos de sus primeros papeles de dama victoriana) que como Reina Roja está  en su punto. Además contamos con Alan Rickman, Michael Sheen, Anne Hathaway … un elenco de actores con los que se puede hacer algo. Siempre y cuando haya un buen guión detrás.

La historia arranca con una niña pequeña que le cuenta a su padre un sueño, es la Alicia de la niñez (personalmente no sé qué le pasaba a la actriz que interpretaba a la Alicia pequeña pero con su excesivo maquillaje daba un poco de grima, en vez de realzar la niñez, la inocencia la maquillan como una buscona) El tiempo avanza y Alicia ya tiene veinte años ( en este punto sigo sin entender cómo puede vestir con un vestido corto, porque lo normal es que a los dieciocho se presentase en sociedad y vistiera de largo. Supongo que es otro intento de darle un toque infantil-juvenil) y asiste a una fiesta en la que un repelente lord con problemas estomacales le pide en matrimonio.  Alicia decide pensarlo y en el interín se cae en un agujero que la lleva a un mundo mágico.

En la primera parte se nos presenta al personaje principal como un personaje anodino y soso, pero con cierta rebeldía así que cabría esperar que su llegada al mundo de las Maravillas  pudiera sacar el valor, el coraje que lleva dentro. Craso error porque Alicia no sabe que es Alicia.

Sin duda puedo ir desgranando la película paso a paso y el resultado sería en mismo, una historia que permanece estática (tanto como el rostro de la protagonistas que es incapaz de mostrar emoción alguna, quizá porque todo se ha rodado con un fondo verde y mirando a hacia la nada) y en donde la protagonista no es capaz de crecer al igual que la historia que no logra conseguir un ritmo lo suficientemente ágil como mantener al espectador sentado en la silla sin bostezar.  No te llega a sorprender los cambios de tamaño de Alicia, en mi caso asumí que era la manera de que la chica cambia de traje.

En el mundo de las Maravillas está habitado por seres peculiares: los dos gemelos que nunca se ponen de acuerdo, el conejo blanco, la ratoncita peleona… y el gato que aparece y desaparece cuando menos que lo esperas. Y claro no podemos olvidar al Sombrerero Loco, que no parece demasiado loco, y que no aporta nada de “locuras”, véase, momentos graciosos a la trama, salvo si contamos con una de  las escenas del final, pero aquí no sé si es un homenaje al Michael Jackson o una tomadura de pelo.  Lo peor sin duda el final al estilo Juana de Arco mezclado con el Señor de los Anillos y Corazón de dragón y alguna más.

No sé cómo podría haber sido la historia si Alicia hubiera retornado  a este fantástico mundo siendo ya una persona adulta pero esperaba algo más emocionante, más lleno de contenido.Y ya que estoy más lleno de humor.  Sí,  las escenografía estupenda, los paisajes generados por ordenador muy buenos, los animales parlantes mejor… pero a parte de eso no hay nada más.

Alicia en el país de las maravillas se convierte así en una película de palomitas para espectadores que no esperan gran cosa más que dejarse avasallar por el uso que se puede hacer de la tecnología.

Por mi parte desde hace un tiempo sé cómo clasificar una película, si después de verla me encantaría verla otra vez en el cine, para mí es una buena película; sino me importaría verla dentro de unos meses en dvd un fin de semana que no tenga nada que ver, es una película regular; si no deseo verla porque con una ya tengo suficiente, considero que es mala. Con Alicia en el país de las maravillas con una vez ya me basta. ¿La recomendaría? Pues depende ¿quieres pagar más de seis euros por ver escenas por ordenador? si la respuesta es sí, vete. Si la respuesta es no, búscate otra película y ésta déjala para el dvd.

Os dejo con la escena de las ranas, de lo mejor de la cinta, por no decir lo mejor. Supongo que eso os permitirá haceros una idea de cómo es el resto.

Anuncios

4 thoughts on “Alicia en el país de las maravillas”

  1. A mí me decepcionó profundamente. Me encanta el estilo visual de Burton y eso es lo único que me quedo de la película. El guión es muy flojo, la falta de rítmo desesperante, los secundarios no se lucen y la prota resulta insípida a más no poder. En fin, una pena!

  2. Estoy de acuerdo contigo, yo me esperaba más de Burton, como ya he dicho visualmente un placer en pero en todo los demás, nada de nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s