Animación, Cine

Sherk 4

shrek-4

Tras desafiar a un malvado dragón, rescatar a una bella princesa y salvar el reino de sus suegros, ¿qué más puede hacer un ogro? Bueno, si se llama Shrek, puede acabar siendo un hogareño padre de familia de la noche a la mañana.  En vez de ahuyentar a los aldeanos como antes, un Shrek algo reticente acepta ahora autografiar horcas de recuerdo. ¿Qué fue del rugido del ogro? La nostalgia por los tiempos en los que se sentía un “ogro de verdad”, hace caer a Shrek en la trampa de firmar un pacto con el persuasivo negociante Rumpelstiltskin.

De repente Shrek se encuentra en una versión alternativa y retorcida de “Muy muy lejano”, donde los ogros son perseguidos, Rumpelstiltskin es el rey, y Shrek y Fiona nunca se han conocido. Por eso, la misión de Shrek es deshacer todo lo ha hecho con la esperanza de salvar a sus amigos, restablecer su mundo y recuperar a su verdadero y único amor.

Sherk es sin duda uno de los mejores personajes de animación de los últimos tiempos. En su primera película no deleitó a todos por su “mala” leche y por estar cargada de guiños muy graciosos que rompían muchos tópicos. Es una película que se puede ver muchas veces sin que uno acabe harto de ella.

En la segunda la decadencia del personaje ya comenzaba a hacer mella, pero aún así se consiguió una más que decente continuación, con escenas muy buenas, como la del Muñeco de Jengibre gigante en plan King Kong.

La tercera fue una continuación que nunca se debió de realizar, tanto es así que pese a verla en el cine tan solo recuerdo de ella a Sherk, a Asno y un puerto con un barco. Nada más. Una película completamente prescindible que no aportó nada ni a la historia ni a los personajes.

Y ahora la cuarta. En este caso toca ir a verla, nada más que para cerrar el círculo. Y lo hice este fin de semana y además en 3D (pues sí, por fin hay 3D en mi pueblo, quién lo iba a decir)

El argumento nos habla de Sherk a quien su vida familiar comienza a pasarle factura y termina haciendo un trato que supondrá perder todo aquello que ha conseguido: el amor verdadero, una familia y amigos  que lo quieren.

El problema es que se ha perdido el carácter que poseía la primera cinta, los personajes están ya saturados. Sherk ya no es un ogro verdadero, está domesticado. Asno ya no hace tanta gracia. Fiona ya no tiene ese aire de rebelde, y es demasiado dulce y paciente. Quien conserva un poco de su carácter es Gato que es el único que proporciona las escenas en las que realmente te ríes y eso que no aparece mucho.

El guión muy simple y previsible en donde contaban con unos secundarios de lujo: los demás ogros pero en vez de jugar con ellos dándole un toque “malo” los ponen a bailar, como si fuera High School Music. Una cosa es introducir la música y los bailes y otra hacerlo de manera tan previsible y poco original. Vamos que ya no solos irrespetuosos con los clichés de Disney sino que los hacemos propios.  Es una película que carece de frescura, y a pesar de que Sherk recupera su estado de soltería no recupera el mal humor que tenía en la primera y que conseguía que nadie se acercara a su ciénaga.

Luego están los malos, en este caso el “bajito” (recordando al primer villano por su estatura”) Rumpelstiltskin quien se se nos presenta como un personaje caído en desgracia pues nadie quiere hacer tratos con él, pues todo el mundo es feliz.  Da el pego en la primera parte pero poco a poco va perdiendo fuerza a medida que avanza la historia.  Otros son las brujas que no aportan gran cosa.

Con respecto al 3D, siendo esta mi primera vez, la experiencia ha sido algo decepcionante, me impresionó más un episodio de Medium que se emitió para ver con las viejas gafas (una lente roja y otra verde) que esta película. Si es cierto que se ve más profundidad en las escenas, pero para ver cómo un árbol está más lejos de otros y otros y apreciar pequeños guiños visuales, pagar casi diez euros es un robo. Por desgracia no tenía otra opción, o la miraba en 3D o no la miraba. Mi cine es así de estupendo.

Sherk es una cinta que siendo sinceros no debió realizarse, como tampoco la tercera, pero ya se sabe que el dinero es el dinero, y este personaje se le ha exprimido lo máximo posible. La pena es que el final no es grandioso sino mediocre tirando a bajo. Aún así seguro que a los niños no muy exigentes les gusta.

Lo que está claro es que la publicidad miente, no es la película más divertida del año. Tan solo espero a que llegue Toy Story 3 y me pueda quitar el mal sabor de boca que me ha dejado el otro verde.

Anuncios

4 comentarios en “Sherk 4”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s