literatura, Novela romántica

Seducir a una mujer, Nicole Jordan

seducir Seducir a una mujer

Nicole Jordan

Editorial: Esencia

Género: Romance histórico

Páginas: 444

ISBN: 978-84-08083753

Precio: 16,00€

Rosalyn es una encantadora dama que tiene muy claro lo que quiere en la vida, un matrimonio por amor y ya tiene la vista puesta en guapo caballero. Pero sabe que para poder tener el amor de su marido y que nunca mire a otra deberá conocer la pasión, algo que suelen compartir con sus amantes y que Rosalyn no desea que suceda nunca. La joven carece de experiencia así que lo que debe hacer es despertar la pasión para luego compartirla con su marido así que no duda en aceptar la propuesta del duque de Arden, Drew Moncrief, quien tiene fama de ser el mejor amante de Londres y que está dispuesto a darle unas lecciones gratis. Pero el juego de seducción se ha puesto en marcha, y Drew no está dispuesto a dejar que otro hombre se apodere del ardor y de la pasión de la dulce Rosalyn.

Este es el segundo libro de la serie “Las guerras del cortejo” que por ahora solo cuenta con cinco libros, de los cuales cuatro están ya publicados y de los haremos la reseña oportuna en próximas semanas.

Con respecto al libro comentar que el argumento es quizá demasiado absurdo para considerarlo seriamente, porque seamos sinceras, ¿podría una joven dama que se supone que tiene que llegar virgen al lecho nupcial dejar que un hombre que tiene fama de acostarse con toda falda que vea le diga cómo ser una ardiente amante? yo creo que no. Dado que no me he tragado la trama decidí al hora de enfrentarme al libro tomarlo con sentido del humor y no centrarme tanto en el escenario que ha creado la autora para hacer la historia de amor, sino mirar cómo se desenvuelven los personajes y en cómo su historia de amor nace y florece.

Personalmente creo que Nicole Jordan es una buena escritora, no de las que te hacen suspirar y desear que el libro tuviera mil páginas más, pero es una autora correcta que sabe el oficio y conoce los entresijos de una novela romántica, véase, buenos protagonistas, un enfrentamiento entre ellos, dilemas, “picores” que no se pueden aliviar y secundarios correctos que dan consejos pero que no oscurecen a los protagonistas principales y que dan pie a que pensemos en ellos como poseedores de una historia propia. Todo envuelto con una gran sencillez y corrección pero que lo único que se logra es tener una historia que se lee muy bien con algunas escenas estupendas pero que al cabo de unas semanas ya no te acuerdas de casi nada.

Seducir a una mujer nos cuenta la historia de Rosalyn una joven bastante desenvuelta que quiere atrapar a un hombre, es una joven dama aspira algo más que ser la mujer de un noble, ella quiere amor en su matrimonio y luchará por lograrlo. Es tenaz y algo alocada en ocasiones, y con Drew no consigue dominar sus deseos lo que le supone una gran frustración. Sus interés por conocer cómo conquistar a un hombre, su vecino,  la llevarán a ir con una amiga prostituta a una fiesta de disfraces llena de concubinas, en la que se encontrará con el duque de Arden quien la mira y decide que ella será su próxima amante.

Drew es el típico caballero de la alta sociedad que juega al parchís con las damas porque va de cama en cama y tira por le toca, vamos que es guapo, con un cuerpo estupendo, rico y por encima duque, sin olvidar claro que es un gran amante. No quiere hablar del matrimonio hasta que una serie de circunstancias le ocasionan que se convierta en el maestro del amor de Rosalyn. En su caso no puede controlar la pasión que le provoca la joven, la deseó cuando la consideraba una cortesana y ahora que sabe que  es una dama esos pensamientos lujuriosos no dejan de crecer, para su desgracia.

El caso es que los dos no pueden evitar sentir deseo el uno por el otro, y aquí quizá venga una de las mayores críticas del libro, pues no hay descanso, no hay tiempo para la seducción,  es ver Drew a Rosalyn en la fiesta de disfraces de las concubinas, seguirla y al final terminar bajándole el vestido hasta la cintura y disfrutar de sus atributos superiores con ansia. Pensamiento: vaya dama más bien educada, lo conoce de unos minutos y fíjate tú. Y estoy hablando de las primeras páginas, no estoy destripando el libro.

La verdad es que no es la primera vez que veo algo parecido: dos protagonistas que se ven y se lían lengüetazos el uno con el otro, no me importa en la novela contemporánea donde todo es más liberal, pero en histórica me choca muchísimo porque ellas estaban muy protegidas, y de tocar nada de nada.

Centrándonos ya en la historia de amor, está llena de deseos, de toqueteos, y un obstáculo porque ella quiere conseguir a su vecino, lo que da mucha vida a la trama al provocar el Drew celos, eso si, sin aportar grandes giros argumentales, o escenas inolvidables. Vamos, todo un tanto previsible.

Por suerte la historia de amor se verá sazonada con un pequeño misterio que gira en torno a un pelirrojo ladrón bastante insistente que le da bastante vidilla al conjunto.

Los secundarios correctos, aportan el toque justo para que la historia no decaiga.

Seducir una mujer es un libro normalito, bien escrito, bien editado y con una trama simplemente correcta. Personalmente me gustan más otras novelas de esta autora.

Quizá te interese
amorenelcastillo

tentacion

Amor en el castillo
Irresistible tentación
Una dama inocente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s