Aventuras, Ciencia ficción, Cine

Invasión a la Tierra.

Siempre he pensando que en el hipótetico caso de que nos invadieran los extraterrestres ibamos a tener un grave problema porque comparados con ellos nuestra tecnología, la que nos permitiría luchar contra ellos no sería lo suficientemente desarrollada para hacerles frente. ¿Qué podríamos hacer nosotros que solo hemos ido a la Luna con unos seres que están invadiendo un planeta entero? Pues muy poco.

El cine ha considerado la idea de los alienígenas de diferentes  maneras, para unos son unos auténtico depredadores que nos llevarían casi a la extinción, para otros son seres curiosos y amables que solo nos están estudiando, en otras ocasiones la Tierra es su segunda residencia después de que la primera explotara… Las opciones son muchas, unas elegidas con acierto y otras no tanto. En cualquier caso hace unos años se produjo un cierto resurgimiento del género con “Independence Day” y “Mars Attacks” una más seria y menos gamberra que la otra pero divertidas las dos, pero aún quedaban muchas historias que contar y que merecían reflejarse en la gran pantalla.

Después de ver “Skyline” que tuvo el placer de ser la peor película que vi el año pasado, un subproducto dificil de calificar por lo malo que es, la duda sobre si se podía crear una buena película de acción sobre este argumento quedaba en el aire.

Invasión a la Tierra del director Jonathan Liebesman es la última entrega de ciencia ficción a lo grande que nos presenta Hollowood. En escenario Los Angeles. Los protagonistas los marines estadounidenses   y unos extraterrestres sanguinarios que intentan erradicar a toda la humanidad y llevarse todo el agua del planeta.

 

Durante años ha habido casos documentados de avistamientos de OVNIS en todo el mundo. Pero en 2011, lo que hasta ese momento eran simples avistamientos resulta una terrible realidad cuando la Tierra es atacada por fuerzas desconocidas.

El sgt Michael Nantz (Aaron Echkart)  ha decidido retirarse después de que algunos de sus hombres murieran en combate. Ya ha firmado los papeles cuento los extraterrestres deciden intervenir y él vuelve al ejército al incorporarse a la unidad que el segundo teniente William Martínez ( Ramón Rodríguez) que tiene la misión de rescatar a los civiles que pueden haberse quedado atrapados en el territorio del enemigo. En el grupo va un variopinto grupo de soldados que no admiten al sargento porque conocen lo que ha pasado con sus hombres. A este grupo de incorporará la sargento Elena Santos ( Michelle Rodríguez), y un grupo de civiles que deberán llegar a lugar seguro.

Mientras todos son testigos de cómo caen las grandes ciudades del mundo, Los Ángeles se convierte en el último bastión de la humanidad en una batalla que nadie esperaba. El sargento Nantz de la Marina y su división son los que tendrán que definir los límites frente a un enemigo como jamás se habían encontrado.

El argumento lo dice todo, si se espera conocer algo más a lo largo e las dos horas que dura la película se llevará una decepción. Pero si solo quiere ver una cinta no muy original pero con un gran despliege de efectos especiales y de medios pirotécnicos seguro que disfrutará.

Por eso al criticar esta cinta debemos separar la parte argumental de la parte visual. También hay que entender que quien pone el dinero para hacer la película determina quien serán los héroes de la misma lo que  llevará a que en ocasiones el patriotismo estadounidense con su defensa a ultranza de la bandera pueda darnos ardor de estómago. Del mismo modo que la aparición de los “típicos niños” a los que hay que proteger a toda costa. Demasiado manido todo pero no es ninguna sorpresa porque el guionista es Christopher Bertolini quien fue el guionista de “La hija del general” y luego de una película para la televisión. No tiene la suficiente soltura para hacer un trabajo más competente o desarrollado.

Argumentalmente como ya he dicho no es solvente, pues no hay nada sorprendente, inquietante, o meritorio, aunque si es interesante ver como se reinventa el género bélico creando un nuevo enemigo alejado de los tradicionales nazis, japoneses o terroristas musulmanes.  Cambiamos de enemigo pero nada más porque muchas de las escenas que vemos nos recuerdan a cualquier película sobre la II Guerra Mundial, con un intercambio constante de balas y disparos.

Es también muy decepcionante que durante la cinta nos estén machacando de un modo cruel el gran valor que tienen los soldados estadounidenses que son capaces de morir con la sonrisa en la boca si lo hacen por su país. Soportable si se menciona una vez, indigesto si se repite a lo largo de dos horas. Pero como dije antes quien paga decide como se hace las cosas. En España los protagonistas sería los legionarios, soldados de pecho el pelo que tienen de mascota una cabra, que al final sería  la salvadora del mundo. Seguro. Y actuaría mejor también.

Los actores están solventes, Aaron Eckhart siempre hace un muy buen trabajo y aquí no es la excepción, es quizá el único que está bien en su papel, que lo hace creíble pese a  ser un personaje que presenta sus pequeños fallos. Michelle Rodríguez (Perdidos) está bien, pero no presenta un contrapunto interesante dentro de la trama, y su papel es demasiado limitado a ser una simple soldado. Disparar y nada más. El resto correcto y alguna sobreactuación el alguna escena concreta, quizá necesario con un guión tan plano.

En cuento a los efectos especiales también podemos ver diferencias pues por un lado está aquellos que desarrollan las diferentes naves invasoras con unos resultados muy solventes, y por otro aquellos que son de batallas cajeras, no tan bien planteados porque las batallas entre los marines y los extraterrestres se producen casi sin que se vean los malos. Tiros por un lado, disparos por otro, un fuego entrecruzado algo caótico que se agudiza más con la peculiar manera de flimar, como si se tratara de un documental en el cual un cámara siguiera a los soldados a donde van. Esto conlleva un movimiento nervioso de la imagen que se mueve de un lado al otro sin pausa y que puede llegar a ser algo irritante después de un cierto tiempo.

Invasión a la Tierra es una película de extraterrestes que viene siendo una oda a los marines de los Estados Unidos. Nada más. Sería interesante ver alguna vez una película en la que la salvación del mundo se debiera al trabajo conjunto de todos los pueblos.

Como curiosidad mecionar que los extraterrestes sin sus corazas de metal parecen pulpos mal diseñados. No sé que les ha dado a los diseñadores de efectos especiales que ponen tentáculos a todo extraterrestre que ven.

En fin una película para pasar el rato nada más. No se puede tomar en serio.

Calificación: 6/10

Quizá te interese

Valor de ley
Enredados En tiempo de brujas
Anuncios

3 thoughts on “Invasión a la Tierra.”

  1. Hola, Welzen.
    Es la primera vez que entro en tu blog y he leído un par de críticas tuyas (perdonda que te tutee). Estoy de acuerdo con algunas cosas y en desacuerdo con otras, pero para eso inventó Dios la libertad de pensamiento. Lo que ya no llevo tan bien es que, para criticar una película debas dejar en mal lugar a una institución como La Legión. La Legión, como todo, se puede criticar por sus rarezas; puede caer mejor o peor; incluso, debido al desconocimiento o falta de interés, puede hacer gracia que tengan una cabra (chivo, jabalí, mono,etc.) como mascota (por cierto, es interesante conocer la historia del por qué de esta tradición y verás que nada tiene que ver con la arbitrariedad). Pero lo que es indudable, es que La Legión al igual que el resto de las unidades de este nuestro Ejército, sirven a un bien común preservar nuestra sociedad (y a nuestros “queridos banqueros”), y entre otras cosas, que tú puedas ejercer tu libertad de expresión en un blog o en cualquier lugar sin miedo a ser ajusticiada libremente, por ejemplo, por el mero hecho de ser mujer y ofrecer tu opinión públicamente, o por criticar a un institución del estado (ambas con penas que van desde el encierro de por vida hasta la muerte). Así que, por favor, critica las películas tanto como quieras, pero deja a La Legión tranquila.
    Por cierto, ten por seguro que, por supuesto, seríamos los salvadores del planeta.
    Un saludo de un legionario.

    1. Creo que has malinterpretado mi comentario. Lo que quería decir es que mientras que en los Estados Unidos tiene a sus marines, soldados experimentados defensores de la patria hasta la muerte, en España tenemos la Legión. Y en Francia también cuentan con una Legión. Y en Reino Unido, pues tiene a los Boinas Verdes, si no me equivoco. Son esa parte del ejército que sobresale más que otra. Espero que no te haya molestado que considere a la Legión como la parte más representativa del ejército español en caso de conflicto armado aunque sea con los “marcianos”.

      El caso es que dependiendo de quien haga la película el héroe será uno un otro. Como quien pone el dinero son los estadounidenses, quien salva al mundo son los marines. Si la pagáramos los españoles sería la Legión que por casualidades de la vida tienen como mascota una cabra. Y viva la cabra. Cabra que por cierto he considerado que sería la salvadora del mundo en caso de que nos invadieran los extraterrestres.

      Sinceramente no creo que hay despreciado a la Legión y ni a su mascota simplemente he puesto una nota de humor patria a la reseña que al parecer no ha sido bien comprendida.

      Por último recodarte que estamos hablando de extraterrestes, o sea, marcianitos con muy mala leche que nos invaden. No podemos tomarnos en serio nada de la película.

      Por último como ciudadana de un estado de derecho puedo hablar de lo que quiera, eso incluye a la Legión, a los marines, a los aviadores, a los bombarderos y hasta al guardia del tráfico que está de pie controlando la esquina. Puedo hablar de las gordas y de las flacas. De los partidos políticos. De la corrupción. De las ONGs. Puedo hablar de todo y creo que hasta ese momento lo he hecho con respecto. Cuando no sea así aceptaré la “reprimenda” si la merezco porque al fin y al cabo no todos pensamos igual, si así fuera, la vida sería más tranquila.

  2. Por supuesto que puedes hablar de lo que quieras, faltaría más y espero no haberte hecho entender lo contrario; pero “soldados de pelo en pecho que tienen como mascota una cabra” no te parece algo… cómo decirlo, estereotipado (te recuerdo que hay mujeres en La Legión). Es como decir que una secretaria es rubia (por lo tanto tonta, según estereotipos), lleva wonderbra, minifalda y tacones de aguja y tiene de mascota un caniche enano con las uñas pintadas de rosa…
    Tu comentario no me ha molestado, simplemente me llama la atención el cómo nos veis la gente que no nos conoceis y creo que estoy en mi deber de intentar aclarar y alejar esos estereotipos que tanto daño nos hacen.
    Y en cuanto a lo de que “si la película fuera española, los héroes serían los legionarios”, permíteme que lo dude. Acaso en una película de Almodóvar…no, creo que no; en una de Amenábar… creo que tampoco; en una de Icíar Bollain…no… Me da a mi que, o vuelve Alfredo Mayo, o los legionarios solo seremos una reseña oscura y maligna en cualquier película española.
    Y, para finalizar, decirte que como nos ataquen los marcianos… estamos jodidos de cualquier manera a menos que como dice Goyo Jiménez, “Zapatero los deje parados”.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s