Ciencia Ficción, literatura

Ciudad sin estrellas, Monste de Paz

Ciudad sin estrellas

Montse de Paz

Editorial: Editorial Planeta, S. A.

Sello: Minotauro

Páginas: 251

ISBN: 978-84-450-7813-6

Precio: 19,00€

Premio Minotauro 2011

Ziénaga es un paraíso de cemento y neón, bajo un cielo invariablemente gris durante el día y anaranjado por la noche. Pero en los foros de los cazadores de antigüedades se habla de otro mundo fuera de los muros de la ciudad. Un mundo muy diferente al de las versiones oficiales, según las cuales un desierto inhóspito rodea las escasas zonas habitables del planeta. Sin embargo, las autoridades estatales se apresuran a sofocar estos rumores y los llamados «misticoides» son considerados rebeldes y castigados por el sistema. Un atardecer, a la hora entreluz, mientras se dirige con sus amigos al burdel de lujo más afamado de la metrópoli, Perseo Stone tomará una decisión. Y les confesará un plan insólito que hará tambalear su mundo.

Ciudad sin estrellas es el libro ganador del Premio Minotauro 2011, escrito por Montse de Paz quien se une a nombres ilustres de la fantasía española como León Arsenal, Javier Negrete o Rodolfo Martínez que lo ganaron en pasadas ediciones.

Hasta este momento no había prestado mucha atención al premio pero me pareció que el argumento de esta novela presentaba unos planteamientos muy interesantes que merecían la pena leer.

En el 2142 y la humanidad viven en ciudades protegidas por una enorme cúpula lo que les impide ver el sol, la luz del día es artificial y para ellos la noche es de color anaranjado. Las ciudades se clasifican según su función: las ciudades A son las bases de operaciones de los militares y por lo tanto secretas; las B son urbes llenas de población que trabaja y vive como pueden; las N son los vertederos donde depositan los deshechos y residuos nucleares, están muy protegidas; y las Z son zonas que no se saben si existen realmente o si es un mito de los ciudadanos de a piel.

En una ciudad B vive el joven Perseo, tiene dieciocho años, y comparte piso con su padre que trabaja en la construcción.  La madre del joven desapareció hace años cuando unos hombre del gobierno vivieron a buscarla por ser una misticoide, un grupo de “lunáticos” que creen que en el exterior de la cúpula de las ciudades, más allá de la espesa niebla existe un mundo lleno de árboles, de animales, de luz natural y de noches estrelladas.  Perseo durante años odió a su madre por su locura que hizo que él se quedara solo con su padre, pero desde hace un tiempo, tiene la apremiante necesidad de saber qué hay realmente más allá de la niebla, necesita saber si su madre mentía o si decía la verdad. Por eso traza un plan con cierta complicidad de sus tres amigos, con los que tiene un próspero negocio de internet, pero su principal aliada será Amanda, la dueña de un local de prostitución que le da el pase para ir a las zonas más peligrosas de la ciudad, dominio de bandas que controlan el mercado de la droga, pero único lugar donde se encuentran los boquetes, aperturas en la cúpula.

Sobre esta base la autora intenta construir una historia con escasa fortuna. Personalmente creo que si tengo que considerar este libro como una novela de ciencia ficción para adultos me surge un problema porque tiene demasiados agujeros tanto en sus personajes, como en su trama o en el escenario donde transcurre la historia.

En cuanto al escenario, es verdad que nos habla de una ciudad, nos la divide en barrios, en zonas y poco más. No es muy descriptiva con los que sucede a su alrededor, y eso redunda en que pese a que estamos en el año 2142 la humanidad vive casi como en la actualidad. Mete muy pocos elementos futuristas, de tal modo que si cogemos la historia y la trasladamos a nuestra época pero después de una guerra mundial no habría diferencia grandes diferencias. Nos encontramos con las drogas, la violencia, las bandas callejeras, internet, los burdeles…  como en la actualidad. Salvo el sexo cibernético poco de ciencia ficción podremos encontrar. Personalmente para mí es un gran fallo porque cuando leo un libro de ciencia ficción, quiero leer un libro  que contenga todo lo que significa ambas palabras. Y es una pena porque jugaba con un tiempo de futuro interesante y con una tecnología que había creado una cúpula para las ciudades, que no es poco. Pero a la hora de la verdad no se arriesga y se queda en lo conocido, salvo alguna pincelada muy tenue de ciencia ficción pura y dura no vemos nada. No esperaba encontrarme con Isaac Asimov pero si consideramos que estamos ante una novela galardonada con un premio de ciencia ficción, me esperaba mucho más.

Con respecto a la trama las primeras páginas están bien planteadas, despiertan en interés pero poco a poco la historia va perdiendo fuelle de una manera un tanto alarmante, porque no pasa gran cosa.  Es un libro excesivamente sencillo en su planteamiento, algo que no tiene que ser negativo pero que aquí si es un problema porque la autora no sabe que hacer con el mundo que ha creado ya que como bien dijimos antes, lo deja del lado olvidándose de las infinitas posibilidades que ahí se presentaban. Se centra entonces en unos personajes que no son nada atractivos.

Perseo por un lado surge con el héroe pero no lo es, es un joven que se lanza a la aventura y por casualidad consigue su objetivo. Y una vez que lo logra en vez de convertirse en un ser más adulto, más desafiante con lo que hay a su alrededor, más crítico se convierte en un “panoli”. Creo que es el mejor adjetivo que  la va.

Los diversos amigos de Perseo, no ayudan demasiado ya que cada uno presenta características algo esterotipadas: el buenazo, el gamberro, el cobarde. Con respecto al padre del chico, Jack es un energúmeno que bebe cerveza sin parar, es un canalla, agresivo, maleducado, grosero y adicto a las drogas. Amanda, es la dueña del burdel, y es un ser completamente indefinido, no sabes si va o si viene, un personaje desaprovechado porque podía dar mucho juego si la apartamos de su papel de “madame”, pero aquí no es el caso, es el personaje femenino principal y su papel como reclamo sexual está demasiado claro. Teniendo en cuanta que la obra está escrita por una mujer es muy pobre el papel que tiene las féminas en esta novela, o son clasificadas de locas, de putas, de drogadictas o de aprovechadas.

También podemos dividir a los personajes por edad. Mientras que los jóvenes, tanto Perseo como sus amigos están retratados como ganadores por su inteligencia,  los adultos de cierta edad presentan los elementos negativos: el padre de Perseo,como comentaba es un borracho y violento  drogadicto; la abuela de Prince, Tricia, es una anciana adicta a la cirugía  y aparentar ser joven; el jefe de policía y del ejército son las fuerzas contrapuestas del poder y de la ambición.

Quizá el problema de este libro es que yo creía que me enfrentaría a una novela mejor construida en todos los sentidos, no me esperaba una novela que tira hacia en género juvenil.  Quizá no la han incluido en esta categoría porque tiene un lenguaje en ocasiones muy crudo en el sentido de que los personajes están lanzando tacos cada dos párrafos. Personalmente odio las palabras malsonantes en los libros, reconozco que son necesarias en ocasiones para dar mayor realismo en la manera de hablar, pero siempre debe de haber un límite que no debe traspasarse porque le quita profundidad al personaje, lo estereotipa y así ocurre en esta novela con ciertos personajes (el padre de Perseo, el jefe de policía, el del ejército).

 También puede evitar que el libro vaya acompañado del adjetivo juvenil por el uso indiscriminado del sexo de pago, bien real o bien virtual, y del consumo de drogas como regla general en esta sociedad futurista. Ambos elementos están muy presentes pero al igual que el resto de la novela no llega a profundizar en ellos, con los que nos quedamos con un “quiero pero no puedo”.

Ciudad sin estrellas ha sido un tanto decepcionante sobre todo porque tenía muchas esperanzas de leer un libro de CIENCIA FICCIÓN (con letras grandes) escrito por una autora española no una historia descafeinada que tira hacia el género juvenil.

Solo recomendado para  aquellos lectores que no exigen mucho y que quieren una historia sencilla y sin pretensiones. Preferentemente un público joven, a los adultos ya curtidos puede que les decepcione un poco o mucho.

Clasificación: 5/10

Quizá te interese

Viento recio
Todo lo que muere
En el país de la nube blanca
Tiempo muerto
Anuncios

1 thought on “Ciudad sin estrellas, Monste de Paz”

  1. El otro día tuve en la mano este libro pero no me llamó mucho la atención y lo dejé. Y después de leer tu reseña, veo que hice bien. ¡Menos mal!
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s