literatura, Novela histórica

El fugitivo, Christopher Reich

El fugitivo

Christopher Reich

Editorial: La Factoría de Ideas

Género: Thriller histórico

Páginas: 413

ISBN: 978-84-9800-650-0

Precio: 19,95€

Julio de 1945. El fiscal federal de los Estados Unidos Devlin Judge llega a Alemania para formar parte del tribunal internacional que va a juzgar a los criminales de guerra nazis. Pero Judge tiene su propio objetivo: encontrar a Erich Siegfried Seyss, el hombre responsable de la muerte de su hermano. Seyss, antiguo oficial de las SS y velocista olímpico, acaba de huir de un campo de prisioneros de guerra dejando un rastro de cadáveres a su paso. A medida que avanza la persecución, Judge se da cuenta de que Erich Seyss no actúa por su cuenta. Es un hombre embarcado en una carrera para cumplir un último e inolvidable servicio a la patria. Y sigue las órdenes de la última persona de la que habría sospechado nadie.

 Me gustan mucho las novelas centradas en la II Guerra Mundial o en sus años posteriores, así que El fugitivo tenía todas las cartas para ser una novela que me gustase, como así ha sido.

En esta ocasión viajamos a Alemania en los meses posteriores a la rendición, un país que está dividido por los vencedores de la contienda. Por un lado están los británicos siempre con su buen hacer; los franceses que van visto como su país era conquistado por los nazis y ahora claman venganza del mismo modo que lo habían hecho décadas pasadas; los americanos con sus característicos andares y su aire de suficiencia; y por último los soviéticos con sus trajes castaños y  con su seriedad y defensa de unos ideas que pueden poner el peligro la recién conquistada paz. Cada uno gobierna una región de un país devastado por la guerra, con ciudades que son sólo ruinas y una población que se sabe derrotada.

En este ambiente nos encontramos el abogado Devlin Judge, quien está trabajando en París como abogado del Tribunal Penal Internacional que se encargarán  de los juicios que se realizarán contra los criminales de guerra nazis.  Su trabajo es tranquilo ya que se alistó en el último momento a diferencia de su hermano mayor Francis, un cura del ejército que murió en acto de servicio a manos de un oficial alemán, Erich Seyss, un antiguo héroe de guerra nazi y atleta olímpico, apodado el “León Blanco”.

Cuando Erich Seyss se escapa del campo de prisioneros donde estaba recluido, Devlin se dispone a seguirla la pista, no está dispuesto a dejar que el asesino de su hermano y de un montón de buenos soldados norteamericanos se quede libre. Y para ello tiene siete días, ni uno más.

Evidentemente entramos con esta novela en un gran tópico: norteamericanos buenos, nazi malos. Es verdad que se caen en ciertas caracterizaciones sencillas: Devlin un moreno de pelo corto, ojos marrones y cuerpo de luchador, frente a Eric con su pelo rubio claro, ojos azules, alto y de cuerpo espigado como el de un buen corredor. Uno ex matón metido a policía y luego a fiscal, mientras que el otro es un ex atleta olímpico adorado por todos sus compatriotas que termina siendo un asesino sin escrúpulos por sus ideales nazis.

Personalmente no me ha molestado para nada esta caracterización de personajes, esta gran dicotomia  tan clara porque por suerte el autor le otorga a cada uno una personalidad propia que atrapa. Aunque es verdad que  no llega a profundizar mucho en ella porque prefiere mover a ambos en un interesante juego del ratón y el gato en donde la limitación de tiempo es importante.

No estamos ante un libro de personajes sublimes pero si muy solventes. Esto se debe a que lo principal de la novela es la acción, la aventura, la trama que lleva a que Devlin deba detener a toda costa la conspiración en la que está involucrado Erich.  No estamos ante una novela que trate de desarrollar una reflexión sobre el bien y el mal, sobre los limites morales que uno debe imponerse en tiempos de guerra. Estamos ante un thriller de acción histórico verlo de otra manera no sería muy correcto ya que al final no conseguiríamos lo que pretende el libro, que es simplemente entretener.

Si Devlin representa al vencedor, Erich al perdedor,  Ingrid Bach, ex amante de Erich es el reflejo de una población que lo ha perdido todo en la guerra, que se ve obligada a pasar hambre, a sufrir con lo poco que consigue con las cartillas de racionamiento. Es el único personaje femenino y le da a la novela un toque interesante al permitir ver a Erich años antes de convertirse en lo que es, permite reflexionar sobre las causas que pueden llevar a un hombre a ser un criminal despiadado. Su relación con Devlin va cambiando a media que avanza la historia. Es un personaje interesante pero adolece del mismo defecto que los demás, es decir,  no llegamos a profundizar mucho en ella porque está al servicio de una acción en la que no hay pausas. Sin duda podría haber dado mucho más juego.

En cuanto a la trama es ciertamente previsible pero qué libro no lo es actualmente. La persecución comienza ya desde las primeras páginas y no para hasta el final,  y en medio varios encontronazos entre los personajes principales que elevan más la tensión. Me ha gustado como el autor desarrolla la acción dentro de una trama de conspiración, como ya he dicho antes no es que sea muy novedosa pero juega a unir a personajes ficticios con históricos de forma muy correcta, lo que le otorga a la historia cierta verosimilitud que la hacen más intrigante. El final es más que correcto, aunque un poco precipitado. El epílogo pone las cosas en su sitio.

No puedo terminar esta reseña sin mencionar la documentación, en este caso soberbia. Se nota que el autor maneja muy los datos históricos sabiendo perfectamente que es lo relevante para construir la historia. Todo un logro porque a veces los autores se suelen exceder en dar información como si desearan mostrar todo lo que han aprendido mientras trabajaban en el libro.

Quizá de esta excelente documentación venga la única pega del libro que ya mencionamos:  cierta falta de profundidad de unos los personajes que están al servicio de la acción.  No hubiera estado de más que la historia no se centrara tanto en los protagonistas como héroes de acción y dejara paso a otros más secundarios que podían dar pie a que se vieran reflejada la triste situación social por la que tuvo que pasar la población alemana en los meses posteriores al fin de la guerra.

Un libro que me ha gustado mucho pero reconozco que tenía muchas papeletas para hacerlo pues está ambientado en uno de los periodos históricos por el que siento debilidad.

Calificación: 8/10

Quizá te interese

Oksa Pollock y el descubrimiento de Edefia
Todo lo que muere
En el país de la nube blanca
No abras los ojos

Anuncios

4 comentarios en “El fugitivo, Christopher Reich”

  1. Al contrario que a ti este periodo no me atrae demasiado, así que de momento este título no creo que lo lea, no lo descarto del todo porque los thrillers sí me gustan bastante y si mantiene la tensión todo el libro puede que algún día me anime a leerlo.
    besos

  2. Pues comparto contigo este gusto por esta época histórica. Así que es una obra que me apunto, sobre todo, por lo que dices de que está bien documentada. Tendrá que esperar en la lista de pendientes, pero terminará cayendo.
    Besotes!!!

    1. Margari espero que si te animas a leerlo te guste.

      Tatty me gusta este periodo pero si soy sincera me gusta lo ambientado en Roma, lo Medieval… que me gusta la novela histórica independientemente del año o siglo. La ventaja de este libro es que es un muy libro de intriga, con mucha emoción y eso hace que se lea muy bien y no aburra.

  3. A mi tampoco me atrae esta época especialmente, pero lo importante es que el libro esté bien así que me lo apunto para leerlo. ¡Muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s