Cine, Fantástico

Harry Potter y las reliquias de la muerte

Han pasado casi diez años desde el estreno de la primera entrega de Harry Potter, titulada Harry Potter y la piedra filosofal. Siete libros después y ocho películas más tarde llegamos al inevitable final. A lo largo de estos años los libros mantuvieron la calidad y el estilo de las novelas, si bien tendía ha hacerse más “adolescente” (amores, celos)  a medida que creían sus héroes, mientras que las versiones cinematográficas oscilaban en calidad dependiendo de sus directores.

Inevitablemente debería de haber un final que se estrenó hace unas semanas, con “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte II” ( ficha técnica) que se puede ver también en 3D.

Antes de lanzarme al cine decidí ver la primera parte para tener las ideas más frescas. En final de  “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte I” terminaba con una trágica muerte y a Lord Voldemort más que feliz pues había encontrado por fin la varita de Saúco de la leyenda, el arma más poderosa con la que podrá por fin conquistar el mundo y derrotar a su más molesto enemigo: Harry Potter ese niño que le plantó cara cuando era solo un bebé.

Con este final retomamos la siguiente entrega en la que apreciamos como Hogwarts ha cambiado desde la muerte de Albus Dumbledore, ahora es un lugar tétrico y triste como su nuevo director, Severus Snape,  que deberá mostrar ahora a quién es leal. Mientras tanto los tres amigos, Harry , Ron y Hermione continúan con la búsqueda de los horrocruxes para destruirlos pues en ellos están escondidas partes del alma de Lord Voldemort. El final se decidirá en Hogwarts pues allí está escondido el último horrocruxes. Será el lugar para una épica batalla que decidirá en destino del mundo de los magos.

Como primera matización no soy gran seguidora de Harry Potter, y  pese a haber leído gran parte de sus libros (que me gustaron) sus adaptaciones cinematográficas me resultaron demasiado pesadas y aburridas.  Es cierto que todas las películas tenían algunas escenas muy interesantes, casi siempre en el inicio y en el final, pero el resto me resultaba demasiado monótono y en algunas ocasiones soporífero. Son películas que aburrían por eso cuando se estrenó  “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte I”  no me planteé ir al cine. Preferí verla la primera y la segunda juntas, en un corto periodo de tiempo, así que por la tarde vi la primera en casa, por la noche la última en el cine.

Lo primero que me planteo en esta crítica  es si ha sido una buena decisión hacer dos cintas teniendo como base un único libro. Es verdad que la historia necesita un poco de coherencia interna para dale sentido a todo y a veces eso lleva minutos, pero es indudable que tanto la una como la otra presentan grandes tiempos muertos que pueden ser cortados de raíz sin que merme el hilo argumental principal. Así que pueda que fuera posible hacer una película un poco más larga de lo habitual si se hubieran puesto a ello, pero quizá hubiera sido un error porque si unimos las dos nos encontamos con unas cuatro horas y aún así tenemos problemas con la narración debido a escenas inconexas, con tramas que se despachan corriendo y otras en las que se recrean. ¿Qué hubiera pasado en una película de tres horas? seguramente la película tendría demasiado agujeros.

Independientemente de su duración se podría haber pensado que con tanto tiempo y recursos el guión de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte II” podría haber sido más elaborada pero la película avanza a saltos. Tenemos escenas de acción que transcurren muy rápido en las que se producen movimientos incoherentes de la cámara que se mueve de un lado al otro acompañando a los actores y que impiden ver con claridad que ocurre ( es algo que no me gusta nada de nada y que se está poniendo de moda en el cine de acción), son escenas que duran relativamente poco y se despachan con rapidez como si el directos no tuviera soltura filmándolas. Por otro lado están las paradas, los momentos de reflexión y de tranquilidad que le quitan a la película la emoción de un golpazo porque son las escenas donde los protagonistas miran al vacío y están en plan contemplativo y reflexivo. Personalmente me provocan aburrimiento. Si hacemos cuentas salen más escenas “tranquilas” que escenas de acción.

Con respecto a los actores están muy bien en su papel, se les nota cómodos con lo que hacen, y es normal para algunos ha sido casi  diez años de su vida interpretando a un mismo personaje. De todos me quedo con Alan Rickman, en su papel de Snapes, personaje que me encantó desde la primera entrega.

La dirección técnica está muy cuidada en la que destaca una magnífica fotografía y una muy buena banda sonora. Es indudable el dinero que han gastado en ella.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte II   está acorde la con la primera entrega, es una película sobria, bien dirigida pero (para mi) carece de emoción, me llegó a aburrir en ocasiones. Además no es una película arriesgada (difícil con tanto fan) sino que discurre por cauces tradicionales que hemos en anteriores entregas. No ha estado mal pero podría haber sido mucho mejor.

 Calificación: 5,5/10

Anuncios

1 comentario en “Harry Potter y las reliquias de la muerte”

  1. No la he visto todavía y no es por falta de ganas. Pero me aburrí tanto con la primera parte que me da un poco de miedo que sea más de lo mismo. Y si tuviera que quedarme con algún personaje también sería Alan Rickman. La verdad es que Snape es mi personaje favorito del libro también. Y este actor lo borda.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s