Cine, Comedia, Drama

Four lions

Four lions (ficha técnica) es una película británica que goza de una excelente crítica y que aúna por igual comedia y drama.

La historia arranca con cuatro personajes, Omar (Riz Ahmed), Waj ( Kayvan Novak), Faisal ( Adeel Akhat) y Barry ( Nigel Lindsay) quienes son una célula terrorista británica que ha decidido dar el paso definitivo y planear y ejecutar un ataque terrorista en suelo inglés. Para ello necesitan preparación y Omar y Waj se marchan a entrenarse a Pakistán. Mientras tanto se les une Hassan ( Asher Ali) un joven rapero no muy listo.

Con este argumento su director y guionista, Christopher Morris, podría hacer un drama intenso cargado de crítica social pero ha optado por algo más sutil pero igual de eficaz. Ha decido contar la insensatez que acompaña a un terrorista suicida en su camino a base de unos personajes no tienen desperdicio.

Waj tiene una mentalidad de niño, incapaz de distinguir una gallina de un conejo, lo único que hace es seguir las órdenes de Omar, al que sigue a rajatabla. Barry es un bocazas, no ve más allá de sus narices, acérrimo a sus ideas está muy loco y eso lo hace peligroso, un fanático radical. Faisal está por está, viene de una familia muy peculiar y su gran ambición es entrenar cuervos que porten explosivos. Hassan se mete en el grupo por casualidad, no es realmente consciente de dónde se ha metido, o lo que significa ser un terrorista suicida. Por último Omar es el sensato, el que tiene un planeamiento de terrorismo más definido, más asentado, es quizá el único que sabe realmente lo que son, y lo que piensan hacer. De todos es al único que vemos con su familia, con su mujer Sofía (Preeya Kalildas) y con su hijo pequeño, al que va inculcando su propia filosofía.

A partir de este argumento se configura una historia que entrecruza muy bien la parte cómica con la tragedia.

Con respecto a la comedia tiene escenas muy divertidas, aunque algunas bien es cierto que rayan lo macabro, pero es que es fácil sonreír cuando te encuentras con un grupo de aprendices de terroristas que compran los elementos para fabrican bombas en Amazon o en la tienda de la esquina, o que usan tácticas modernas para no salir en las cinta de vigilancia, o que deciden dirimir sus diferentes opiniones sobre qué hacer explotar a grito pelado. Hablamos de un humor negro en su puro sentido porque al fin y al cabo lo que quieren hacer nuestros protagonistas es matar gente. Pero esa crítica no solo golpea a los “terroristas” sino también a las fuerzas de seguridad, a los grupos antiterroristas… a una sociedad que teme todo lo que no sea occidental.

Con respecto a la parte trágica es la que discurre en dos oleadas, la primera corresponde a la familia de Omar. Él lo tiene todo, un buen trabajo, una mujer que también tiene un trabajo bien pagado, un hijo sano e inteligente. En su vida no hay nada que lo impulse a colocarse un cinturón de explosivos y explotar por los aires. Pero lo hace con el apoyo de su mujer y con cierta admiración de su hijo. Nota a la explicación en plan Disney de Omar. Es incomprensible que se meta en todo el lío del terrorismo, pero lo hace, y está convencido de sus ideas.

La segunda oleada viene de la parte final de la historia, cuando se dan cuenta de que no hay marcha atrás. En este punto decae un poco la trama porque de golpe y porrazo ya no hay gags ni escenas graciosas, nos hemos reído con las “payasadas” de los terroristas pero ahora listos y preparados para morir y llevarse todo lo que tiene a su alrededor por los aires, el tono serio se impone de un modo claro, eso sí sin perder, la crítica que supone el terrorismo no solo desde la visión del terrorista sino también desde el punto de vista de los cuerpos policiales, sino tomar nota de las “conversaciones” del negociador o de los reportajes periodísticos o de las ruedas de prensa.

Con respecto a los actores están muy bien, no se les puede reprochar nada.

La verdad es que la sensación final que me ha dejado la película es lo absurdo que puede llegar a ser el hombre. Es una película divertida sí, pero también es trágica en su resultado final.

Clasificación: 7,50/10

Quizá te interese

Capitán América  Arrietty y el mundo de los diminutos El sicario de Dios
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s