literatura, Novela histórica, Policíaca

El caso Mao, Qiu Xiaolong

El caso Mao

Qiu Xiaolong

Editorial: Tusquets

Sello: Andanzas 746

Género: Policiaco

Páginas: 336

ISBN: 978-84-8383-289-9

Precio: 19,00 €

Cuando aún no se ha repuesto de la noticia de que su antigua novia, Ling, se ha casado, el inspector jefe Chen Cao recibe la llamada de un ministro que le insta a encargarse, sin demora y personalmente, de una delicada investigación relacionada con el presidente Mao. Las autoridades temen que Jiao, la nieta de una actriz que mantuvo una «relación especial» con Mao y fue perseguida durante la Revolución Cultural, haya heredado algún documento que, de salir a la luz, empañe la figura de Mao, «intocable» aun décadas después de su fallecimiento. Jiao acaba de dejar un empleo mal pagado como recepcionista, se ha mudado a una lujosa vivienda y se ha integrado en un nuevo círculo de amistades que sólo anhela revivir nostálgicamente las costumbres y modas de la dorada Shanghai precomunista. Chen deberá infiltrase en el círculo, recuperar el comprometedor material –si existe– y evitar el escándalo, en un caso trepidante en el que se entrecruzan la fuerza de los mitos, la corrupción de la élite política y la historia reciente de China.

La novela policial vive una época dorada gracias a las novelas de los autores del norte de Europa que poco a poco han ido colapsando las estanterías de las librerías. Este auge también nos permite que  poco a poco conozcamos a otros autores que presentan propuestas diferentes tanto en el planteamiento de los personajes como en los escenarios utilizados. Uno de esos autores es Qiu Xiaolong quien pese a vivir en los Estados Unidos desde los trece años ha situado su serie de novelas en Shanghai con un protagonista singular, Chen Cao.

El caso Mao es el quinto título de la serie del inspector Chen Cao  en el que entremezcla con sabiduría la novela policial y la histórica.

 La novela arranca con una llamada de teléfono en la que Chen Cao descubre que su antigua novia, y posiblemente el amor de su vida, ha contraído matrimonio con otro hombre porque él se negó a dar el paso decisivo para declararle sus sentimientos. Con su peculiar filosofía serena y contenida se toma la noticia de la boda de la mejor manera posible pero la verdad no tiene mucho tiempo para reflexionar porque se ve envuelto en lo que él llama caso Mao que consiste en descubrir que secreto se esconde detrás de la relación que existió entre del dictador y Shang, una famosa actriz caída en desgracia tiempo después. Ahora las autoridades temen que la nieta de Shang, Jiao, sepa “algo” que podría hacer tambalear la imagen que se tiene del dictador cuya figura tiene todavía muchos adeptos. Para conocer más a los protagonistas de su investigación Chen deberá rebuscar en el pasado, averiguar quién era realmente Mao Zedong, cómo eran sus mujeres y lo que supuso la Revolución Cultural de 1966. Pero también tendrá que adentrarse en el mundo de Jiao, una joven de oscuro pasado que visita con regularidad a un anciano que vive anclado en los años treinta, la época dorada de Shanghai.

 De este modo podemos tener una visión completa de casi todo el siglo XX,  primero con el recuerdo dorado y anhelante de los gloriosos años treinta, que contrasta con las décadas oscuras de gobierno de Mao y la Revolución Cultural, que da paso con el tiempo a una nueva visión de la sociedad china que entra ya  finales del siglo en un modelo capitalista autoritario de la mano de Deng Xiaoping .

Para engazar los distintos elementos temporales se recurre al secreto que Mao pudo compartir con su amante y que ahora puede obrar en manos de su nieta, que desde hace unos meses goza de una posición privilegiada gracias a un dinero que nadie sabe de dónde sale. ¿La joven está vendiendo secretos? ¿Es la amante de un hombre rico? Para saber qué pasa realmente el gobierno decide enviar a Chen porque hiciera lo que hiciera Mao nadie puede poner en peligro la imagen que el pueblo chino tiene en él.

El problema que se nos puede presentar es que el libro se convierta en una crítica velada o no hacia el régimen que obligó  al autor y a su familia al exilio en los Estados Unidos. Por suerte Qui Xiaolong consigue sostener a los personajes de modo que no se desvíen excesivamente hacia planteamientos de crítica política, aunque sin prescindir del todo. Gran acierto es por ello la actitud del protagonista Chen Cao, un policía que también es poeta y que sostiene la trama con mucha soltura por su gran serenidad y su visión sencilla de lo que le rodea.

De todas maneras es preciso diferenciar bien los dos ámbitos. El primero es toda la investigación histórica que realiza Chen de Mao, y otra es la investigación policial que queda totalmente deslucida con respecto a la primera de tal manera que si tuviera que considerar a esta novela no la denominaría novela policial en su sentido más puro (el asesinato se desarrolla cuando la novela está muy avanzada y la resolución es un tanto “peculiar”) sino que la clasificaría como una novela que “rememora una época de la historia moderna de China con un toque de intriga no muy desarrollado y que sirve solo de pretexto para ahondar en el pasado desde un punto de vista actual.

Visto así es una novela muy solvente, me ha gustado conocer más la historia de China  porque permite entender su presente aunque estas novelas se sitúan en los primeros años de la década noventa del siglo pasado.

Como elemento negativo está la constante mención a la literatura china con personajes que no dudan poderse a declamar en la menor ocasión. Situación que se agrava más si tenemos en cuenta que nuestro protagonista es poeta y Mao  también lo fue, de modo que además de hacer referencias constantes a sus versos también contamos con referencias a la literatura clásica. Se nota que al autor le fascina la poesía porque aquí no hay mesura a la hora de utilizarla. Eso si es una gozada poder conocer más de la cultura china por las referencias a distintas obras literarias de las que habla, a su gastronomía (la importancia del buen té), a sus casas, o a la manera de relacionarse los unos con los otros.

Otra cuestión a destacar es el final un tanto “peculiar” y precipitado, quizá porque el autor ha estado tan centrado en Mao que ha dejado la trama actual un tanto desatendida.

Pese a todo es un libro que me ha gustado bastante pese a que el desarrollo de la trama de investigación policial actual no me ha terminado de convencer. Tendré que leer los libros anteriores para ver cómo desarrolla este aspecto.

Clasificación: 6,75/10

Quizá te interese

Carta Blanca, Jeffey Deaver
Tus malas costumbres
En el país de la nube blanca
No abras los ojos
Anuncios

2 comentarios en “El caso Mao, Qiu Xiaolong”

  1. Le tengo muchas muchas ganas a esta saga, porque soy una enamorada de la cultura china, así que sin falta tengo que ponerme ya con ellos.
    Gracias por tu reseña tan detallada.

  2. Tengo esta serie de novelas entre mis pendientes, pero todavía no he tenido tiempo de ponerme con ellas. Me has dejado con ganitas, pese a esos aspectos negativos que destacas. No tiene mala pinta.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s