literatura, Novela

Underground, Suellette Dreyfus y Julian Assange

Underground

Suelette Dreyfus y Julian Assange

Editorial: Seix Barral

Género: Periodístico

Páginas: 492

ISBN: 978-84-32209-49-9

Un libro necesario sobre la fascinante contracultura que mezcla las reivindicaciones políticas, el candor anarquista y la demostración de la genialidad. Ésta es la asombrosa historia real de cómo Julian Assange, bajo el pseudónimo de Mendax, y sus compañeros en el reino del underground se infiltran en los sitios de la Nasa, el Ejército Americano o Citibank. Descubren la ciberguerra, escuchan al FBI escucharlos, buscan un refugio a su infelicidad. Tienen entre 15 y 18 años y se sienten exploradores, pero la policía los busca como a criminales.

Tuve la suerte de que me enviaran este libro gracias a Bloguzz al igual que otros compañeros de la red.

Es un libro bastante singular, muy apartado de lo que estoy acostumbrada a leer ya que es como un enorme relato periodístico que nos cuenta como comenzó el ciberactivismo que viene de la mano de los hackers.

Cuando presenté este libro hace unas semanas dije que esperaba que me abriera los ojos sobre ciertas cuestiones y la verdad es que lo ha hecho con bastante soltura.

Mi relación con el ordenador cuenta con unos cuantos años, no me considero experta pero me manejo con la suficiente soltura para no meter la pata con relativa frecuencia. Conozco algunos términos informáticos, entiendo más o menos otros, y me pierdo con varios cientos de ellos, aún así no he tenido problema en meterme de lleno en la historia porque sus autores se han centrado tanto en los tejemanejes informáticos de la época explicándolos muy bien como en las particularidades de sus protagonistas.

Nos encontramos a finales de la década de los ochenta principios de los noventa. Los ordenadores tienen sus presencia pero no tanta como la actual por lo que aquellos que se enganchan a rebuscar entre sus recovecos son más bien pocos y con unas características casi semejantes: jóvenes que están en plena adolescencia o acabándola, con mucho tiempo libre y una pasión absoluta por “entrar” en sitios prohibidos. También hay excepciones a veces generalizar es peligroso lo que nos lleva al siguiente punto, no todos son iguales, los hay que solo quieren entrar en ordenadores de universidades, de la Nasa, o de cualquier otra institución echar un vistazo a lo que se cuece por ahí y después salir sin borrar ni estropear nada, son mirones informáticos a los que el reto de poder entrar en un sitio nuevo o con mucha seguridad es lo que les mueve a perder horas y horas trazando planes. Los hay que son expertos en “trapichear” con las líneas telefónicas para no pagar por la conexión que por aquel entonces podía ser muy cara si te ponías a hablar con tus amigos de Canadá o Australia. Luego están los que buscan algún beneficio, o sea, números de tarjetas de crédito para comprar a costa de incautos, son quizá éstos los más peligrosos al menos para nuestros bolsillos.

Los hacker de “Underground” son mayoritariamente australianos, conforman en grupo central, pero también los hay ingleses y en menor medida estadounidenses. Y todos se mueven en un mundo informático prehistórico (Internet al menos como yo la conozco y entiendo es posterior en algunos años) con ordenadores que evidentemente no contaban con Windows o Ubuntu, es decir, que los hackers aquí retratos lo hacían todo a mano, a base de comandos, lo que implicaba que a veces para buscar una clave determinada tirarán de diccionario. También hay que comentar que la ingenuidad de los usuarios era tremenda, ahora mismo no se nos ocurre poner el mismo nombre para el usuario o la contraseña.

La verdad es que las aventuras que tenían que hacer algunos son increíbles, y van desde estar en furgonetas para conectarse gratis o tirar de la basura de las grandes compañías. También destaca el secretismo a medidas que existían entre ellos, crearon grupos en la red en donde el acceso era restringido aquí charlaban de cualquier cosa, se intercambiaban información, trucos, ect. Era un grupo bastante bien avenido, no les importaba cooperar entre ellos.

Claro está que sus acciones no eran bien recibidas así que poco a poco va interviniendo el gobierno australiano presionado por los Estados Unidos. Hay persecución, juico de valores y una legislación que va creciendo porque debe adaptarse a los nuevos tiempos.

Underground me ha gustado mucho, tiene partes donde la intriga es absoluta, otras en las que te puedes perder un poco con tanto concepto informático y otras divertidas como la del joven australiano que llamaba por teléfono (gratis) y reclamaba al señor McKenny (estadounidense) la pala que le había prestado, evidentemente el pobre señor no sabía ni quien era el vecino ni de qué pala hablaba. Es un libro que me he leído casi de un tirón.

Por último comentar que este libro está escrito por Suellette Dreyfus, escritora y periodista australiana que cuenta en su haber con varios galardones, y que salió a la luz en 1997, pero se ha reeditado en diferentes años lo que lleva a que podamos contar con unas conclusiones realizadas este año dándole al libro una visión más global y actualizada. Julian Assange también hace un epílogo escrito también este año donde muestra un poco el espíritu del libro.

Ya como cotillas decir que Julian Assange no es conocido por su labor periodística sino por ser el creador de Wikileaks el portal que ha hecho tambalearse a algunos gobiernos por sacar a la luz sus “secretos más sucios”. Es un personaje singular allá donde vaya y evidentemente en su juventud fue un reputado hacker (algunos lo identifican con “Mendax” pero él no se pronuncia) y se le considera culpable del “terror” que vivió a Nasa en octubre del 1989. Todo un genio informático.

Clasificacion: 7,75/10

Quizá te interese

Carta Blanca, Jeffey Deaver
Tus malas costumbres
En el país de la nube blanca
No abras los ojos
Anuncios

4 thoughts on “Underground, Suellette Dreyfus y Julian Assange”

  1. A mí también me encantó, está claro que no es la típica novela que estamos acostumbrados a leer pero es muy interesante y las anecdotas que cuenta sorprendentes, yo estuve enganchadísima desde el principio, me alegro de que te haya gustado
    besos

  2. Son varias las reseñas que he leído ya sobre “Underground”, y la valoración general es bastante positiva. Es, por tanto, un libro a tener en cuenta.

    ¡Un saludo!

  3. Tanta reseña positiva está haciendo que al final me plantee leer este libro. Seguramente caiga, pero más adelante, cuando aligere un poco la lista de los pendientes que tengo por casa.
    Besotes!!!

    1. Tatty me alegro que te gustara a tí también.

      Jesús si es un libro que vale la pena.
      Margari, espero que si te animas a leerlo no te decepcione sino siempre podemos esperar a la película, ya que se va a hacer una adaptación dentro de poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s