Juvenil, literatura

Las estrellas se pueden contar, Giulia Carcasi

Las estrellas se pueden contar

Giulila Carcasi

Editorial: Planeta Internacional

Género: Romance juvenil

Páginas: 331

ISBN:978-84-08104-88-9

Precio: 16,90€

Alice está en el último curso en el instituto. Se está preparando para la selectividad y los últimos exámenes mientras, a su alrededor, están pasando cosas nuevas, excitantes y desconocidas : el primer amor, la primera vez… es difícil ser adulto, y aprender a ser uno mismo… Además, en su casa las cosas no van muy bien, su padre está bastante ausente por motivos de trabajo, aunque Alice sospecha que hay algo más. El mundo adulto es un caos y el suyo también, pero es de lo único que puede ocuparse. Carlo es de los que se sienta siempre en el último pupitre, pero no por estar con los más cool sino porque se siente diferente a todos los demás, siente que no encaja… es tímido, un poco desastre, se esconde tras un par de gafas que le hacen parecer distraído y empollón y siempre, siempre llega tarde… Está harto de todo.

Las estrellas se pueden contar es la primera novela de la joven escritora italiana Giulia Carcasi. Por una portada más que atractiva esta novela nos cuenta la historia de Alice y Nico, dos estudiantes que están en su último curso de instituto, y lo hace de una forma novedosa porque divide en libro en dos partes. La primera será la historia de Alice y la segunda la de Nico. Ambas se entrecruzan, comparten las mismas escenas pero vistas desde la perspectiva de cada uno porque ambas están contadas en primera persona lo que le da una gran originalidad a la historia.

Con respecto a la primera es la historia de Alice, una joven muy buena estudiante, su mejor amiga es Carolina quien va a la universidad y siempre está rompiendo con su novio. Nuestra protagonista es una joven normal, que piensa mucho las cosa, algo fantasiosa, teatrera intelectual y con cierto espíritu rebelde. Es una joven que presenta bastantes cambios de humor, a veces está contenta, otras triste… no sé si es porque la autora ha querido así reflejar las dudas, inquietudes y desconfianzas que tiene una joven de dieciocho años o le ha salido así el personaje. En cualquier caso no me he llegado a identificar con el personaje, me ha parecido en algunas ocasiones demasiado “artificial”.

Nico es el raro de la clase, siempre llega tarde a pesar de que su madre haga de despertador humano todos los días. Es uno de los más listos de la clases pero no el más popular porque viste cualquier cosa, llega unas gafas horribles y su peinado deja mucho que desear. Ha estado enamorado de Alice desde hace tiempo pero nunca ha habido nada entre ellos. Su vida cambia cuando tropieza con un “objeto” en la calle, él considera que es su lámpara maravillosa, lo que le permite cambiar de vida. Es un encanto de chico al que le deseas que todo le vaya bien, y sobre todo que consiga por fin alcanzar uno de sus sueños, estar con Alice. Me ha gustado mucho este personaje.

Cuando comienzan sus relatos ambos tienen muchos puntos en común: son los más listos de la clases, no han mantenido nunca relaciones sexuales, y no son muy populares. Con el tiempo sus vidas seguirán caminos paralelos, en cuanto a la relaciones que mantienen con otras personas o la manera de ver el mundo.

Era casi inevitable que llegara un momento en que los dos estuvieran juntos. Supongo que serán de esas parejas que son perfectas, que pueden dar vueltas en la vida para llegar siempre al mismo sitio: a los brazos del otro. No me los imagino separados.

Tenemos entonces una misma historia contada por dos personas distintas que la viven en primera persona y por eso su estilo difiere un poco el uno del otro. El de Alice es un poco más “florido”, “teatrero”, “melodramático”, “metafórico”, “poético” como se puede ver en este fragmento.

“Carolina está tumbada boca arriba, con la mirada perdida en ese prado azul que tiene encima. Yo estoy boca abajo y la miro, me he peleado con ese cielo”

El de Nico, es más sencillo, más depurado, más simplista, más cercano y por ello su modo de contarnos su historia de amor hace que ésta sea más real. Curiosamente me ha gustado más su parte que la de Alice quien me llegó a saturar con sus “recursos estilísticos literarios”.

El estilo narrativo es sencillo en exceso, casi austero algo que no me termina de convencer. Me recuerda a Federico Moccia y sus novelas, y no es bueno porque son libros que no me entusiasman. Supongo que la sencillez a la hora de narrar estas historias hace que sean muy fáciles de leer lo que es un valor añadido para los más jóvenes, pero a mí me gusta “mascar” más la historia, recrearme en los paisajes (no hay descripciones y si las hay son escasas de solo unas líneas) y en las caracterizaciones de los personajes (los secundarios como los padres o los profesores están estereotipados al igual que algunos compañeros de clase: Ludovica la ligona del turno, Andrea el listillo pijo, Giorgio el guapo, Silvia la fea que además es una chivata y una pelotera de los profesores…) pero es difícil cuando estás contando una historia muy sencilla con planteamientos sencillos y narrada por encima en primera persona.

Las estrellas se pueden enamorar es un correcto libro que tiene elementos muy interesantes, me ha gustado la duplicidad a la hora de contar esta tierna y honesta historia de amor pero su protagonista principal en algún que otro momento me llegó a molestar con sus actitud. Supongo que no se puede tener todo.

Como crítica más incisiva, una reflexión. Es evidente que estamos ante un libro de clara orientación juvenil lo que implica ponerse en la piel de los lectores y asumir sus gustos para crear una historia por la que no duden en pagar unos quince euros por comprar el libro. Evidentemente una de las cuestiones que más suelen hacer los estudiantes es “demonizar” a los profesores. Aquí Giulia Carcasi lo hace con todos los profesores, no hay ni uno que merezca la pena, solo están para fastidiar a sus alumnos o para insinuarse de manera incorrecta. No conozco la actitud de los profesores italianos pero será como en todo el mundo y en todas las profesiones, los hay buenos y los hay malos. No era necesario para la historia darles aquí una visión tan negativa.

Clasificación: 6/10

Quizá te interese

Carta Blanca, Jeffey Deaver
Tus malas costumbres
En el país de la nube blanca
No abras los ojos
Anuncios

4 comentarios en “Las estrellas se pueden contar, Giulia Carcasi”

  1. Muy buena reseña, aunque no es un libro que me haya llamado especialmente la atención. Por ahora, lo dejo pasar, que ya tengo demasiado abultada la lista de pendientes.
    Besotes!!!

  2. El otro día lo tuve en la mano y al final me lleve uno de Emma Wildes, me convence más su estilo y despues de leer tu reseña, creo que hice bien, aunque creo que en algún momento habre de darle una oportunidad

  3. Lo empecé justo ayer. De momento me gusta, me da un aire a Moccia, a ver como sigue.
    El tema de los profesores a ver cuando me lo tomo cuando llegue pero creo que tendré la misma opinión que tu.

    Un beso
    Dácil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s