Novela, Novela romántica

La sonrisa de las mujeres, Nicolas Barreau

En París, de vez en cuando, llueve a cántaros y sopla el viento del norte tan fuerte que parece no haber resquicio donde refugiarse. Como cuando las borrascas llegan al corazón y no sabemos cómo ni dónde esperar a que escampe.

Para Aurélie las casualidades no existen. Una tarde, más triste que nunca, se refugia en una librería y en un libro. Arrebujada en sus páginas, Aurélie reencuentra la sonrisa que creía haber perdido para siempre. Y muchas cosas más.

La sonrisa de las mujeres de Nicolas Barreau llega a España después de cosechar un gran éxito en Europa. Las alabanzas que podemos leer sobre este libro son muchas. Y todas son ciertas. Es difícil encontrarse con un libro que cumpla con todas las expectativas que unas simples frases promocionales dan a entender. Generalmente esas pequeñas frases laudatorias reflejan lo que opina un lector o un critico con el que uno raramente suele coincidir. Pero esta novela es la excepción porque este libro es divertido, entrañable y con el que disfrutas desde el primer momento.

 Nuestra historia comienza con Aurélie,  una joven dueña de un pequeño restaurante “Le temps des Cerises” en el centro de París. Mantiene una relación con Claude un escenógrafo de teatro muy temperamental. Su vida va bien a pesar de que aún hecha de menos a su padre, fallecido unos meses antes. Por desgracia una tarde llega a casa y descubre que Claude se ha largado llevándose todas sus cosas y dejándola una nota escrita con tres frases en la que le confiesa que ha conocido al amor de su vida. Aurélie no se toma muy bien la decisión, y cae en una espiral de tristeza que le lleva a deambular por París en un día de lluvia. Compra un paraguas con la cabeza de pato.  

Y mientras mira el Sena  con sus ondulantes aguas un gendarme muy amable intenta impedir que se tire al río. A pesar de que ella no tiene intención de tirarse el policía le cuenta que no vale la pena suicidarse. Aurélie no le queda más remedio que intentar escapar de las amables intenciones del policía y se refugia en una pequeña librería donde compra “La sonrisa de las mujeres” una novela escrita por Robert Miller, un inglés. El libro atrapa a nuestra protagonistas y eso que a ella no le gusta leer pero es que en él se cuenta la historia de amor entre un inglés y una joven francesa. Aurélie se queda asombrada porque su restaurante, su vestido e incluso ella están reflejados en la novela. Ahora necesita hablar con el escritor y conocer cómo es posible que ella sea la protagonista de su libro.

Por su parte tenemos a André Chabanais, editor de una editorial parisina que está metido en un buen lío porque su jefe, monsieur Monsignac quiere que él traiga a Paris a Robert Miller para seguir promocionado su libro que ha cosechado un más que respetable éxito. El problema es que André no puede traer a Robert Miller, escritor, amante de los coches, marido abandonado y poseedor de un perro. No voy a decir qué problema hay con Robert porque le quitaría gran parte del encanto al libro. Es un secreto que merece ser descubierto. El caso es que André,  que como él dice guarda un gran parecido con el editor de “La casa de Rusia” interpretado por Sean Conney,  se van metiendo cada vez en más problemas. Al intentar solucionar uno le surge hasta llegar a la conclusión de que lo mejor es el asesinato. Pero no del perro que no tiene la culpa. Y para mayor complicación aparece en su vida Aurélie de la que se enamora nada más verla. Pero Aurélie quiere a Robert Miller y  no a André.

A  partir de esta trama se desarrolla una novela en la que prima la buena calidad literaria. Es una gozada de libro no solo por lo bien que están tratados los personajes y por el desarrollo estupendo de la trama. Es un gran libro porque en él se respira cierto aire de encanto, tiene un toque que encandila y que hace que sumerjas en las calles de París, con sus cafés, su comidas y su modo de vivir. También refleja un amor por  la  literatura, por crear historias que me ha recodado a “La mujer de papel”  de Guillaume Musso, que también tenía un encantador juego entre la realidad y la ficción. 

A ese toque maravilloso le añadimos un  escenas realmente divertidas. Las primeras páginas son un poco trágicas por el abandono del novio de la protagonista, pero a partir de la compra del paraguas con la cabeza de pato y de la interrupción del policía, el libro pasa a ser muy divertido. Es una novela que te provoca una sonrisa permanente y que en mi caso me ha ocasionado más de una carcajada pero es que con André y su amigo inglés Adam, que también es editor, no es fácil aguantar la risa porque estos dos son terribles.

Debo destacar por último que este libro solo tiene 272 páginas. Puede parecen pocas. Si comparamos con otras novelas lo son, pero  es que la historia está perfecta con esta extensión. Añadirle más capítulos seguramente haría que la trama principal se extendiese demasiado, lo que la perjudicaría. También es un acierto no desarrollar subtramas que acompañen a la historia de amor principal. Contamos con algunos secundarios muy jugosos, como la madre de André, el hermano de Adam, la amiga de Aurélie, o los que trabajan con ella en el restaurante, pero solo los conocemos por lo que nos dicen los protagonistas porque son ellos los que cuentan la historia. Al principio es Aurélie quien nos habla, luego pasamos a André, de nuevo a Aurélie… se van alternando, lo que provoca un juego de pensamientos muy interesante.

“La sonrisa de las mujeres”  es una magnífica novela, divertida pero a la vez reflexiva, en ella se demuestra que existen casualidades que pueden cambiar una vida.  Sin duda, uno de las lecturas imprescindibles de este año.

Clasificación: 9,25/10

La sonrisa de las mujeres Nicolas Barreau Editorial: Espasa Colección: Espasa Narrativa. Páginas: 272 ISBN: 978-84-670-3713-5 Precio: 19,90€

Quizá te interese

Carta Blanca, Jeffey Deaver
Aprendiz de asesino
Perturbado
Una luz en la ventana
Anuncios

10 thoughts on “La sonrisa de las mujeres, Nicolas Barreau”

  1. No conocía la novela sino de ver la portada por ahí pero tu reseña me ha gustado muchísimo!
    Creo que en estos tiempos es dificil encontrar novelas tan completas y con tanta calidad como la que has dicho así que apuntadísimo queda.

  2. Me embebí el libro de una sentada. Pude disfrutar y vivir con tal frescura los pasajes que página a página se relatan: sentir el aire al lado del Sena, la lluvia y los copos de nieve; respirar los aromas y saborera las delicias culinarias a la que alude, escuchar la música y emociarme como si yo fuera la misma Aurelie.
    Reconozco que no es una lectura profunda pero si muy grata y la trama te atrapa desde el primer instante.
    MCarmen

  3. Lamento discernir contigo, Welzen. A ver, el libro me ha gustado y me ha entretenido bastante, no lo niego. Es un libro ameno y nada pretencioso, pero, desde mi punto de vista, no se merece tanta nota. Bien es cierto que te encandila, pero libros donde uno de los protagonistas finja ser quien no es, o ser otro del que es en realidad hay a patadas. En ese sentido no es nada original, e incluso se te hace predecible. Desde el primero momento sabes cómo va a terminar todo. Además, ese “amor” que hay entre ellos es muy poco creíble. ¿Apenas saben nada el uno del otro y ya se enamoran al primer beso? Teniendo en cuenta que ella está interesada en Miller, no en el editor. Pero este la besa, ella se olvida de todo, ¿y ya está? No hay ningún tipo de profundidad en su relación, ¿qué saben del otor? ¿Una mínima charla en la cena que compartieron en La Coupole (no recuerdo si se escribía así exactamente)? Poco creíble me pareció a mí, sinceramente.

    Aún así, no niego que la pluma del escritor es muy buena, además de estar ambientada en París, escenario de preciosas historias de amor. Además, hay frases preciosas en el libro que te enamoran, pero la historia en sí no.

    1. Aineric es posible que el libro no merezca esa nota pero es una valoración personal que no tiene que coincidir ni con su calidad literaria ni con otros lectores. Yo se la puse porque me divertí muchísimo con el libro, su lectura me hizo pasar unas horas estupendas de las que guardo un grato recuerdo. Es verdad que la historia puede pecar de precipitada en cuento a la historia de amor pero como soy lectora habitual de novela romántica estoy acostumbrada a cambios de parecer porque generalmente en estas historias el amor entre sus protagonistas es algo visto y no visto, así que en “La sonrisa de las mujeres” por lo que no me extrañó para nada la relación entre ambos personajes.

  4. Acabo de terminar de leer el libro y me ha entretenido mucho no es una lectura muy sencilla pero engancha desde el principio.
    Soy una enamorada de París.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s