Novela fantástica

Dinero a mansalva, Terry Pratchett

Después de haber organizado con gran éxito el servicio de correos en Cartas en el asunto, Moist von Lipwig (Húmedo Mustachen), ex timador y tramposo, se aburre. Y ya se sabe que cuando Húmedo se aburre es capaz de hacer cualquier cosa. Lord Vetinari, el tirano de la ciudad, le propone una oferta irrechazable: dirigir el banco más importante de la ciudad y salvarlo de la ruina. Húmedo acepta el reto de mala gana y va más allá del encargo propuesto. Así, tiene una revelación: ¿qué ocurriría si la ciudad prescindiera de su dependencia del oro? Pero no tardará en darse cuenta de que no es tan fácil oponerse a siglos de prácticas bancarias y, a pesar de su ya conocido e irresistible encanto, Húmedo se verá atrapado por distintos flancos en esta nueva aventura.

Dinero a mansalva” es la entrega treinta y séis de la fantástica serie de Mundo Disco. En este caso tiene como protagonista a  Húmedo Mustachen antiguamente conocido como Albert Relumbrón, protagonista de “Cartas en el asunto” o “Going postal“. Hablamos de un timador, un embaucador que cómo el mismo dice solo engañaba a los querían engañarle a él y a aquellos a los que la codicia les podía más que la sospecha de que el negocio no podía dar tanto beneficios como aseguraba Húmedo. Por suerte su paso por la cárcel, por el cadalso y por el viaje hasta el fondo de él con una cuerda al cuello no terminó con su vida sino que lo llevó a cambiar de nombre y a ser el mandamás del servicio postal de Ankh-Morpork, y todo por el persuasivo y opresivo empuje de Lord Vetirani.

 Ha pasado un año  y Húmedo Mustachen empieza a mostrar signos de aburrimiento que le llevan a intentar entrar a hurtadillas en la Central de la ofician de correos. A pesar de que sabe qué todo va bien, está vivo para contarlo y tiene una novia que su bien es una fumadora empedernida y algo obsesiva con los golems, le quiere tal y como es. Pero su vida empieza a ser algo monótona, lo que no quiere decir que desee volver a ser lo que era, tan solo añora un poco la emoción que conllevaba planear un timo, o disfrazarse con extrañas pelucas.

Para su desgracia Lord Vetirani, al que nunca hay que decir no, desea que se haga cargo de uno de los principales bancos de la ciudad, que está en poder de los Espléndido, una familia de viejos ricos cada cual más chalado por seguir siendo viejos ricos. Húmedo rechaza amablemente el ofrecimiento pero la vieja presidenta del banco ha muerto y él se ha convertido en el guardián del nuevo presiente que posee un cincuenta y un por ciento de las acciones. No sería problema sino no fuera porque quien dirige ahora el cotarro es el señor Tiquismiquis, un perro pequeñajo con la tendencia a babearle la cara. Húmedo no tiene escapatoria. Ahora le toca poner el banco al día  y hacer dinero a mansalva.

Para los que hayan leído antes a Terry Pratchett sabrán que no hay que dejar de leer este libro. Es tan bueno como los demás. Como ya dije en anteriores ocasiones que con este autor me divierto muchísimo pero también me permite reflexionar sobre diversos temas. Porque no puede uno olvidarse que pese a que estamos en Mundodisco, y en concreto en Ankh-Morpork, ciudad gobernada por el dictador lord Vetirani y en donde viven en “casi” armonía humanos, gnomos, vampiros, golems, enanos, brujos, no muertos… y demás seres, sus problemas nos tocan de cerca.

En este caso el elemento sobre el que gira la novela y sobre el que se va a lanzar una divertida crítica es el mundo de la banca. En Ankh-Morpork existen diversos bancos privados, manejados por las grandes familias de antaño que hicieron su riqueza hace siglos gracias a las poco honorables acciones de un antepasado. Uno de esos bancos es el de la familia Espléndido quien cree que puede hacer lo que quiera.

La banca al igual que en otro mundo tiene unos elementos fijos, necesita de un gran edificio, en este caso un antiguo templo construido antes de sabe a qué dios podía pertenecer. Grandes cortinajes, suelos de mármol, oscuros trabajadores y una manera de trabajar que no ha avanzado en siglos. Húmedo va a revolucionar este mundo, no solo porque se pone al frente de todo con la misma desvergüenza que lo caracteriza pero plagado de buenas ideas. Decide modernizar el banco, mostrar otra cara, cambiar las reglas del juego con un nuevo concepto,  “el papel moneda”. Rlegas que por cierto no termina de comprender muy bien, ya que como él mismo reconoce, no tiene nada de banquero. Pero si tiene buenas ideas y una mente clara de que es lo que necesita la gente en cada momento. Por eso era el mejor timador.

En contra toda la familia Espléndido presidida por un par de hermanos, él obsesionado por convertirse en Lord Vetirani,  y ella con la creencia de que todo lo que diga es cierto.

Le añadimos una especie de científico loco que ayudado por un Igor intentan construir una máquina con cubos de agua y tubos que prediga el comportamiento económico en el sótano del banco; un cocinero alérgico a la palabra “ajo”; el cajero jefe, Mavolio Doblado, personaje incapaz de reírse y que guarda un secreto de lo más jugoso; una novia que ha engañado a un rey enano y con la que termina haciendo nigromancia para hablar con un mago muerto hace siglos obsesionado por las chicas guapas; un secreto antiguo y alguna que otra cosa más.

Como se puede ver no hay tiempo pare el descanso, en este sentido es un libro trepidante en el que siempre pasa algo, no hay ninguna parte que resulta aburrida o esté de más.

En cuanto al componente social que sirve de crítica está todo lo referente a la banca. Aquí matizar que esta novela fue publicada en el 2007, cuando estalló la crisis mundial que poco a poco se fue haciendo cada vez más profunda. No es cuestión de elucubrar qué hubiera pasado si se hubiera retrasado su creación unos años, posiblemente puede que Terry Pratchett le hubiera dado un toque más negro. En cualquier caso “Dinero a mansalva” critica la forma de actuar de las familias que tienen riqueza vieja que poco a poco va menguando con cada generación y cuya única obsesión es el dinero  y las apariencias. También está todo el problema del “patrón oro”, y lo extraña que puede llegar a ser la economía que se deja guiar a veces por simples rumores y en donde la confianza es uno de sus valores más altos.

“Dinero a mansalva” es otra estupenda novela de Terry Pratchett, que como siempre consigue crear novelas divertidísimas con las que disfruto mucho.

Como nota comentar que sale algunos personajes de la Guardia de la ciudad, entre los que está Zanahoria, y el mismísimo Sam Vimes, que no se fía del todo del antiguo timador. Por cierto Lord Vetinari, ya tiene pensado para nuestro más honrado ex timador otro trabajito. El tercer libro de Húmedo fue anunciado en el mismo año de su salida al mercado inglés, 2007,  y llevará por título Raising Taxes. Por el momento su autor no tiene previsto publicarlo este año así que habrá que esperar al 2013.

Dinero a mansalva  Terry Pratchett. Editorial: Plaza y Janés. Género: Fantástico. ISBN:978-84-01-35223-2 Páginas: 400. Serie: Mundodisco 36

Clasificación: 9,50/10

Quizá te interese

La devoción del sospechoso
La sonrisa de las mujeres
Los cien mil reinos
Tiempo de lobos
Anuncios

3 thoughts on “Dinero a mansalva, Terry Pratchett”

  1. ¡Qué ganas tengo de disponer de más tiempo libre para descubrir esta serie! De momento, tengo en casa “El color de la magia” para cuando quiera comenzar. ¡Saludos!

  2. ¡Buenísima reseña! Y yo que sigo sin descubrir a este autor. Pero con reseñas así desde luego hay que empezar a hacerle un hueco ya, que dejas con muchísimas ganas.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s