Animación, Cine

Los Teleñecos “Muppets”

Una de las cosas que tenía clara era que iba a ir a ver esta película con alguno sobrino, aunque para ello tuviera que “arrastrarlo” metafóricamente al cine. Por suerte hace años le compré a uno de ellos un DVD de Gustavo la rana reportera más dicharachera, la cinta trataba de su vida antes de ser famoso  y descubrir su vocación. La ha visto tantas veces que la posibilidad de ver a Gustavo en la pantalla grande le hacía mucha ilusión.  Evidentemente no iba a decirle que no que para eso somos la tía preferida de la familia.

El caso es que hacía más de seis años que no contábamos con una película de estos personajes, es más, ni siquiera se emitían sus antiguas películas en las épocas típicas de vacaciones escolares. Ni sus especiales. La era digital los había apartado. Algo que no está nada bien porque si algo tienen los teleñecos es que son estupendos, te diviertes con ellos y por encima los pequeñajos aprenden cosas.

Antes de comentar la película una puntualización.  Por una parte es comprensible que se mantenga el nombre en inglés de los bichejos de felpa. Muchas de las referencias visuales se refieren a este nombre. Pero por otro lado no hubiera estado de más que tradujeran el título por “Los Teleñecos“, como los hemos conocido toda la vida. Los hace más cercanos. Yo voy a seguir llamándolos así. Al fin y al cabo Gustavo es el nombre que le damos a la rana ya que en realidad se llama Kermit.

Todo comienza con dos hermanos, Walter y Gary (Jason Segel) a los que vemos crecer poco a pocos. En su infancia éste último conoció el programa de los Teleñecos en la tele, disfrutaba mucho con ellos, se disfrazada de Gustavo, vestía ropas con su cara, su habitación estaba llena de recuerdos de ellos y a veces soñaba que salían de la tele para pedirle que se uniera a ellos.  

 El tiempo pasa, Gary va cambiando y haciéndose más alto, Walter se queda siempre igual. Ahora ambos son dos adultos que comparten casa, habitación y confidencias. Gary decide celebrar su décimo aniversario de boda con su novia Mary (Amy Adams) una simpática maestra de escuela. Deciden ir a Hollywood, de modo que Walter bien puede ir con ellos y ver a sus héroes en “felpa y relleno” Por desgracia el teatro de los Teleñecos está en ruinas, pero eso no es lo peor, un malvado promotor Tex Richman ( Chris Cooper) desea hacerse con los terrenos, tirar todo y extraer petróleo. 

Walter, Gary y Mary deciden que deben buscar a Gustavo para contarle los planes del malvado Tex. Al principio nuestra verde ranita no está muy convencida, pero en un arranque de valentía, decide reunir a al grupo para celebrar una gala que permita reunir el dinero suficiente para poner salvar al teatro. 

 La cinta (ver ficha técnica) está dividida en varias partes. La primera es la presentación de los personajes reales. Por una parte está Walter (un teleñeco) que está muy unidos  a su hermano Gary (un humano), lo que creará un triángulo un tanto problemático con Mary, la novia de Gary, que se siente desplazada porque su novio le presta más atención a su hermano que a ella.

Por otra parte está la aventura de buscar a los antiguos teleñecos, en reunir a toda la banda,  como al oso Fozzie, a Gonzo, a Animal, a los músicos, al cocinero, y a Peggy que trabaja en París en una prestigiosa revista de moda.

Y por último está en espectáculo en donde los teleñecos sacan lo mejor de si.

 Hay números musicales, escenas de acción, de aventura, momentos divertidos, otros entrañables, y algún que otro dramático porque Peggy sigue siendo todo un personaje peligroso. Como dijo Gustavo cuando estuvo en España presentado la película es toda una “Pata negra”, de lo mejorcito del gremio de los porcinos.  Y tiene un genio terrible.

Detrás del espectáculo que deben organizar para salvar su teatro hay un sabor algo amargo, de añoranza de unos tiempos mejores que quieren volver a vivir.  También hay mucho miedo. Temor a haber perdido aquello que una vez les llevó a la fama. No poder llenar los teatros. No poder atraer a unos niños que parecen haberlo visto todos. No ser capaces de hacer que algún famoso les apoye porque están todos los que conocen están muertos.  Pero también hay esperanza, porque si por algo se distinguen estos personajes es por vivir la vida hasta el final, por intentar hacerlo todo lo mejor posible, viven en un mundo lleno de canciones en donde hasta las gallinas del cocinero tienen su propio número musical.

A los pequeñajos les encantará, está llena de toques divertidos, con canciones pegadizas, bailes, peleas bienintencionadas y un malo al que derrotar.

Los mayores también la disfrutarán siempre que puedan mirarla como lo que es, una cinta para niños. Toda ella está orienta a que les guste a los más pequeños, y no hablamos de adolescentes, sino de niños de tres a diez años más o menos. Evidentemente cualquiera puede verla pero entiendo hacia qué publico va dirigía. De modo que si eres un adulto con poco espíritu infantil seguramente no te gustará mucho. Si aún conservas parte del encanto de la niñez, podrás apreciarla en su plenitud. De todas maneras no podemos olvidar que también cuanta con cierta ironía o la crítica velada hacia ciertos temas. Solo hay que pensar en el programa de los “profesores” referencia a lo que podemos ver en la televisión actual.

Por último debo destacar a las estrellas invitadas,  Neil Patrick Harris ( Cómo conocí a vuestra madre), John Krasihski ( Una aventura extraordinaria), Jack Black  (Los viajes de Gulliver)… y un montón más. De entre todos destacar a Jim Parsons ( Big Bang) que tiene uno de las escenas más emotivas de la película.

  “Los  Teleñecos” es una película estupenda. Yo personalmente me he divertido muchísimo con ella y mis acompañantes también. Además es una cinta que una vez que las compres en dvd le vas a dar mucho uso si tienes niños cerca.

Calificación: 8,5/10

Anuncios

2 thoughts on “Los Teleñecos “Muppets””

  1. ¡Una película que he visto ya! Fuí a verla con mi peque al cine, que la tentación era muy grande. Pero creo que tenía yo tanta ilusión con la peli que al final me decepcionó un poco. Lo que sí me quedo es con la emoción que sentí al ver por vez primera a mis teleñecos en el cine. Pero la película en sí, no me gustó mucho. Y a mi peque, con ocho añitos, tampoco. Las canciones se le hicieron pesadas. Fueron muchas y a veces como que estaban colocadas un poco forzadas. Reconozco que me esperaba un poco más de esta peli.
    Besotes!!!

    1. Margari, al más pequeño de mis sobrinos le encantó la película pero tiene casi cuatro años, al mayor, que tiene más o menos la edad del tuyo no le entusiasmó tanto, ya prefiere otro tipo de cine. Por eso dije que es una cinta que está orientada hacia los más pequeños, a los que le hace gracia las marionetas. A mí como me gusta este tipo de cine y me apasionan todos los musicales – es una debilidad- la película me gustó. Por eso soy yo la que lleva a los “enanos” de la familia al cine porque soy la única que puede disfrutar de este tipo de películas sin llegar a dormirse en la butaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s