Varios

El camino de los Reyes, Brandon Sanderson

En Roshar, un mundo de piedra y tormentas, extrañas tempestades de increíble potencia barren el rocoso territorio de tal manera que han dado forma a una nueva civilización escondida. Han pasado siglos desde la caída de las diez órdenes consagradas conocidas como los Caballeros Radiantes, pero sus espadas y armaduras aún permanecen. En las Llanuras Quebradas se libra una guerra sin sentido. Kaladin ha sido sometido a la esclavitud, mientras diez ejércitos luchan por separado contra un solo enemigo. El comandante de uno de los otros ejércitos, el señor Dalinar, se siente fascinado por un antiguo texto llamado El camino de los reyes. Mientras tanto, al otro lado del océano, su eminente y hereje sobrina, Jasnah Kholin, forma a su discípula, la joven Shallan, quien investigará los secretos de los Caballeros Radiantes y la verdadera causa de la guerra. 

Quien me siga de una manera más o menos periódica sabrá que Brandon Sanderson es un de mis autores de fantasía preferidos. Pudimos disfrutar de su trilogía de los “Nacidos en la bruma” – dos de sus libros El pozo de la ascensión y El héroes de las eras reseñadas en el blog- , y hace poco leímos El aliento de los dioses. Es un escritor que impulsó el género fantástico a darle un  sentido que iba más allá de repetir los cansinos esquemas desarrollados por el genial Tolkien décadas atrás. La capacidad de crear historias fantásticas dándole un gran sentido épico le sirvió para ser elegido como el continuador de la saga de “La Rueda del Tiempo“.

El camino de los Reyes  es el primer y por ahora único volumen de la serie La guerra de las Tormentas y gira en un mundo de piedra asolado por grandes tormentas que arrasan y dar forma a un paisaje cambiante y a la vez inmóvil.  No es un libro fácil, y no lo digo por las más de mil doscientas páginas que tiene sino que el arranque de la historia nace alrededor del año 2003 cuando Brandon Sanderson acaba de perfilar un borrador en el que había trabajado unos años. Desde entonces ha llovido mucho, nuevos proyectos han nacido y han concluido con satisfacción, pero es esta novela la que más le ha costado alumbrar si consideramos la palabras del autor. Después de leerla entendemos el motivo.

La historia tiene como escenario Roshar, un gran continente dividido en diversos reinos que se caracterizan por la gran diversidad de pueblos y costumbres pero sobre todo porque deben protegerse de un modo constante de las grandes tormentas que asolan la tierra de modo regular. Pero nuestro comienzo no es este, sino una batalla en un lejano tiempo, con héroes agotados de la lucha que toman una decisión que cambiará el destino del mundo. Damos un salto en el tiempo, de unos cuantos milenios, y nos situamos en el año el año 1176 punto de partida para dos tramas principales, una que podemos clasificar de la del conocimiento (las protagonistas son mujeres ) y otra la de la lucha (los protagonistas son hombres).

He de confesar que entiendo perfectamente porque a Sanderson le llegó tanto tiempo escribir este libro porque ha creado un mundo aparentemente simple pero dotado de una gran complejidad y en la que el lector se pierde por completo al principio por la poca información “útil” que nos da en las primeras páginas. Útil entendida como aquella que nos da las pautas para saber cómo funciona Roshar tanto en los grandes detalles -juego de poderes – como en los pequeños – comida, relaciones personales…- Lo normal es que uno se embarque en la novela y se pierda a medio camino de su comienzo. Es desconcertante darse cuenta de que no comprendes muy bien las reglas del juego que deben seguir los personajes. Mirar las “chuletas” que hay en las últimas páginas no ayuda nada, así que es labor del lector ir adentrándose más y más hasta ir  uniendo las piezas de un gigantesco puzzle sabiendo que al terminar la lectura no tendrás claro cuál es esa imagen porque El camino de los Reyes es sólo la presentación de una trama que se desarrollará más en los siguientes libros. Que no serán ni uno ni dos ni tan siquiera tres. Esta serie constará de diez libros. Si hacemos cuentas más de mil doscientas páginas por diez…  Pues es normal que esta primera entrega no nos cuente casi nada, que sea solo un pequeño esbozo de lo que iremos encontrando en sucesivas entregas.

El caso es que no podemos ir adelantándonos a los acontecimientos ya que la continuación no verá la luz hasta el año 2013, de modo que mejor nos centramos en este novela. Retomando los dos argumentos principales contamos con  Kaladín un joven guerrero que termina siendo un esclavo en las Llanuras Quebradas y obligado a trabajar en los puentes, un destino que conlleva la muerte al cabo de unas semanas. Parejo al joven está en príncipe Dalinar, hermano del asesinado rey de  Alezkar, tío del actual rey y padre de dos hijos mayores. Tanto Dalinar como su hijo mayor Adolín son portadores de una espada esquirlada y de una armadura que les da una sobrefuerza increíble.

Por otra parte está la sobrina del Dalinar y  por tanto hermana del actual rey, Jasnah, que está investigando en el pasado para entender qué está ocurriendo en realidad, y que se encuentra con una no deseada aprendiz, Shallan, una joven muy dotada para la pintura. Otro personaje es el de un asesino, un esclavo de sus amos que lo utilizan como arma, él fue quien asesinó al viejo rey de Alezka, el hermano de Dalinar.

Y en medio algunas pequeñas escenas con personajes que no sabes muy bien que pintan en la historia pero a los que no conviene dejar de lado porque pueden ser determinantes en el futuro.

He disfrutado muchísimo con este libro aunque no siempre por igual. La historia del esclavo Kaladin me ha parecido fascinante, así como los pequeños retazos de su pasado que nos explican por qué es el hombre que es en la actualidad (su padre médico, su odio por los ojos claros, su hermano…) El Príncipe Dalinar también es otro personaje destacado, representa a la clase alta, a los ojos claros emparentados con el más alto poder, a través de él asistimos a todo los conflictos de intereses que sacuden la corte de Alezkar.Guerrero implacable ya no persigue el afán de matar gracias a las enseñanzas de un antiguo libro “El camino de los Reyes” que le hace replantearse sus ideales y sueños. Su mayor debilidad es verse sacudido por extraños episodios de “locura” que solo le acontecen durante las grandes tormentas. Tanto la historia del esclavo como del príncipe me mantuvieron completamente enganchada  al libro.

Me costó mucho más meterme en materia con  Jasnah y su aprendiz Shallan porque no es una trama tan dinámica como las anteriores, es más estática en cuanto a escenarios y desarrollo. No ayudó para nada que de vez en cuando se plantearan cuestiones morales, éticas, religiosas y demás, pero quizá lo peor es que ninguna de estas mujeres me pareció un personaje tan fascinante como los masculinos.  Los únicos momentos tediosos de lectura de esta novela fueron cuando aparecían ellas.

 En cuanto al mundo que ha recreado el autor, es de lo más singular. Está dominado por grandes tormentas, de agua y viento que obligan a adoptar una arquitectura determinada. Sus animales son de los más curiosos e imaginativos porque son como una especie de cangrejo o escarabajo, cuentan con un caparazón duro y con muchas patas, pero algunos son gigantescos. Otros son más pequeños y sirven para tirar de los carros. Las plantas se adaptan a las condiciones climáticas así que cuando hay una tormenta, simplemente se esconden, y también lo hacen cuando una persona o animal está cerca. De modo que los personajes van por un camino de hierba pero siempre tocan la roca porque las plantas se agazapan hasta que pase el peligro. También contamos con unos pequeños “espíritus” que se alimenta de emociones (dolor, honor…) y de otras cosas más mundanas.

La sociedad también es singular. Las mujeres son las que leen y escriben, actividad esta última mal vista en el caso de los hombres. A su vez las damas tienen una mano segura que siempre está oculta por la manga. En la cima de la sociedad están los que tienen los ojos claros, el resto deben supeditarse a ellos.

El camino de los Reyes es un gran libro que tiene a su favor su gran amplitud y la magistral manera que el autor tiene de caracterizar a los personajes, siempre atento al pequeño detalle, presto a desarrollar en cada uno de ellos sus motivaciones, sueños, experiencias pasadas, creencias y ambiciones.  En contra también tiene las mil doscientas páginas, estamos ante una historia que podía haberse narrado perfectamente con algunas menos, pero es que en determinadas ocasiones estira los sucesos hasta un punto no repetitivo pero si poco innovador lo que le resta frescura y añade un toque de previsibilidad injustificada. En otras introduce elementos claramente superfluos o que no aportan nada, al menos en este momento porque nunca se sabe si será importantes en un lejano futuro. Independientemente de estos hechos no se puede negar el gran estilo narrativo que tiene Sanderson, nada recargante, con un domino total de la aventura y de las escenas de acción.

 A la hora de valorar la nota final, confieso que no me he dejado influir por lo “estirado” del argumento – El temor de un hombre sabio tiene un argumento mucho más pobre y cuenta con similares páginas –   sino por la discrepancia entre las dos tramas principales, una me encantó la otra me aburrió. En fin que estoy deseando leer la siguiente entrega pero toca esperar hasta el 2013.

Clasificación: 8,25/10

 

 Quizá te interese
Almas cruzadas
Solos
22/11/63
El coleccionista

Anuncios

4 thoughts on “El camino de los Reyes, Brandon Sanderson”

  1. Estaba intentando leer la reseña de modo que no me convencieras, pero me ha sido imposible. Pintas tan bien este libro que me has dejado con unas enormes ganas de leerlo.
    Besotes!!!

  2. Muy bien escrito y momo dices lioso al principio. Pero una vez que avanza engancha. Ese principio en varios escenarios y personajes me recuerda al de malaz……

    En cuanto a la obra en si, pues lenta a veces, los pasajes donde salen las mujeres la verdad es que pintan poco en la historia,, mas que imagino que como contrapunto para ganar lectores. En Elantris, la obra que le dio a conocer hacia algo parecido, separando totalmente al principio digamos que un mundo masculino y otro femenino que luego se unen.

    De cualquier forma me ha gustado mucho los pasajes de la esquirlada y el libro brilla en las escenas de acción y patina cuando deriva en el conocimiento filosófico. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s