Aventuras, Cine, Fantástico

The amazing Spider-Man

Han pasado solo cinco años desde la última película de Spiderman, la tercera de la saga del director Sam Raimi cuando asistimos al nacimiento de una entrega que llega con aires nuevos.  Suele pasarle  los grandes héroes que llegado un momento necesita reinicarse de nuevo cambiando de director, guionista y actores. Le pasó a Batman unas cuantas veces mientras que nuestro querido hombre araña se estrena en estas lides. Y lo hace con los deberes medio hechos porque The amazing Spider-Man (ver ficha), del director Marc Webb, no deja de lado la primera entrega del Spiderman que dio vida Tobey Maguire, pero la reinventa asumiendo elementos olvidados del cómic y asumiendo otros nuevos.    

La película comienza antes de lo esperado. Peter Parker (Andrew Garfield)  tiene siete años y está jugando en la casa de sus padres, cuando algo terrible sucede y sus progenitores deben huir, dejando al niño al cuidado de sus tíos, May (Sally Field) y Ben (Martin Sheen). Pasa el tiempo y Peter ya es mayor. Va al instituto y siempre está con una cámara al hombro y un monopatín. Le gusta una chica, Gwen Stacy ( Emma Stone) y al parecer es correspondido. Un día descubre un maletín viejo que perteneció a su padre. El hallazgo le permite indagar más en la misteriosa muerte de sus padres lo que lo llevar a la corporación Oscorp donde trabaja el doctor Curt Conors (Rhys Ifans) antiguo socio del padre de Peter.

No sería correcto comparar esta cinta con la primera de la serie de Maguire porque parte de conceptos diferentes. The amazing Spider-Man intenta dar un toque más oscuro y profundo (sin lograrlo del todo) a la historia al establecer un argumento que presenta más luces que sobras y que puede ser el eje vertebrador de las siguientes entregas. Sería la respuesta a esta pregunta ¿Qué pasó realmente con los padres de Peter Parker?

También es diferente la manera en la que se lanzan las redes ya que son una creación artificial que Peter lleva en sus lanzatelarañas. El traje prácticamente es el mismo salvo algunos detalles para que se viera bien en 3D.

El hecho de que el director solo haya hecho una comedia romántica – 500 días juntos- trajo la decisión de reducir los efectos especiales a lo mínimo y necesario. Sí hay escenas de acción pero son las que podemos ver en el avance. El resto narra cómo Peter se va adaptando a su nuevo papel de héroe vengador mientras hace carantoñas con su novia Gwen. Personalmente esas escenas entre “novios” se me hicieron demasiado largas (un riesgo si coges a un director con la trayectoria de MarcWebb). Si han querido darle profundidad al personaje de Peter a base de escenas supuestamente introspectivas y reflexivas se han equivocado porque en mi caso me produjo un ligero aburrimiento del que no logré desprenderme del todo durante la primera hora. Cuando ya tenemos al héroe vestido con su traje la cosa se anima mucho, la vitalidad y espectacularidad a la que nos tiene acostumbrados Marvel sale a relucir. Salvo ciertas partes, una es la escena en la que Spiderman atrapa al ladrón de coches, en concreto cuando se encoge como si tuviera miedo, me pareció ridícula; también está la clásica escena de la “exaltación patriótica a la bandera de barras y estrellas” que me provocó cierto movimiento estomacal. !Ah¡ y no podemos olvidarnos de el rescate de un niño. A ver cuando un héroe se decide a salvar la vida a un viejete que aunque le quede poco de vida también merecen una oportunidad.

En cuanto a la trama de intriga está bastante bien pero es escasa y peca de ingenua en algunos casos, no me creí que un joven por muy listo que sea entre en un laboratorio de alta seguridad así como así,  ni cómo recibe sus poderes ni que le cuente a la novia de turno quién está detrás de la máscara del hombre araña. Eso si, me gustó el tratamiento que se le da a El Lagarto aunque me desconcertó porque en los tebeos y en las series de animación no se presenta como un villano sino como un hombre que por haber experimentado consigo mismo ha creado su particular doctor Jekill y Mr Hyde. Supongo que era necesario tener un enemigo que no fuera ni el Duende Verde (pillado), Octopus (pillado),El hombre arena (pillado) y esa masa informe maligna (pillado). Rhys consigue hacer muy buen papel, otorga sentimientos descarnados al personaje del doctor que quiere recuperar su brazo. Como curiosidad la escena donde el doctor habla con su lagarto, o el lagarto habla con doctor, me recordó a la primera entrega que al Duende Verde le pasa lo mismo.

Algo que no me gustó desde el principio es que pongan a los protagonistas como adolescentes de instituto. Vale quieres actualizar el personaje y mostrarlo más como un héroe adolescente puedo superarlo – con mucho esfuerzo- pero no elijas como actor a un hombre que está cerca de los treinta años, búscate a uno que dé más el pego como joven que va clase todos los días. Y para Gwen igual.

La labor de los actores es correcta. Se dice que Andrew Garfield está mejor en su papel que Toby Maguire pero a mí no me ha terminado de gustar, si está serio no hay problema pero me parece que tiene una sonrisa horrible. Emma Stone está perfecta como novia del Spiderman. El hecho de que los protagonistas sean pareja en la vida real hace que las escenas tiernas y amorosas sean muy creíbles. Los demás actores también cumplen con su labor con mucha soltura sobre todo Rhys con su transformación en El lagarto.

Atención a la presencia de Stan Lee que con 89 años sigue dando caña película tras película de superhéroe, no solo por ser uno de sus creadores sino porque también actúa como productor.

The amazing Spider-Man es una correcta reinvención pero le falta un toque de humor que permita que las partes más trágicas u oscuras lo sean todavía más. Y también le falta espectacularidad que no debemos confundir con grandes escenas de acción. Y le sobra “pastelada” romántica de la novia. En fin una película que tiene un metraje excesivo para el limitado argumento que posee.

¿Vale la pena verla? Sí, si te gusta el personaje y disfrutas de las películas de héroes. Si sirve de referencia a mi sobrino de diez años, fanático del trepamuros, le pareció una gran película. Tengo que llevarlo más al cine.

No puedo cerrar la crítica sin decir algo más. Puede parecer una tontería pero una de las escenas más graciosas de todas entregas de Spiderman, esta  película incluida,  es aquella en la que Peter Parker se presenta a un combate con el “pijama”  y una máscara cutre, y allí mismo Bruce Campbell como un presentador incrédulo de lo que está viendo le da su nombre de héroe. Puede parecer una tontería pero refleja mejor que nada qué es Spiderman, un joven que se ve superado por las circunstancias y que intenta hacer lo que mejor puede.

Clasificación: 6,5/10

 

Quizá te interese

Todos los días de mi vida  La invención de Hugo John Carter
Anuncios

2 thoughts on “The amazing Spider-Man”

  1. Justo la vi ayer y coincido en muchos de tus puntos de vista. A mí el actor no me ha convencido nada y también me parece que no es muy creible que estén en el instituto, pero bueno, es entretenida aunque me quedo con las anteriores
    besos

  2. Nunca, nunca, voy a un cine para ver una película protagonizada por superhéroes. Ni siquiera busco tiempo en casa. No sé, siempre tengo la sensación de que me voy a aburrir, y que quedaré desencantado con el final (suelo ser de desenlaces catastrofistas). En fin, que este etreno lo dejo pasar. ¡Abrazos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s