Policíaca

Los buenos suicidas, Toni Hill

Noche de Reyes de 2011. El inspector Héctor Salgado, obsesionado por la desaparición de Ruth, su ex mujer, no puede conciliar el sueño y fuma un cigarrillo tras otro. De madrugada, aún insomne, recibe una llamada del nuevo agente a sus órdenes: la secretaria del director general de una conocida empresa de cosméticos se ha arrojado a las vías del metro. Parece un caso menor, pero con el paso de los días Salgado irá descubriendo que tras ese presunto suicidio se esconde una compleja y peligrosa red de mentiras. Entretanto, la agente Leire Castro, atrapada en casa por una baja médica prematura, a mes y medio de dar a luz, también piensa en el caso nunca cerrado de Ruth. Es un misterio al que no puede resistirse. Y aunque en su estado no debería emprender una investigación, en su carácter está no detenerse, insistir, derribar esas fachadas que siempre ocultan males mayores?

Toni Hill es un autor español que se dio a conocer el año pasado con “El verano de los juguetes muertos” una novela policíaca que cosechó muy buenas críticas, no sólo es España sino también en otros países.

La continuación de las aventuras del inspector Héctor Salgado viene de la mano de “Los buenos suicidas“. Sin olvida los hechos del pasado el inspector Héctor intenta sobrellevar la desaparición de su ex mujer, Ruth, quien se marchó de casa hace unos seis meses para pasar un fin de semana fuera y desde entonces no se sabe nada de ella. Ahora está implicado en la muerte de una mujer que aparentemente se ha suicidado tirándose al tren. Investigando el pasado de la joven se encuentra con una extraña fotografía y con algunos detalles que hacen que el caso no sea tan claro como puede parecer.

Los buenos suicidas está divido en dos tramas, una es la de Ruth, la ex mujer de Héctor y la otra es el caso que abre y cierra la novela. En el primer caso, y pese a no haber leído la primera novela, no ha habido ningún problema para saber cuál es el misterio que hay que resolver, una desaparición. En principio es  una investigación cerrada que no ha lograodo llegar a ningún sitio, pero Leire Castro, policía que está de baja por maternidad y que tendrá a su hijo en unas semanas, cansada de no hacer nada cree que investigar por su cuenta el caso puede ser algo bueno porque dará una visión distinta. Ella es muy sagaz y está convencida de que descubrirá algo. Y empieza hablando con aquellas personas que pueden saber algo.

Por su parte Héctor está inmerso en una nueva investigación y desconoce lo que está haciendo Leire. Debe averiguar qué ha pasado realmente con la muerte de una mujer que aparentemente que se ha suicidado.  No sabes si es que se tiró ella por decisión propia, si alguien la empujó, o simplemente la manipuló hasta un punto en que no le quedó más remedio que quitarse la vida. El hecho de que unos meses antes uno de sus compañeros de trabajo matara a su mujer ya su hija pequeña y después se pegase un tiró hace que el caso sea más interesante.

Es desconcertante darse cuenta de que a medida que vas leyendo van saliendo cosas a la luz pero tú sigues sin tener ni idea de que es lo que está pasando. Se van presentado los diversos personajes del juego, los jefes de los fallecidos, sus compañeros y supuestos amigos. Sabes que esconden algo, porque están nerviosos, se inquietan, se presionan unos a otros para guardar silencio. Y mientras ellos intentan que nada se descubra tú, como lector, te mueres de curiosidad por saber en que lío se han metido para que decidan suicidarse, o no porque cabe la posibilidad de que alguno de ellos esté eliminado a sus compañeros para protegerse a sí mismo. O no, porque también puede ser que alguien que no pertenezca al círculo de conspiradores los quiera matar por venganza. O también puede ser algo completamente distinto.

Hay novelas policíacas donde los personajes están interpretando un papel claro y definido. El policía es el bueno y el asesino de la abuela el malo. La tensión se va acumulando a medida que pasas las páginas y el enfrentamiento final se acerca. En Los buenos suicidas a pesar de que sabes que todo acabará bien – es lo bueno de las novelas policíacas- no tienes claro cómo se puede llegar a ese fin tan satisfactorio porque cómo podrá Salgado meterlos a todos en la cárcel si no sabe de qué puede acusarlos.

Me ha parecido muy original el pacto de silencio porque da pie a que se pueda indagar en las personalidades de cada uno de los personajes. Ante un hecho claramente delictivo ¿cómo reaccionarías? ¿aceptarías la culpa? ¿la intentarías esconder? ¿podrías con los remordimientos?

Pero además de esta trama está la de investigación de Ruth. Está bastante bien llevada, se van descubriendo cosas nuevas y se abren más interrogantes. La última escena del libro abre un misterio aún mayor. Tendremos que ver que hace el autor en la siguiente novela, si decide alargar el misterio o si ya lo resuelve de una vez.

Ya centrándonos en el estilo narrativo. Me ha gustado, es preciso y detallista cuando la ocasión lo requiere. Lo que sí echo de menos son grandes diálogos, los que hay son los necesarios para dar vida a la trama y poco más. Yo que soy amante de las conversaciones entre personajes, echo de menos más interacción entre ellos. Pero esto ya es un gusto puramente personal.

No es una novela de acción, así que no hay tiros ni persecuciones para esto contamos con El redentor de Jo Nesbo, ni tiene esos toques de humor como La mujer que arañaba las paredes de Jusi Adler- Olsen. El diario El País la clasifica de “novela mediterránea” lo que la encuadraría entre aquellas novelas creadas por autores que viven en países mediterráneos, lo cual seguramente no es muy justo porque las generalizaciones son peligrosas.

Los buenos suicidas es un buen libro de intriga cuyo principal valor es el gran retrato psicológico de sus personajes y la manera en que estos se ven inmersos en una trama aparentemente simple pero cargada de grandes dilemas morales y éticos que parecen responderse con respuestas incuestionables, al menos de un modo teórico porque cuando  no estamos ante preguntas lanzadas al aire sino ante un problema real, tangible e impredecible la solución no es clara.

No puedo cerrar esta reseña sin preguntaros de nuevo ¿qué harías si mientras estás con un grupo de amigos terminarais cometiendo un delito aunque no fuera intencionado? ¿Hablaríais o guardarías silencio? Como se dice por mi tierra “una buena pregunta”.

Clasificación: 7,5/10

 Quizá te interese
El legado del tiempo
Solos
22/11/63
El coleccionista
Anuncios

6 thoughts on “Los buenos suicidas, Toni Hill”

  1. Este libro tarde o temprano caerá… Y por lo que cuentas, creo que me va a gustar. A la pregunta… Difícil de contestar. Así en frío, se puede decir una cosa. Pero en el momento en que ocurriese… ¿Contestaríamos igual? No sé, no sé…
    Besotes!!!!

  2. Tengo ganas de empezar con algún libro de este autor, pero no sé si con el primero o con éste. Como dice Margari, tarde o temprano caerá. La preguntita se las trae, aunque de entrada siempre pensamos que seríamos lo más honrados posible. Un beso

  3. De acuerdo, es un buen libro, ameno, muy bien definidos los personajes. No estoy de acuerdo que le falta diálogos, pero como dices,es algo personal. Para gusto los colores. Descubrí el verano pasado los juguetes muertos y este verano estoy enfrascada en la páginas de los buenos suicidas. Magnifica la narración de Toni Hill. Lo recomiendo a los amantes de la novela negra. Saludos

    1. Margari has dado con la clave, “en frío decimos una cosa pero en caliente…”
      Pilar anímate a leerlo vale la pena.
      Monica me alegro que he haya gustado el libro.

  4. ¡Buena reseña” Todavía no he leído la primera entrega (que espera en mi estantería), pero por alguna razón, estoy deseando tener en casa la segunda. Es de esas veces que intuyes que vas a disfrutar con un libro, que para nada va a decepcionarte. ¡Sólo espero que cuando llegue esta lectura se cumpla mi corazonada! Un abrazo.

  5. Soy belga, asi que no puedo escribir como vosotros en Español, pero quería decir que he descrubierto un escritor que me encanta por su estilo que parece sencillo pero que es lleno de psicología. Me enamoro de todos los personajes y especialmente de Ruth ! Tengo muchas ganas de descubrir lo que le ha pasado. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s