Varios

La mujer es una isla, Auður Ava Ólafsdóttir

Hay libros que simplemente compras y lees porque han sido recomendados por lectores que tienen tus mismos gustos. Esto me ha pasado con este libro cuya autora tiene un nombre difícil de decir a un despistado librero patrio. Auður Ava Ólafsdóttir se hizo con un hueco en el panorama literario en nuestro país con Rosa candida y ahora lo hace como La mujer es una isla. 

La protagonista de esta pequeña gran historia es una mujer de treinta y tres años cuyo marido acaba de pedirle el divorcio. Decidida a dar un giro radical en su vida, y tras la profecía de una médium que le asegura que en una distancia de 300 kilómetros ganará la lotería y conocerá a tres hombres –uno de los cuales será el amor de su vida–, emprende un viaje siguiendo la ruta que rodea Islandia. No irá sola: Tumi, el hijo de una amiga en apuros, dos muñecos de peluche, y una caja de libros y de cedés la acompañarán en el camino.

La mujer es una isla  no es una novela policial de algún autor islandés, es más bien un viaje iniciático de una mujer de treinta y tres años que descubre que todo un mundo se desarrolla más allá de su entorno y ella no se ha dado cuenta. 

Nuestra protagonista es toda una lingüista, habla once idiomas y ha hecho de ellos su profesión y casi su vida. Casada desde hace más de cuatro años ha decido cortar con su aventura extramatrimonial el mismo día en que atropella un ganso y su marido dice que la deja por otra mujer que está esperando un hijo suyo. A lo largo de los meses se ha ido distanciando de ella porque siente que su mujer no vive en un caótico mundo que solo ella entiende y controla. Las comidas son a deshoras, nunca se puede estar seguro de nada, en ocasiones ella hace algo improvisado que lo desconcierta o lo avergüenza.  Y por eso se ha refugiado en una compañera de trabajo que le da además de un hijo estabilidad.  Como ejemplo de cómo es esta joven, una vez que antes de que se marche su marido de casa lo invita a comer el ganso que ha atropellado. Y luego la vemos reflexionar sobre la mejor manera de cocinarlo de modo que no se miren las marcas de los neumáticos. Este momento nos da una ligera idead de cómo es su personalidad.

Y a pesar de esta brusca ruptura no hay grandes dramas, ni aspavientos. Una de las cosas más curiosas es que la separación se realiza con una gran tranquilidad. Ella le deja llevarse todo lo que quiere e incluso comparten momentos íntimos como si el futuro no importase mucho. Quizá sea porque vivo en un país mediterráneo pero me resulta llamativo la frialdad y la seriedad con la que se separa nuestra protagonista de su marido. También me resultó llamativo la ausencia de nombres propios, si conocemos el del marido, el de la amiga y el del niño pero poco más. Los secundarios y no tan secundarios son meros personajes a los que no hace falta poner nombre y apellidos pues su labor está en sus acciones y en el papel que juegan en la vida de la protagonista, una mujer de una gran sensualidad.

No podemos olvidar el paisaje ya que el viaje alrededor de la isla nos permite introducirnos más en las singularidades de Islandia que cuenta con una sola carretera que rodea como un anillo la isla. Conocemos el paisaje desierto de cenizas. Las granjas con ovejas blancas y negras. Los hoteles singulares. Y los poblados pesqueros.

Como anotación y a diferencia de lo que opinan algunos críticos, no tiene sentido del humor, o quizá tenga un sentido del humor que solo los islandeses reconocer porque por mi parte y salvo alguna que otra frase, considero que es una novela totalmente seria.

La mujer es una isla es una novela que conviene disfrutar pero que quizá no es apta para todos los lectores pues tiene un tono lírico y profundo que quizá no guste a todos. A pesar de ello a mí me enganchó desde el principio y no dudaría en recomendarla, diciendo que no hay acción, ni grandes dramas, ni giros sorprendentes ni nada parecido. Y ahí está la genialidad de la autora que sin haber usado ninguno de estos recursos ha creado una gran historia.

Clasificación: 8/10

 Quizá te interese
Clorofilia
Los buenos suicidas
22/11/63
La isla de los malditos

Puedes seguirnos en  

Alejándonos de desconciertos y mentiras, nuestra protagonista decide recorrer la isla y lo va a hacer con el niño de cuatro años de su mejor amiga, un niño sordomundo que también vive en su propia isla. Ambos, el adulto y el niño viven encerrados en un propio mundo, ella porque así lo ha querido y eso que domina once idiomas, él niño porque la naturaleza así lo ha determinado. Los dos solitarios emprenden un camino que les llevará a ganar la lotería, a enfrentarse con la lluvia, a conocer a tres hombres, uno de los cuales será el amor de la vida de la joven.

Escrita en primera persona y con un tono intimista y a veces caótico -de vez en cuanto surgen recuerdos de la infancia o de otros momentos de su vida pasada- Auður Ava Ólafsdóttir ha creado una historia que no se puede definir de una manera sencilla porque no tiene más objeto que mostrar como las vida depara sorpresas aún cuando no las queramos recibir.

Anuncios

10 comentarios en “La mujer es una isla, Auður Ava Ólafsdóttir”

  1. Pues no habrá acción, ni drama ni una gran historia… Preo me has convencido para leer este libro. Eso sí, copiar el nombre de esta mujer es tarea difícil… Y memorizarlo…
    Besotes!!!

  2. Me intriga que en toda la reseña no se mencione a los tres hombres que conocerá… Parece como una de esas triquiñuelas que la editorial pone en la sinopsis para que parezca una parte importante del libro, pero sin serlo en realidad.

    Me deja intrigada éste libro, a lo mejor le doy una oportunidad 🙂

  3. Me extraña que no cites un asunto que me parece principal en la trama. Se trata de la búsqueda del hijo que la protagonista tuvo en la adolescencia.
    Curro

    1. Curro hay algunas cosas que no conviene destripar a la hora de reseñar un libro para que el lector descubra poco a poco la historia. Sobre lo que comentas es algo que está en el aire pero que no se dice de modo categórico. Supongo que cada lector tendrá una visión distinta sobre lo que sucedió en el pasado.

  4. Es una novela profundamente humana. Está tan cerca de la aventura personal de cualquier persona que hace grande el relato, sin giros argumental es espectaculares o grandes descubrimientos. Pronto te sientes cercano al personaje.
    Sólo me parece que el niño es demasiado maduro.

  5. Acabo de iniciar su lectura y buscaba comentarios. Porque como tu dices es un libro que engancha desde el principio. Al menos a mí. quizá sea ese lirismo que lo acompaña. Espero leerlo casi de tirón. Gracias por tu profundo comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s