literatura, Novela romántica

El señor de los vampiros, Gena Showalter

Era una vez un mundo mágico, Elden, que se vio sumido en las sombras cuando el Mago Sangriento conquistó el reino matando a los reyes. Pero la reina, una poderosa bruja consigue enviar a sus cuatro hijos con un reloj mágico a un apartado lugar, por su parte el rey le inculcó el deseo de venganza. El vampiro Nicolai, hijo mayor de los reyes de Elden, y príncipe heredero ha perdido su memoria y se encuentra en el mundo mágico de Delfina bajo el control de una bruja que lo usa como esclavo sexual. Nicolai no se ha dejado vencer por la princesa Odette pero siente que el tiempo se acaba por eso acude a una mujer, una humana llamada Jane.

Jane una joven muy inteligente se ve transportada a un mundo mágico. Allí conoce a un guapo vampiro que le pide que le ayude a recobrar la libertad. Pero Delfina no es el mundo mágico de cuento de hadas sino que está lleno de seres que intentan matarlos. Para conseguir la libertad Nicolai tiene que condenar a Jane, la mujer que desea.

Me gusta Gena Showalter, sobre todo su serie de Señores del Inframundo porque la de la Atlántida hacía aguas por todos sitios. El caso es que El señor de los vampiros es una serie compuesta por cuatro libros escritos por cuatro autoras. Gena la primera. Por lo tanto su historia es la que marca a las siguientes para desgracia de toda la serie.A media que iba leyendo el libro me acordaba de algunas de las novelas de Elloras que eran tan malas que te daban ganas de llorar. Este libro es de los que lees porque lo has comprado.

Vayamos ahora a explicar lo que no me ha gustado.

Personajes. Tenemos por un lado Nicolai que tiene los atributos que debe tener un vampiro de buen. Es muy guapo y con un cuerpo de infarto. No le molesta la luz del sol y es heredero de un importante reino. Para su desgracia fue comprado por una de las princesas de Delfina, Odette, que lo usa como objeto sexual. La princesa es una bruja que ha jugado con sus recuerdos así que tiene muchas lagunas mentales. En un momento dado mata a Odette y pasar a ser el juguete de su hermana. Es impulsivo y su vocabulario bastante simplista lo que indica su poca capacidad de oratoria porque lo que repite constantemente es una sola palabra. Un crío de dos años habla mejor que él. Es un vampiro que al principio estaba atado y termina siendo un chupasangre todo poderoso por su capacidad de robar los poderes a la gente (como la de X-Men). Es un personaje que no está bien equilibrado.

Jane. Es todo un portento intelectual que la llevó a trabajar para el gobierno de su país en una investigación sobre vampiros. Hace un año tuvo un accidente de coche en el que murieron sus padres y su hermana. Ella quedó con casi todos los huesos rotos y tuvo que aprender a andar aunque sigue teniendo molestias en las piernas. Alta y delgada evidentemente es bonita. A pesar de que es toda una científica su carácter, respuestas y actitudes no son nada adultas o científicas.

La relación entre estos dos es de las rápidas, tipo te veo por primera vez y te si me dejas “descoyunto” sin haberte preguntando ni el nombre. Es un poco caótico todo lo que les pasa a estos protagonistas. Quizá el mayor problema es que no sientes en ningún momento que hubiera un amor sincero entre ellos. Sí, hay muchos toqueteos, mucho “eres mía”, “grrrr” y todo lo demás pero poca relación amorosa sincera. Repito es un visto y no visto, y cuando ya se han visto y toqueteado las conversaciones son repetitivas de ” tú eres mío y yo soy tuyo”. Vale que aparezca una vez pero no cada vez que estos dos hablan.

En cuanto a la trama sinceramente es un disparate. La parte de la esclavitud sexual de Nicolai, como ya he comentado antes me recuerda a las malas historias de la editorial Elloras. Lo importante es poner todo lo elementos eróticos posibles por lo que se quita profundidad a los personajes. Para colmo el argumento se convierte en una sucesión de giros carentes de sentido. Primero está el hecho de que todo el mundo vea a Jane como si fuera Odette, por culpa de un hechizo de Nicolai, luego está lo de los orcos y el disparate de la gruta, después viene la otra princesa mala y tenemos más gente sin ropa.

Como libro paranormal es un disparate carente de toda lógica. Como libro romántico no vale porque no hay verdadero romanticismo. Nos queda considerarlo libro erótico pero a pesar de que hay abundantes escenas de desnudos y todo lo demás, hay demasiada violencia para que sea un libro de buen gusto. Y con esto no me refiero a lo que pasa entre los protagonistas sino con los seres que hay a su alrededor.

Otra cosa que no entiendo es lo del reloj que les dio la madre a todos sus hijos. ¿Por qué el reloj sin en esta historia no hace nada? ¿y por qué un reloj? Si estamos en un mundo mágico ¿qué tipo de reloj es? ¿De bolsillo, de sol o de qué? Será una tontería pero estos pequeños detalles estropean la historia.

El segundo libro de esta serie es “El señor de la furia” de Jill Monroe. Espero que esté mejor que éste.

Clasificación: 4/10

 Quizá te interese
Clorofilia
Los buenos suicidas
22/11/63
La isla de los malditos

Puedes seguirnos en  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s