literatura, Novela fantástica

El color de la magia, Terry Pratchett

El color de la magia de Terry Pratchett fue la primera novela de Mundodisco, publicada en 1983. Desde entonces las novelas de este peculiar mundo se han ido sucediendo para delicia de sus seguidores. Aunque en España no lo han hecho con la puntualidad requerida.

Por suerte para los que llegamos tarde a estos libros los han ido editando poco a poco en formato bolsillo a un precio espectacular. Esta novela –pese a la pegatina horrorosa- lo podemos encontrar por menos de dos euros.

“El color de la magia” no solo es el comienzo de Mundodisco sino también del arco argumental de Rincewind, quien es el protagonista absoluto de esta novela y al que pudimos ver en El Atlético invisible.

Rincewind es un mago de tercer nivel que ha sido expulsado de la Universidad Invisible por hacer una trastada que le llevó a guardar en su cabeza uno de los hechizos más poderosos del mundo. Es un tanto vago, salvo cuando le toca correr porque el miedo le hace alcanzar una gran velocidad. Su deseo es vivir en paz y tranquilidad, pero para su desgracia se encuentra con Dosflores, un turista del Imperio Ágata que es el blanco perfecto de ladrones, asesinos y demás seres de la ciudad de Ankh-Morpork. Por culpa del gobernante de la ciudad Rincewind se ve obligado a cuidar de turista, y de su peculiar equipaje ya que domina muchas lenguas diferentes. Por desgracia terminan incendiando la ciudad, siendo pasto de dioses y demás seres peculiares de Mundodisco.

Como primera novela de Mundodisco El color de la magia es un recorrido por este mundo para mostrarnos las maravillas que nos puede ofrecer. Hay ciudades, grandes bosques, ríos, guerreros, dioses, asesinos, dragones, seres de agua… todo un elenco de personajes y escenarios que demuestra la brillante imaginación de su autor.

Personalmente me ha encantado la posibilidad de recorrer Mundodisco y descubrir sus misterios porque salvo en una novela El batallón monstruoso, el resto de libros que he leído de la serie se centraban bien en la ciudad de Ankh-Morpork o en otro pequeño lugar. Así que he podido descubrir qué es lo que hay más allá de las murallas de una ciudad. Y es sorprendente la riqueza no solo de personajes sino de escenarios porque el pobre Rincewind y el entusiasta Dosflores no paran quietos en ningún lugar mucho tiempo, más que nada porque intentan matarlos y el instinto de nuestro mago es mucho más fuerte que las ganas que tiene la Muerte de llevárselo consigo.

No solo brillan los diversos paisajes sino también los personajes. Rincewind es el típico héroe por accidente, en el sentido de que ante el peligro su primer instinto en huir por patas, algo que hace con frecuencia y con mucho éxito. Pese a ello, y como si fuera una broma de los dioses, sale de un problema y se mete de cabeza en otro. Es insistente en su manera de conservar la vida, y guarda un gran sentido del humor. Dosflores es el típico turista que por hacer una buena foto es capaz hacer cualquier cosa, además carece de instinto para detectar situaciones peligrosas. Mientras que Rincewind considera que están a punto de devorarlos, Dosflores está maravillado porque nunca ha visto nada igual, de modo que sus vacaciones están siendo perfectas.

Otro personaje importante es la Muerte que anda detrás de nuestro escurridizo mago con escasa fortuna. Es un personaje que sale en todas las novelas, aunque sea brevemente. Es esquelético, viste una capa negra, porta una guadaña y va a caballo. Tiene también un peculiar sentido del humor, además de mucho trabajo.

Como al ser un libro de viajes nos encontramos con multitud de secundarios que le dan color a todo el argumento. Mujeres que asesinan a su padre, dragones imaginarios, reyes despóticos, dioses que adoran jugar…

No puede decir nada negativo de esta novela, es muy divertida y está llena de fantasía liberalizadora, pero tiene un final que te obliga a leer la continuación. Por el precio no os la podéis perder.

Clasificación:8,50/10

 Quizá te interese
Linda, como en el 
Los buenos suicidas
Las garras de la muerte
La isla de los malditos

Puedes seguirnos en  

Anuncios

2 comentarios en “El color de la magia, Terry Pratchett”

  1. Gran novela y sobre todo gran autor, aunque tengo que reconocer que Dosflores me sacó de mis casillas más de una y de dos veces a lo largo de la lectura de esta obra… ja, ja.
    De todos modos, y a pesar de que estos primeros libros de la saga de Mundodisco sean más imaginativos, quiero romper una lanza en favor de los últimos trabajos del bueno de Terry. Al leer novelas como ‘Cartas en el asunto’ o ‘Dinero a mansalva’ uno se da cuenta de la facilidad que tiene Terry Pratchett para disfrazar de diversión toda la bilis que suelta contra algunos de esos estamentos que todos conocemos y de cuyos nombres preferimos a veces no acordarnos.
    ¡Felicidades por el blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s