Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Comedia

Los amos del barrio

 

Hay un tipo de cine que está floreciendo desde hace unos cuantos años que consiste en hacer comidas gamberras con personajes que ya han alcanzado su plena madurez social, económica y familiar. Y también intelectual. O al menos eso se supone porque si coges a unos cuantos hombres de mas de treinta años e introduces un factor extraño en su vida, lo que te encontrarás será con un verdadero disparate. Lo vimos en Resacón en las Vegas y en su continuación Resacón en las Vegas 2, y también en Jacuzzi al pasado. En las primeras nos encontrábamos con una adaptación moderna de las clásicas películas de los 80 con universitarios borrachos y gamberros. La última daba un giro inesperado y nos introducía en un alocado viaje en el tiempo que se saltaba las reglas más básicas de la línea temporal. Era evidente que el siguiente paso tendría que guardar relación con los extraterrestres o bien con bichos gigantes gracias a una explosión nuclear. Los amos del barrio (ver ficha técnica) opta por la primera opción.

Los guionistas Jared Stern (Los pingüinos del Sr. Poper), Seth Rogen (Paul, Kung Fu Panda 2) y Evan Golberg (Superfumados, Líos embarazoso, Supersalidos) tienen experiencia en crear historias absurdas con poco contenido, pero que resultan divertidas para pasar el rato, siempre y cuando no nos moleste el humor más grosero y simplón. Para darle forma a esta cinta se ha recurrido a Akiva Schaffer (Flipado sobre ruedas) que también ha trabajado en películas de este estilo. Es importante entender quién está detrás de la historia porque sus autores no se van a apartar de lo que conocen y con lo que se sienten cómodos. Es decir, Los amos del barrio pese a su carácter de ciencia  ficción de andar por casa, peca de poca ciencia ficción y mucho de andar por casa con un toque de parafernalia de película de acción. Simples adornos para enmascarar a una historia que si se analiza bien puede ser más profunda de lo que parece a primera vista.

Evan (Ben Stiller) es el director de un gran almacén donde venden pilas, televisores y diversos productos. Está casado con Abby (Rosemari DeWitt) y desde hace un tiempo está intentando tener un hijo. Es un hombre afable, que pertenece a un montón de grupos sociales pero que realmente carece de amigos. Cuando uno de los vigilantes de su lugar de trabajo aparece brutalmente asesinado, decide crear una patrulla de vigilancia vecinal para atrapar a los asesinos y proteger el barrio. Acuden a su llamada, Bob (Vince Vaughn) un padre algo gamberro que protege mucho a su adolescente; Franklin (Jonah Hill) un joven que aún vive con su madre, está resentido por no haber sido admitido en la policía  y se cree Harry el Sucio; y Jamarcus ( Richard Ayoade) un británico muy amable y algo temeroso que quiere hacer nuevos amigos.

Como patrulla son un desastre ya que en cierta manera cada uno es un inadaptado que parece que por fin ha logrado encontrar un lugar donde sentirse bien. El hecho de encontrarse con una invasión alienígena sirve para unirlos aún más.

Los amos del barrio funciona bastante bien pero hay una clara distinción entre la primera media hora y el resto del metraje. Es comprensible que se intente presentar a los personajes diferenciándolos unos de otros pero resulta excesivo cuando se destaca el papel de Evan sobre los demás porque es personaje tan soso que no puede sostener una escena por si solo. Funciona muy bien si está con sus compañeros con los que intercambia rápidos y graciosos comentarios, pero solo no.

Cuando ya están todos metidos en la acción la trama gana ligereza y todo se vuelve más divertido. Es algo previsible en su desarrollo pero está bien contada y divierte. En mi caso no me ha parecido tan graciosa como otras comedias de este estilo –quizá porque se impone cierta seriedad ante una invasión alienígena que tiene como protagonistas a unos seres que te roban la piel- pero aún así es una buena opción para disfrutar de un par de horas.

De todas maneras unir comedia gamberra de adultos y ciencia ficción no ha sido una mala idea pero creo que en Los amos del barrio no han logrado unir las dos de un modo coherente, sobre todo porque no todo tiene que acabar con una gran explosión. Lo que funciona en este tipo de cintas son las locuras de sus protagonistas, cuando los convertimos en héroes de acción lo mejor es hacerlo al estilo Tropic Thunder.¡Una guerra muy perra! pues no hay nada más divertido que reírse de los clichés cinematográficos.

 Clasificación: 5,75/10

Te puede interesar:

Resident Evil: Ultratumba

Blancanieves y el leyenda del cazador

Prometheus

Ira de titanes

Anuncios

1 comentario en “Los amos del barrio”

  1. Si están bien hechas, si son divertidas de verdad, un poco de risa gamberra me gusta, es bueno para el ánimo. COn “Resacón en las Vegas” me lo pasé bien de verdad, me pareció divertidísima. Sin embargo, “Jacuzzi al pasado” me pareció un horror, me da todo más grima que risa. Supongo que la línea que separa lo locamente divertido de la parodia casposilla es difusa y a nada que para el gusto de cada uno se de un pasito para uno u otro lado, ahí está la diferencia.
    Intentaré ver ésta, a ver qué tal.
    Feliz día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s