Policíaca

El caso del hombre que murió riendo, Tarquin Hall

Nunca había leído ningún libro que tuviera como protagonista a un investigador indio (de la India) y fuera él quien llevara todo el peso de la trama. Hubiera sido mejor que el escritor no fuera de origen inglés sino un oriundo de esas tierras pues por mucho que vivamos en un país extranjero no lo a entender el país –ni el bueno ni en lo malo- de la misma manera que una persona que ha nacido allí y cuya familia habita en el lugar desde hace generaciones.

Más allá de la anécdota de la nacionalidad del autor, que explica en diversas ocasiones el carácter crítico que desprende la novela, El caso del hombre que murió riendo parte de una idea sorprendente pues un afamado científico, de repente, mientras estaba en una de sus clases de risoterapia es asesinado por la diosa Kali por sus blasfemas. El detective Vish Puri, ayudará al inspector Singh en su labor para averiguar qué se esconde detrás de la muerte.

El primer contacto con la India y sus tejemanejes viene de la mano de un caso que está investigado Puri, que debe ayudar a uno de sus clientes pues tiene un problema relacionado con sus hijos. Este caso, pese a que es una simple presentación de cara a introducirnos de lleno el infernal calor de Delhi, me sorprendió gratamente porque estaba elucubrando en todo el asunto cuando de repente la solución resulta inesperada y cotidiana, y quizá por ello más espeluznante. El caso es que ese elemento de sorpresa no se lleva a la investigación que da pie a la novela. Pero antes de destriparla un poco, hablemos de los personajes.

Vish Puri es todo un elemento, se cree un gran detective y con su postura, su manera de actuar y sus ademanes prolonga esa imagen de gran detective que nos puede recordar a un personaje de Agatha Christine, con su traje de safari y su gorra. Es el dueño de la agencia de Detectives  Sumamente Privados de Delhi. Le gusta comer y tiene una gran barriga que hace que su mujer y su familia le llamen Gordinflón. Vive con su mujer Ancas, y con Mummy, su madre, además de con varios criados. En esta ocasión llega a su casa su hija, Jaiya, quien está a punto de tener gemelos.

Alrededor de Puri se desenvuelven dos mundos, uno es el privado, en que comparte con su mujer y sus amigos. Una vida no exenta de preocupaciones por culpa de un cuñado un tanto peculiar. La otra vida es la profesional en la que es el jefe absoluto y con poder suficiente para llamar a sus subordinados por nombres tan curiosos como Fluorecente, Crema Facial, Cisterna, Freno de Mano…. lo cual nos viene muy bien porque algunos nombres hindis son imposibles.

En cuanto a la trama está divida en dos. La principal gira en torno a la muerte de doctor Suresh Jha por culpa de una diosa. La segunda es una pequeña investigación que realiza Ancas y Mummuy, pues ambas con sus amigas han sido objeto del robo del dinero del grupo Kitty (una especie de club de reunión de mujeres). Me han gustado los dos, aunque ambos pecan de terminar de un modo precipitado. Quizá en el caso de Kitty es normal pues es una trama secundaria que solo sirve para conocer las andanzas de la mujer y la madre de Puri, pero me sorprendió la aceleración que se percibe casi al final en la trama principal. Al principio se habla, se desarrolla, y se explaya un poco en la manera tan asombrosa en como el doctor Suresh Jha fue asesinado pero cuando decide descubrir cómo se realizó el asesinato, lo hace en un par de párrafos.

Si la precipitación a la hora de resolverlo todo le puede quitar puntos, no es así la complejidad que presenta el caso. Hay muchos elementos, por una parte están las creencias religiosas, los santones, los magos, los racionalistas, las sectas… diversos elementos que se reducen a ser un choque entre las antiguas creencias y el nuevo racionalismo que intenta abrirse camino en una sociedad muy apegada a sus creencias. Me ha gustado esta parte porque me ha permitido conocer un poco más qué pasa por la India en la actualidad pero no dejo de preguntarse si un autor indio hubiera escrito esta misma historia con el tono tan crítico y mordaz que desprende algunas de sus páginas.

Con respecto al humor -ya he dicho en alguna que otra ocasión que yo debo de tener un humor muy especial porque no me hacen gracia algunas cosas que otros consideran divertidas- es cierto que tiene toques que aligeran la historia y que te pueden provocar que levantes las comisuras de la boca, pero hay un problema, porque muchos de esos toques de aparente humor se dan cuando se comentan las desgraciadas condiciones de vida de los más pobres de Delhi que son vistos generalmente desde la superioridad de Puri, personaje creado por un autor inglés. Creo que volvemos a la misma pregunta del párrafo anterior.

Más allá de estas pequeñas matizaciones, El caso del hombre que murió riendo  me ha gustado sobre todo por la ambientación, que te lleva a las atestadas calles de Delhi llenas de gentes, de olores y de mucho calor. Un calor sofocante y pegajoso. Por cierto, la novela tiene al final un breve glosario de términos, pues la historia está plagada de palabras hindis. Después de unos cuantos capítulos dejé de recurrir al glosario porque la lectura se estaba convirtiendo en un vaivén de páginas.

Creo que es un libro que vale la pena leer, tiene una historia correcta, un protagonista interesante y unos secundarios que enriquecen el argumento. Además nos traslada a un país lleno de costumbres peculiares muy diferentes a las nuestras. Si tienes curiosidad en la página de la editorial puedes leer el primer capítulo gratis.

Clasificación: 6,5/10

Anuncios

5 thoughts on “El caso del hombre que murió riendo, Tarquin Hall”

  1. No me sonaba de nada este libro. Se ve curioso, y sólo por la ambientación y por el país en que se desarrolla, me dejas con ganas de leerlo, así que apuntado se queda.
    Besotes!!!

  2. Primera noticia que tengo de esta publicación. Me he quedado con ganas de más, así que pasaré a leer el primer capítulo. ¡Muchas gracias por presentarnos esta novela! Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s