Novela fantástica

Ritos iguales, Terry Pratchett

ritos iguales

Ritos iguales es la primera novela del  arco argumental de Las Brujas  de la serie Mundodisco –en este caso la tercera entrega. Es una novela muy Terry Pratchett cuyo único defecto es que es demasiado corta.

La novela arranca cuando, Tambor Leño,  un poderoso mago llega a las Montañas del Carnero pues sus días están llegando a su fin y debe traspasar sus poderes a otro mago, que será el octavo hijo del un octavo hijo. Ese niño nacerá pronto por lo que Tambo Leño se apresura en su viaje. Llega a tiempo pero para su sorpresa el recién nacido es una niña a la que llamarán Eskarina. Y eso es un problema porque no hay mujeres que sean magos, las mujeres son brujas, y los hombres magos. Pero el destino ha determinado que Eskarina sea la sucesora de Tambor Leño y por eso el mago le entrega el símbolo de su poder, un cayado. Con el paso de los años la niña va creciendo, y la bruja local, Yaya Vieja, será la encargada de instruirla en la magia de las brujas, pero Eskarina siente un poder que la impulsa  a ir contra las reglas. Ella quiere ser mago.

Ritos iguales es una novela que se aparta un poco de lo más vistoso de Pratchett. El humor no está tan presente, la mala leche en algunas de sus situaciones está muy atenuada. Si tuviera que valorarla la consideraría una obra juvenil que sirve para presentar a los personajes cara aventuras mucho más trepidantes.

El carácter juvenil viene marcado por su protagonista, Eskarina es una niña por lo que las situaciones delirantes que acompañan por ejemplo a la Guardia Nocturna, no aparecen. Todo es más políticamente correcto. El carácter de presentación se refleja en que gran parte de la novela transcurre con el fin de llegar a una situación determinada, que Eskarina, pero sobre todo que Yaya Vieja se encuentre en la capital de Mundodisco. Antes asistimos al nacimiento de la niña, a su crecimiento, a sus lecciones con Yaya, a su viaje, a sus encuentros con distintos personajes de pueblan este extraño universo, asistimos a unas sesiones en la Universidad Invisible, y descubrimos que el mundo está a punto de acabarse por unos extraños seres.

No podemos olvidarnos la crítica social siempre imperante en la obra de Pratchett. En este caso se nos plantea el dilema de estar determinados a ser mago o bruja según tu género. Los magos son siempre hombres. Las brujas son siempre mujeres. No hay magos mujeres, es algo imposible, inaudito. Pero tampoco hay hombres que sean brujas, porque entonces son hechiceros, y no hay hechiceros. ¿Y esta división por qué es? Porque los magos se ocupan de una magia distinta, tiene que ver con largas letras, libros gruesos y polvorientos, cayados mágicos y hebras del mundo; el cambio las brujas usan una magia más de andar por casa, con hierbas, pociones, miradas retadoras. Son dos maneras de entender la magia que parece destinadas a no entenderse hasta que llega Eskarina quien nació para ser mago. El caso es que los magos no la quieres y las brujas sí. Ninguno se da cuenta de que apartarla de lo que es, va en contra de la propia niña y en contra de la magia. Finalmente tendrán que llevar a un acuerdo aunque es algo que veremos en otras entregas.

A parte de las anteriores consideraciones Ritos iguales presenta todo el carisma de su autor aunque en dosis mucho más comedidas, salvo en el final donde todo se desboca un poco, para nuestro mayor disfrute.

De todas maneras lo peor es la brevedad el texto, solo doscientas setenta y dos páginas, en letra mediana, así que si te pones lo acabas en un día. Y es una pena porque es una historia con la que disfrutas bastante, siempre y cuando consideres que Mundodisco no puede regirse por el estilo imperante en el arco argumental de la Guardia Nocturna. Si valoramos que Mundodisco está cerca de los cuarenta libros, es normal que se encuentren diferentes maneras de acercarse a este mundo fantástico, unas más divertidas, otras más serias, pero todas con el estilo de Pratchett.

Clasificación: 8,25/10

 

Otras novelas de Terry Pratchett
El color de la magia
El asombroso Mauricio y los roedores sabios
Ronda de noche
¡Zas!
Dinero a mansalva
El Atlético Invisible
Anuncios

2 thoughts on “Ritos iguales, Terry Pratchett”

  1. Tengo que darle una oportunidad a Pratchett. Todo el mundo me la recomienda, pero es que esas casi 40 novelas del Mundodisco me echan bastante para atrás.

    Al menos, alguna tengo que leerme, para catar su estilo y demás.

    ¡Besines!

    1. Rober si bien hay gente que se marca el reto de leerlas en un año o en dos, lo mejor de Terry y de su serie es que son novelas para disfrutar que uno tiene que leer a su propio ritmo. Anímate a leerlo, a casi todos los lectores le gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s