Novela nórdica

Nunca volverás, Hans Koppel

hans

Considerar que toda la literatura nórdica que pivota sobre asesinatos es igual es un error porque hay tantos estilos como autores. Pero considerar que cada libro es diferente también lo es porque todos tienen un punto en común que viene dado por una climatología fría y oscura que se refleja en su peculiar forma de narrar.

Podemos concluir que hay diferencias y también elementos en común y Hans Koppel es un reflejo de ello. La diferencia viene de que en  Nunca volverás se nos plantea una historia completamente diferente de lo habitual. No nos encontramos ante un crimen que un par de avispados –o no- policías tienen que investigar. No hay un trabajo de investigación de familiares, ni de amantes, ni de periodistas ni de nada parecido.  Y por eso este libro es tan singular, porque nos introducen en el espíritu del crimen desde la perspectiva de sus consecuencias. Un punto  muy interesante que por desgracia no es explotado hasta su final, o más bien hasta sus más crudas consecuencias.

La novela trata de sobre Mike Zetterberg y su esposa Ylva, que un día desaparece misteriosamente. Ambos llevan casado bastantes años y tiene una preciosa hija, Sanna, de corta edad. Su matrimonio ha pasado por un par de baches, ella es un tanto pendejo y tuvo una aventura con un hombre hace tiempo, pero su relación se ha ido asentando poco a poco. Aunque no lo suficiente para que la confianza esa plena, al menos por parte del marido.

Esta es la trama principal a la que se unen un par de tramas secundarias, como es la historia de los dos amigos, el millonario y el periodista fracasado, y un par de incompetentes policías. El caso es que el libro tenía todos los ingredientes para ser perfecto pero ha fallado en la construcción de los personajes. Con respecto a Mike no se le puede tomar muy en serio porque resulta un tanto patético con sus lloros continuos. Con esto no quiero decir que los hombres no puedan llorar pero él lo hace con excesiva frecuencia aunque motivos no le faltan ya que tiene una gran dependencia emocional con respecto a su mujer, debilidad que ella aprovecha en la menor ocasión.

Con respecto a Ylva su situación es dramática pero es casi imposible sentir pena por ella. Es cierto que en su juventud fue cruel y despiadada y que sus secuestradores tienen motivos para retenerla –motivos no válidos- pero en su papel de víctima falla algo, no porque su personalidad deje que desear, sino porque no podemos empatizar con lo que le pasa por muy duro que sea.  Recordando  La mujer que arañaba las paredes no puedo dejar de comparar la situación de ambas mujeres. En el caso de la novela de Jussi la angustia iba creciendo poco a poco hasta casi ahogarte de preocupación por un personaje no real. En la novela de Koppel, esa cercanía, ese deseo de que todo se resuelva satisfactoriamente, si bien existe –no somos tan malos- tampoco es lo primordial. Pasamos por la angustia de Ylva con la misma indiferencia con la que asistimos a los lloriqueos de su marido.

Por eso considero que esta novela es una novela fría, desapasionada,  que solo pretenden relatar unos hechos y nada más. Quizá ahí está la gracia de la historia cuya moraleja es que el tiempo lo cura todo y que de las desgracias también se aprende. Depende de uno elegir si para bien o para mal.

Con todo ello es una lectura que no ha estado nada mal. No llega a ser de esas novelas que te tienen pendiente de cada página pero resulta entretenida. Supongo que con eso basta.

Clasificación: 6,25/10

Te puede interesar
Invierno ártico, Indridason Arnaldur
Un monstruo viene a verme, Patrick Ness
Mi chica fantasma, Tamsyn Murray
Aleación de ley, Brandon Sanderson
Anuncios

2 thoughts on “Nunca volverás, Hans Koppel”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s