Animación, Cine

Gru 2

cartel-gru-2,-mi-villano-favorito-003

Gru mi villano favorito –estrenada hace tres años – era el punto de partida de la nueva división animada de Universal, y colocaba las bases de lo que sería su ideología animada: no competir con Pixar –con sus grandes historias-, Disney –con su ñoñería, sus canciones y sus ansias de enseñar – o con Dreamworks  -con su humor irreverente y sus personajes alocados-. Y así nació Gru,  una historia sencilla en su planeamiento, con un personaje principal que se carecía de fuerza para dominar la historia, unas niñas que a veces eran repelentes y unos Minions a los que llegabas a adorar y que te hacían recordar lo mejor del cine mudo. Y pese a todo este revoltijo dispar la película contaba con  pequeños toques que la hacían merecedora de pagar una entrada de cine.

Por eso cuando supe que se preparaba una segunda parte no tuve ninguna duda de que iría a verla porque al fin y al cabo los pequeños personajes amarillos de lenguaje incompresible son demasiados buenos para dejarlos pasar.

Gru 2 arranca donde lo dejó la primera, con nuestro ex villano en su papel de padre devoto, tan devoto que termina haciendo el ridículo si eso consigue que la más pequeña se sienta feliz el día de su cumpleaños. Su vida discurre alejado del mal por lo que sus actividades profesionales si dirigen a la industria de la mermelada, con muy escaso éxito, la verdad. Por desgracia es secuestrado por una intrépida agente perteneciente a una agencia internacional encargada de proteger el mundo de súper villanos, que le propone ayudarles a capturar a un  villano que ha robado una fórmula que convierte a quien se la inyecte en un monstruo sanguinario. Al principio Gru rechaza la propuesta pero algo la hace cambiar de opinión, y de villano retirado pasa a ser el salvador del mundo.

La idea es bastante interesante y está bien planteada aunque el espacio en el que se mueven los personajes es un poco limitado pues la acción trascurre bien en el laboratorio-casa de Gru, o en el centro comercial donde el villano puede tener su negocio legal, y en menor medida en otros lugares. Es este espacio comercial donde la película gana fuerza y diversión no solo para los más pequeños, que se reirán con los clásicos golpes y las tonterías de los minions, los adultos la disfrutarán porque está plagada de pequeños guiños que provocan más de una sonrisa de complicidad.

La trama transcurre con fluidez, con pequeños altibajos pero se mantiene con soltura hasta el final. Pero lo mejor de todo es que Gru por fin se convierte en héroe o en protagonista de su propia historia más allá de la gracia de los pequeños seres amarillos o e las niñas, que por suerte aparecen en contadas ocasiones evitando que la película sea excesivamente noña.

No puedo decir nada excesivamente malo de la película porque la verdad es que me ha encantado y me he reído bastante así que la recomiendo como propuesta veraniega.

Solo necesito hacer un apunte: en España vuelve a ser Florentino Fernández quien da la voz de Gru, algo que personalmente me horroriza. Para rematarla Patricia Conde hace el papel de súper agente femenina.

Clasificación: 6,75/10

Te puede interesar

El hombre de acero

Guerra Mundial Z

El Hobbit: Un viaje inesperado

Anuncios

2 thoughts on “Gru 2”

  1. Esta película es muy dulce. Preciosa. No es de un diez. Pero, enternece 🙂 Estoy de acuerdo con el tema del doblaje. Por no hablar sobre ese intrusismo laboral de esa gente u_u Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s