Acción, Cine, Comedia

Cuerpos especiales

cuerpos especiales

Sandra Bullock es una auténtica estrella cuando hablamos en comedia, aunque encasillarla en este género -que se le da  muy bien- es un error porque ha demostrado que también domina el drama cuando le dan esa oportunidad. Este año tenemos suerte porque podemos verla en una comedia, Cuerpos especiales y en un drama de ciencia ficción, Gravity, con George Clooney.

Hoy toca hablar de Cuerpos especialespelícula que se define por ser la típica historia de dos policías que el destino -que tiene en ocasiones mucho sentido del humor- ha unido para desgracia de ambos, porque son completamente distintos. Casi todas las películas de compañeros policías que tienen la etiqueta de comedia son de este tipo.

Cuerpos especiales no se separa de este modelo, es más, lo sigue a rajatabla con la salvedad de que los personajes son femeninos. Y ahí está la gracia de la película, comprobar cómo una historia muy manida se convierte en una historia menos manida pero muy simpática y que te provoca alguna que otra carcajada.

Sarah Ashburn (Sandra Bullock) es un agente del FBI muy inteligente pero que no goza de simpatías entre sus compañeros porque suele dejarlos en ridículo de vez en cuando. Es seria, responsable y sigue las reglas siempre. Su meta es ir ascendiendo en el cuerpo por lo que se embarca en una investigación importante que si resuelve satisfactoriamente le dará lo que desea: un gran despacho con ventanales. Pero para ello deberá lidiar con el agente de policía de la ciudad de Boston, Shannon Mullins (Melissa McCarty,Rescacón3, Como la vida misma) todo un personaje dentro de la comisaría porque tiene un problema con la autoridad, es muy bruta, no muy limpia y usa la nevera como arsenal. A primera vista ambos se detestan. La amistad y la confianza son palabras que nunca usarían para describirse mutuamente pero tiene algo en común más allá de que son buenos policías, y es que tienen un objetivo en común: atrapar al malo y por eso, después de una serie de encontronazos ambas deciden llegar a un acuerdo para trabajan en común. 

Paul Feig (La boda de mi mejor amiga) ha dirigido esta cinta y lo ha hecho con soltura dejando que Bullock y McCarty moldearan a sus personajes un poco a su gusto. Es cierto que la historia no es gran cosa, pero es lo de menos pues es la escusa para juntar a estas dos actrices -y a sus personajes – y construir a su alrededor una historia de humor pero también de aventura.

Del papel del Sandra Bullock no podemos decir nada más que este género sin duda en es la mejor. Sabe perfectamente como manejarse en la comedia y lo hace de la mejor manera, con un humor muy cercano y carente gestos exagerados, algo que se agradece mucho. Melissa McCarty es un poco distinta porque su concepto de la comedia es diferente, es decir,  usa su cuerpo – que no encaja dentro de las medidas 90-60-90-, y su rostro -no es una de las bellezas del cine – como reclamo para hacer escenas más corporales – perseguir al malo- con un humor un poco más vulgar porque viene acompañado por una serie de tacos que suelta a diestro y siniestro. La unión de ambas da lugar a que el humor esté equilibrado y eso le otorga mucho valor a la película en su resultado final. Bullock permite que la historia no sea excesivamente simple con chistes fáciles y repleta de escenas de golpes, y McCarty  que no sea una comedia intelectual con aires de grandeza. Cuando se juntan las dos – la escena del bar – las risas están garantizadas.

Tenemos por lo tanto muy buenas interpretaciones y una dirección eficaz. ¿Falla en algo? Si la valoramos como comedia no, es casi perfecta, pero si la consideramos como película de policías los puntos negativos aumentan ya que no estamos ante una cinta que cuente con trama excesivamente meditada, con malos que no son malos -aquí hay un poco de eso- y una investigación que se enreda cada vez más con giros inesperados. Aquí todo es un tanto simple en su planteamiento pero esa simplicidad se agradece porque al fin y al cabo hemos comprado la entrada para pasar un buen rato y eso Cuerpos especiales lo hace muy bien.

La verdad es que me lo he pasado muy bien viendo la película. Es de las pocas comedias que llevo vistas este año con la que me he reído un montón -la otra son Los Miller-. Simplemente es un placer volver a ver a Bullock en su salsa y a McCarty también, aunque su papel no es excesivamente original porque se parece a otros que ha interpretado anteriormente. Son dos horas que se te pasan volando y que disfrutas enormemente.

Clasificación: 7,5/10

Anuncios

1 thought on “Cuerpos especiales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s