Cine, Drama

Prisioneros

Prisioneros_

¿Qué harías si un día tu hija pequeña desaparece y el que tú crees culpable de su secuestro sale en libertad? ¿No harías nada dejando que la policía siguiera investigando? ¿Iniciarías tus propias pesquisas? ¿O usarías la venganza más cruel para conseguir averiguar la verdad?

Prisioneros del director canadiense Denis Vileneuve explora todas esas posibilidades creando una película tan inquietante como absorbente.

Keller Dover (Huhg Jackman,  Los Miserables, Lobezno imortal) es un trabajador de la construcción que tiene una vida casi perfecta gracias a su familia, compuesta por su mujer, Grace (Maria Bello) y sus dos hijos, Ralph (Dylan Minnette) un adolescente y su hija pequeña de seis años. Sus mejores amigos son unos vecinos, los Birch, con los que comparten celebraciones y que tiene a su vez dos hijas de la misma edad que los Dover.  Después de una agradable reunión en el hogar de los Birch, las niñas deciden hacer un pequeño paseo hasta la casa de los Dover, pero nunca regresan.  Pronto comienza la búsqueda de las menores. El encargado de la investigación es el detective Loki (Jake Gyllenhaal, Código fuente) quien termina arrestando al dueño de una vieja furgoneta llamado Alex Jones (Paul Dano). Pero al no haber ninguna evidencia seria contra él lo terminan liberando para desesperación de Keller, que decide que la única manera de salvar a su hija y a su amiga es embarcándose en una cruzada sangrienta que terminará destrozando aquello que más quiere.

Prisioneros es una película gris, sin nada de color o de la alegría. Su director no se ha permitido ni siquiera un atisbo de esperanza para unos padres afligidos por el secuestro de su hija. Por ello la historia casa tan bien con ese pequeño pueblo del norte de los Estados Unidos, un lugar rodeado de bosques en los que puedes cazar ciervos y en donde la lluvia, la nieve y el frío es una constante. Este lugar no permite hombres blandos y Keller no lo es, sabemos muy bien lo que piensa de la vida en una de las escenas primeras, cuando regresa con su hijo mayor del bosque. Por eso no nos extraña el rumbo que toma la historia cuando decide hacer las cosas a su manera, arrastrando a sus amigos y a su propia familia en su locura. Pero ¿la reacción de Keller está una locura o un acto de desesperación?

Hace algún tiempo vi una película francesa en la que un padre secuestraba y luego torturaba al violador y asesino de su única hija, una niña de unos pocos meses. En ella los límites entre la venganza, la locura, la desesperación y el olvido estaban muy difuminados. Prisioneros no es una película tan dura como la francesa pues aporta otro punto de vista interesante, que es la obcecación del detective Loki por descubrir el paradero de las dos niñas.

La historia arranca con fuerza y se mantiene a lo largo de las más de dos horas de duración, manteniendo la tensión en todo momento, aunque hay algunas pausas que hacen que el espectador respire con cierta tranquilidad. Algo que me ha gustado es que no hay grandes sobresaltos, es decir, en el guión no vamos a encontrar con giros argumentales muy forzados de modo que la narración sigue un rumbo bien determinado sin desviarse de su objetivo. Y por eso al final la película es muy realista porque en la vida real los conejos sacados de la chistera no existen.

El final de la película muy bueno, perfecta conclusión.

En cuanto a los actores el director ha logrado sacar lo mejor de cada uno. Hugh Jackman está muy bien, ha dotado de gran fuerza a su personaje dándole un toque de frialdad escalofriante que te hace pensar en quién es más cruel si el hombre que se llevó a sus hija o el padre que está dispuesto a todo para recuperarla. Jak Gyllenhaal, muy sosegado pero también con un punto de mal genio. Está perfecto al igual que Viola Davis (Criadas y señoras) que es capaz de mostrar todo el sufrimiento con solo una mirada.

Prisioneros en una película muy buena, de las mejores que he visto este año, y que seguramente recordaré durante un largo tiempo. Sin duda no nos la deberíamos de perder.

Clasificación: 8,5/10

Anuncios

6 thoughts on “Prisioneros”

  1. Suena bien. A ver si encuentro un momento no muy bajo, porque para ver este tipo de películas, sobre todo si son buenas y te metes en ella, hay que tener un día altito.
    Feliz domingo.

  2. Hay escenas que no logré entender. Cuando la niñita de color está en la clínica dice “tu estuviste cuando me puso la cinta en la boca” mirando al padre de la niñita blanca. El sale en dirección hacia la casa de la vieja. Dudas: porqué no avisarle al policia donde se dirigía? Qué tenía ese brevaje de la botella que le hace tomar? veneno, algo para hacerlo dormir? otra cosa: cuando la niñita negra recuerda que se está arrancando, hay una mujer con una chaqueta de lluvia que al detener la pelicula no logro entender quien es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s