Drama, Serie, Televisión

“Glee” un adiós definitivo

glee

Desde que se dio a conocer el fallecimiento de Cory Monteith se ha especulado mucho sobre Glee cómo afrontaría la pérdida de uno de sus protagonistas y cómo la reflejaría en la ficción si desde un punto realista, ajustandose a las verdaderas causas de la muerte del actor, o suavizándola un poco a la vez que otorgaba algún que otro consejo lleno de buenas intenciones.

Los seguidores de Glee hemos asistido a la decadencia de esta serie con resignación. La primera temporada la convertía en todo el referente porque unía muy bien la clásica trama de instituto, con el típicos personajes (las animadoras, los futbolistas, los perdedores…) con grandes interpretaciones musicales. En cada capítulo se trababa un tema un poco diferente que nos permitía ver cómo los menos populares iban afianzándo su confianza gracias a la amistad que poco a poco forjaban dentro de un club musical, sin perder de vista claro, el potencial artístico que alguno de ellos descubría casi por casualidad. Había grandes dosis de humor, a veces corrosivo, y unas grandes interpretaciones musicales que salpicaban la historia sin llegar a ahogarla. Con el paso de los capítulos la balanza se fue inclinando hacia el ámbito musical, de modo que en sus última temporada -la cuarta, pues la quinta acaba de empezar a emitirse- solo asistimos a una sucesión de interpretaciones musicales muchas veces sin un hilo en común. Por eso los espectadores -entre los que me encuentro- comenzó a avandonarla poco a poco, porque para oír canciones tenemos la MTV u otros canales de música.

En cualquier caso Glee seguía siendo una serie a la que una podía acudir de vez en cuando pues era un modo de pasar el tiempo sin grandes complicaciones.

La muerte de unos de sus protagonistas supone dar un giro a la trama en la quinta temporada, pues los guionistas han tenido que reajustar el argumento para explicar y suplir la falta de  de dicho personaje. Los episodios emitidos hasta el momento no han supuesto ningún cambio espectacular. Los dos primeros fueron un homenaje a Los Beatles -después de conseguir los derechos para interpretar las canciones- en los que la ausencia de Finn Hudson no supuso ningún problema. En cambio el tercero ya es un claro homenaje a él. Con la asusencia de varios personajes – Brittany y Quinn- todos los que han pertenecido a Glee han estado presentes, cada uno de ellos interpretando una canción con la que recordar a su amigo. Las nuevas incorporaciones se han quedado en un segundo plano, algo que se agradece, pues nos hacen recordar lo mejor de la primera temporada de esta serie.

Ha sido un capítulo contenido en el sentido de que se ha huido de la sensiblería y se ha permitido a los personajes que manifiesten sus sentimientos pero sin recurir al llanto facilón. Ellos simplemente mostraron sus emociones, cada uno a través de una canción y de un llanto sosegado. Se agradece también que no se haya querido hacer leña del árbol caído porque no se mencionan las causas del fallecimiento del personaje, porque a fin de cuentas lo importante es el recuerdo que deja atrás, no introducir un consejo moral que llega demasiado tarde.

 Cory Monteith no era un actor espectacular, ni tampoco un cantante destacado pero cumplía muy bien con su papel, lo que le permitió seguir en la serie mientras otros personajes la dejaban o aspiraban a algo más (caso de su novia en la ficción irse a Nueva York). La serie sobrevive sin él aunque no será lo mismo pues Ryan Murphy -unos de los creadores- tenía muy claro cómo iba a acabar la serie y ella apoyándose en la historia de amor de Cory y Rachel. La ausencia trágica del actor ha determinado un cambio de rumbo que parece que concluirá dentro de poco pues hay previsiones de que la serie termine definitivamente con su sexta temporada.

Sobreviva no no más allá de un par de años queda claro que Glee no es lo que vimos en la primera temporada, carece de una trama estructurada, de unos actores-cantantes suficientemente potentes para atapar -lamentablemente la serie sigue recayendo en Rachel y Kurt que parecen atrapados en una trama un tanto repetitiva- y de abuso exagerado de los números musicales. Por eso yo solo la veo -más bien la oígo- cuando tengo ganas de escuchar algo de música.

¿Y vosotros qué opináis de Glee?

Anuncios

1 comentario en ““Glee” un adiós definitivo”

  1. Aún la sigo, aunque sí, en las últimas temporadas poco se puede salvar, salvo los números musicales. Me alegra saber que va a terminar en la próxima temporada. Así no seguirá cayendo.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s