literatura, Novela británica, Policíaca

The murder house, Simon Beaufort

themurderhouse

Eres una joven policía no muy contenta con tu trabajo. Un antiguo amigo del colegio, convertido en un abogado sin escrúpulos, te hace chantaje. Una noche lo asesinas. ¿Qué harías?

Simon Beaufort investiga la respuesta con The murder house una más que interesante novela policial contada a dos voces, la primera es la de la protagonista y la otra la del narrador que todo lo sabe.

La novela comienza contándonos un poco de la infancia de Helen Anderson, y lo hace a través de su propia voz. Con estas primeras páginas conocemos que Helen no es una persona fácil, en cuanto a que a pesar de que su vida parece encauzada no se siente a gusto en su piel. Ha ido la la universidad, tiene un trabajo seguro como policía en Bristol, tiene amigos que la aprecian y una madre que la llama constantemente pero aún así no se siente feliz. Aún así va a trabajar todos los días y lo hace lo mejor que puede hasta que se vuelve a cruzar en su camino James Paxton, un prestigioso abogado, antiguo amigo del colegio con el que pasa una noche loca no muy satisfactoria. Después de un tiempo James descubre que Helen ha sacado un archivo importante de la comisaría aunque estaba prohibido. Intentando esconder su error la joven policía termina contándole algo que ayuda a James a que uno de sus clientes salga libre. Creyendo que todo se había acabado Helen descubre aterrorizada que Paxton tiene otros planes, pero ella no está dispuesta a rendirse fácilmente.

La historia es muy interesante, se basa en un idea que puede dar mucho de si. Habitualmente los libros policiales se basan en un comisario, o en un detective -a lo sumo un grupo de ellos- que investiga unos asesinatos con el afán de descubrir y meter en la cárcel a su autor. En muchas ocasiones no hay nada personal entre ambos, para el asesino es cuestión de locura, pasión, venganza o codicia, y para el policía un trabajo que debe hacer sabiendo que no se puede obsesionar con él. Pero la pespectiva cambia desde el momento en que Helen se presenta en el primer oración del libro como una asesina. Una asesina que trabaja para la policia de modo que tiene la oportunidad de ir poniendo trabas a la investigación para poder librarse del crimen cometido.

A medida que avanza la historia esta se va transfornando poco a poco. Resulta curioso comprobar como a pesar de que Helen sufre las consecuencias de haber matado a su antiguo compañero, su vida personal se va encauzando gracias a una nueva relación. Más complicada es su vida profresional, más que nada porque hay un sargento que le amarga la vida. En cuanto a sus remordimientos están ahí, agazapados, esperando el momento oportuno para salir, pero en cuanto lo hace empiezan las justificaciones “lo maté porque se lo merecía”  “era una mala persona” …pensamientos que no consiguen hacer que ella se sienta mejor pues pese a todo sabe que James no se merecía ese final, pese a que la estaba chantajeando y estaba dispuesto a hundir su vida con tal de salir victorioso en los casos en los que participaba. Que fuera todo casi un accidente tampoco vale gran cosa.

Me ha gustado el dilema al que se enfrenta la protagonista porque por un lado siente que debe decirlo todo, pero por otro que debe callar para no terminar en la cárcel. Su implicación en la investigacion es curiosa ya que por una parte ayuda pero por otra entorpece. El hecho de saber lo que Helen hace ocasiona que veamos con otros ojos el trabajo de sus compañeros, que no saben que ella les está entregando pistas falsas. 

El final está bien planteado, no desmerece a la historia aunque se ve un poco roncabolesco desde el mismo momento en que Helen se dedica a acabar sus problemas  a pedradas.

The muerder house es un libro no ha estado nada mal. Me ha permitido descubrir un nuevo autor -que escribe bastante bien-  a la vez que me introdujo en el mundo del asesinato desde la pespectiva de una joven que se ve acosada por las circunstancias. A veces las pequeñas decisones que tomamos en un momento determinado y que nos parecen superfluas son las que marcan nuestro destino.

Clasificación: 7,25/10

Anuncios

4 thoughts on “The murder house, Simon Beaufort”

  1. Anda, pues este no lo conocía y no tiene mala pinta esa premisa de ponernos a la supuesta “buena” en la piel de una asesina. Al menos, rompe en un destello con lo más común en este tipo de novelas.

    La portada me parece fantástica, por cierto.

    Besines, Welzen!

  2. Me interesa este cambio de perspectiva! Parece un rollo “Dexter” pero sin ese punto de psicópata 🙂 Te llegas a poner del lado del asesino? Supongo que es algo para reflexionar. Me lo apunto en la lista de pendientes! Muchas gracias por la recomendación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s