Acción, Ciencia ficción, Cine, Fantástico

El Hobbit: La desolación de Smaug

hobbit

El Hobbit de J. R. R. Tolkien es un libro de apenas trescientas páginas muy bien escritas. Por ello crear una trilogía cinematográfica en las que cada películas dure casi tres horas es todo un prodigio de estiramiento argumentativo digno de un récord mundial. No es que le pongamos peros a la labor de Peter Jackson pero para los más puristas de El Señor de los anillos escuece un poco que por el afán de crear una superproducción que arrastre a millones de espectadores al cine, se desvirtúe la esencia de la novela. Escuece pero no duele porque una vez que la ves en la pantalla grande te olvidas de todas tus posibles quejas. 

Sería muy interesante conocer qué pensaría el Tolkien de todo esto -tengo la sensación de que se llevaría muy bien con el director- así que lo único que debemos considerar  es que El Hobbit ha superado a la novela en la que se basa para convertirse en un fenómeno que gana adeptos con cada estreno, porque todo lo que rodea a esta trilogía es un puro espectáculo visual que convierte en las aventuras del Biblo Bolsón en una de las mayores epopeyas de los últimos años.

El Hobbit: La desolación de Smaug -como es natural- retoma el final de El hobbit. Un viaje inesperado, aunque comienza con una escena que nos ayuda a entender aún más el deseo Thorin por recuperar su reino perdido. A partir de ahí la película avanza sin tropiezo, salpicada de escenas de acción en los que los enanos deberán huir -Peter Jackson ha creado escuela con estas escenas cenitales- de los orcos, luchar contra monstruos gigantes, enfrentarse a los elfos, relacionarse con los humanos, afrontar una profecía y comprender que el hobbit que los acompaña no es solo un buscador, es un amigo y un compañero de armas. Mientras tanto Biblo -que bien está Martin Freeman- luchará contra el poder oscuro del anillo.

A diferencia de la anterior película, que era una presentación de los personajes y del problema al que se enfrentan, esta película es más compleja y abre más caminos argumentativos al darle mayor protagonismo a personajes diversos.  Ya hemos visto que hay enanos, orcos, elfos, hobbits -aunque sólo sea uno-, magos y los humanos. Cada uno de ellos tiene unos intereses muchas veces contrapuestos, y no solo con su enemigo natural, sino también con sus aparentes camaradas, por eso las escenas de acción cobran una gran importancia porque todo lo que había que decir ya se dicho anteriormente, es momento de la acción, de tomar posiciones para la batalla final que tendrá lugar en la tercera entrega. No hay tiempo para el descanso porque siempre hay una batalla a la que enfrentarse y un enemigo al que derrotar. Esta rapidez incluso de nota en los momentos más íntimos -relación de elfa y enano, de Legolas con su padre, la de Thorin con sus hombres- que se solventan en diálogos preciosos y cortos muy alejados de las largas explicaciones que apreciamos  “El Hobbit. Un viaje inesperado“.

Pero no solo es un acierto el ritmo veloz que ha adquirido “La desolación de Smaug” porque la grandiosidad de las imágenes es increíble. Todos los detalles están cuidados, desde la altura de los enanos, pasando por las espectaculares construcciones de los elfos o de la morada de Smaug -el ser no real más rico del mundo por detrás del Tío Gilito- que te dejan muchas veces con los ojos abiertos. Simplemente increíble. Muchos de los detalles seguramente no podremos observarlos hasta que la volvamos a ver con tranquilidad en el sillón de casa.

No le puedo poner pegas a la película -la ha visto dos veces en el cine, una en versión original y otra en español- salvo que el final te deja con ganas de ir corriendo a la Wikipedia para saber que pasa. Pero me he controlado. Por el momento.

Clasificación: 9/10

Anuncios

2 thoughts on “El Hobbit: La desolación de Smaug”

  1. No la he visto aún, a ver si este finde me acerco al cine y la disfruto de una vez. Que la primera me encantó. Es cierto que una vez que empiezas te olvidas totalmente del libro. Es todo un espectáculo esta película.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s