Cine, Drama, Histórico cine

La ladrona de libros

ladrona

A falta de guiones originales el cine se ha ido decantando cada vez más por trasladar a la gran pantalla historias que tienen su origen en novelas que alcanzaron un gran éxito editorial. Una de las últimpas películas que se ajusta a esta afirmación es La ladrona de libros adaptación de la novela de Markus Zusak

Lo primero que tengo que decir es que no he leído el libro a pesar de las grandes alabanzas que se escribieron sobre él, pero es que con ciertas novelas huyo todo lo que puedo. No tiene nada que ver con el escritor, con la temática o con la editorial, sino con las propias críticas, cuanto más positivas más corro. La experiencia te otorga algunas veces sabiduría.  

Sin referencias literarias claras -desconocía los protagonistas, el argumento y el final- me senté comódamente en la bucata de cine y me dispuse a disfrutar de la película. La historia no es nada novedosa. Liesel Meninger (Sophie Nélisse) ha sido separada de su madre, una comunista, y entregada a una nueva familia para que cuide de ella. Durante el camino pierde a su hermano pequeño, quedándole como recuerdo un viejo libro que no puede leer -es analfabeta- y una fotografía. Sus nuevos padres son los Hubermann, Hans ( Geoffrey Rush) y Rosa (Emily Watson), él amable y simpático, ella arisca y mandona. La vida de Liesel poco a poco se adapta a una vida normal, aprende a leer disfrutando con el descubrimiento de nuevas palabras, su amistad con su vecino y compañero de colegio Rudy Steiner crece poco a poco y encuentra el carino en su nueva familia al tiempo que se ve envuelta en la propaganda nazi que rodea el país años antes del comienzo de la II Guerra Mundial. Su mundo adquiere una nueva visión cuando sus padres adoptivos decide ayudar un joven judío  escondiéndolo en su casa.

Como ya he dicho el argumento es bastante manido. Por un lado está la juventud idealista de Liesel que no solo aprende a disfrutar de los libros -la escena donde se ve obligada a quemar uno es muy reveladora- sino que también comienza a entender mucho mejor el mundo que la rodea, y eso implica, asumir que su madre por sus ideas contrarías el régimen no va a volver, y que el régimen nazi no solo son canciones patrióticas y uniformes con esbásticas.  La parte dulce la pone su joven vecino y compañero de aventuras, que constantemente le pide un beso, y los Hubermann a los que llega  a querer con locura, al igual que Alex, el joven judío.

Es evidente que el guión, adaptado por Michael Petroni ha conseguido sacar lo mejor de la novela de Markus Zusak, gracias a un buen equilibrio entre la parte dramática y la parte cotidiana de la época, salpicada ésta de pequeños momentos divertidos, que ayudan a aliviar la gran emotividad que desprende toda la historia. Queda claro que la novela -y por ende la película- busca indagar en los corazones de los lectores-espectadores para arrancar alguna lagrimilla, pero dejando constancia siempre hay una pequeña luz entre tanta oscuridad. Y la luz en los terribles tiempos del nazismo en Alemania viene de una niña que adora leer, y que por ayudar a su refugiado amigo -con el gran peligro que implica ayudar a un judio en estos tiempos- a pasar mejor los días sin disfrutar del sol decide robar algún que otro libro y leérselo. No podemos dejar de lado el papel del narrador que ya desde el comienzo se presenta como la Muerte, aunque no se presenta a sí misma, queda muy  claro cuál es su papel. Sabiendo eso ya podemos empezar a quitar los pañuelos del bolso para tenerlos a mano. Es interesante como la Muerte va narrando diversos aspectos de la vida de Liesel pero en cierta medida le quita algo de emoción porque sabes que alguien se va a morir, es inevitable dado las circunstancias, lo que no te queda claro es quién aunque no puedes dejar de hacer apuestas sobre quién será. Cuando lo averiguas -ya al final de la película- te das cuenta de toda la parte dramáticas que has visto hasta entonces era solo un anticipo que no puede comprase con el destino que le tiene reservados a estos personajes.

Si en cuanto al guión no hay nada que criticar, es efectivo hasta en su último detalle, si hablamos de las interpretaciones ya nos tenemos que quitar el sombrero. Geoffrey Rush (El discurso del rey, Piratas del Caribe. En las mareas misteriosas) es un gran actor que borda sus papeles tanto el cine como en televisión. Emily Watson (Anna Karenina, War Horse) es otra actriz genial que siempre te otorga una gran interpretación. Vale la pena pagar la entrada de cine con tal de verlos a los dos, separados son efectistas, juntos dan lecciones de interpretación. Con respecto a los niños, tanto Sophie Nélisse como Nico Liersch, están muy bien.

La ladrona de libros no es la película que esperaba porque siendo sincera yo creía que Liesel se dedicaría a salvar los libros de la quema de los nazis -les gustaba hacer hogueras con ellos – pero no ha sido así. La novela se ha ido por el camino más recorrido en este tipo de historias: nazis, personas buenas, judío refugiado en un lugar oscuro… pero se diferencia de otras propuestas en que de vez en cuando hay un momento de puro amor a la literatura, a las palabras -el sótano con el abecedario es una idea maravillosa- y a las historias que nos hace recordar que no hay nada mejor que disfrutar de un libro.

Una buena película que te hará llorar pero que te aportará una mirada diferente a las estanterías repletas de libros de tu casa. Vale la pena verla.

Anuncios

5 thoughts on “La ladrona de libros”

  1. “La novela se ha ido por el camino más recorrido en este tipo de historias: nazis, personas buenas, judío refugiado en un lugar oscuro… pero se diferencia de otras propuestas en que de vez en cuando hay un momento de puro amor a la literatura, a las palabras -el sótano con el abecedario es una idea maravillosa- y a las historias que nos hace recordar que no hay nada mejor que disfrutar de un libro”.
    Totalmente de acuerdo contigo, yo no lo habría expresado mejor. Un saludo 🙂

    1. No es una novela de ciencia ficción, habla de una joven que va a vivir con unos padres adoptivos durante la II Guerra Mundial, que terminan protegiendo a un joven de origen judío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s