literatura, Novela fantástica

Máscaras de muerte, Jim Butcher

muerte

Máscaras de muerte es la quinta entrega de la serie de Harry Dresden, el único mago reconocido de la ciudad de Chicago. Considerando todo lo que la ha pasado en las entregas anteriores -es una serie que conviene leer desde sus comienzos- no resulta extraño encontarnos en las primeras escenas de esta novela, con que la vida del protagonista corre peligro porque hay unos tipos que están empeñados en arrancarle la cabeza del cuerpo.

En esta entrega Harry se enfrenta a diversas dificultades, por una parte aparece el campeón de la Corte Roja de los vampiros que le reta a un duelo a muerte, para poder terminar con la guerra entre los magos y los vampiros. Por otra parte el Sudario de Turín ha sido robado y su nuevo cliente, un sacerdote al servicio del Papa, le ha contratado para encontrarlo.

Al igual que en las entregas anteriores no hay descanso para protagonista pues cuando sale de un lío -esto quiere decir, cuando consigue escapar por los pelos de los diversos seres mágicos que lo quieren matar – se mete en otro embrollo. El problema es que cada vez es más complicado salir de los líos porque las enemistades que fue haciendo en las anteriores entregas de la serie están cada vez más deseosas de acabar con su vida. Los conflictos no desaparecen cuando acabas con la lectura de uno de sus libros, sino que se van acumulando de tal modo que la vida de Harry es un completo desastre. Las causas son varias, aunque quizá que diga lo que piense sin preocuparse de herir los sentimientos de los demás -mucho menos si son los malos- y no ser capaz de mirar hacia otro lado cuando ve una injusticia, sea lo que determine que Harry se haya convertido sin quererlo en el salvador del mundo. Termina muy magullado, pero entero, al menos hasta otro intento de arrancarle los intestinos por la boca. Por estas razones la lectura de cualquiera de los libros sobre Harry Dresden, se convierte en una aventura desde el principio porque no hay pausa para el descanso, y si bien existen pequeños momentos de relajación aún se percibe la tensión desvastadora de un conflicto no resuelto.

Pero además contamos con otro añadido que le da aún más valor a la novela y es que Jim Butcher ha logrado hasta este momento no estancarse ni con los argumentos ni con los personajes. Es decir, lo que sucede en Máscaras de muerte es algo diferente a lo que hemos podido leer con anterioridad. No hay repetición a la hora de desarrollar la historia por lo que a medida que la vas leyendo no tienes la sensación de que te enfrentas a algo ya visto con anterioridad. Personalmente me encanta esta manera de tratar la historia, porque permite evolucionar no solo el mundo de Harry, que se hace mucho más complejo con cada libro, añadiéndo más capas al mundo fantástico en el que vive, sino que también permite abrir muestras perspectivas en cuanto a peligros y aventuras. Los personajes también se contagian de esta evolución haciéndose más complejos con el tiempo. Harry, por ejemplo, ya no es mago que sobrevive como puede gracias a unos pocos clientes que lo buscan en las páginas de anuncios, y al dinero extra que consigue ayudando a la policía en los casos más desconcertantes. Su amigo, Michael Carpenter, no es sólo un caballero con espada que lucha contra el mal, es un marido, un padre de familia y un amigo que no deja abandonado a los que más quiere. Lo mismo podemos decir de otros personajes ya conocidos. Por contra aquellos que son nuevos en muchas ocasiones son verdaderas incógnitas aunque el lector los haya catalogado al momento porque generalmente son éstos los que dan más sorpresas a medida que avanza la serie.

Ya centrados en la trama de Máscaras de muerte pasa un poco de todo. La evolución de las dos tramas -la de la Corte Roja y la del Sudario- se entremezclan muy bien sin que dé la sensación de que una queda a la sombra de la otra. Es algo que no siempre se consigue en este tipo de novelas. Siguiendo el ritmo de las entregas anteriores la acción lo domina casi todo, lo que implica que Harry se pasa todo el libro de un lado para otro intentando salvar la vida. En los momentos paz entre intento de asesinato e intento de asesinato descubrimos más cosas de él, y de las relaciones que mantiene con sus amigos y enemigos.

Máscaras de muerte es una muy buena continuación de la serie de Harry Dresden, manteniendo el nivel de las predecesoras. Lo único malo que puede tener la novela es que una vez que la terminas tienes ganas de salir corriendo a la librería para comparte la continuación. Imprescindible si te gusta la fantasía urbana de calidad.

Anuncios

1 thought on “Máscaras de muerte, Jim Butcher”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s