Cine, Comedia, Musical

Crítica “Amanece en Edimburgo”

amanece

La música está de moda dentro de la gran pantalla. Puede que fuera toda esa serie de concursos televisivos en los que los aficionados del canto podían mostrar su talento y así convertirse en estrellas internacionales, uno de los motores de su impulso. O puede ser que simplemente estamos viendo, nada más y nada menos, que el ciclo eterno en el que se ve envuelto toda corriente artística, que le lleva  a repetir patrones cada cierto tiempo. El caso es que hace muchas décadas desde la época dorada de los musicales, pero en los últimos años hemos asistido a su renacimiento, siempre con timidez, en un intento de no destacar demasiado, porque por mucho que nos guste este género nunca volverá a ser lo que era antes. Aquí debemos puntualizar que no hablamos de las películas de Disney que incorporan canciones porque forman un género que merece una categoría propia. En este caso hablamos de las películas musicales para un público más adulto.

El caso es que en el actual cine musical podemos ver dos corrientes, una la que cuenta con protagonistas  que son cantantes profesionales -recordamos Beyonce o Cristina Aguilera-, o aquellos que son actores a los que se le da bien el canto –Moulin Rouge, Mamma Mía¡, Chicago, Los Miserables-. Ambas dan películas de distinto género, porque unas optan por mostrar la biografía de diversos cantantes –Ray, Amadeus, Johnny Cash– o optan por elementos más originales. Y aquí entra Amanece en Edimburgo que está basada en un musical de gran éxito en tierras inglesas que tiene como hilo conductor de la historia las canciones de The Proclaimers. 

La historia arranca cuando dos soldados británicos regresan de la guerra a su ciudad natal con la esperanza de comenzar una nueva vida lejos del ejército.Asistimos al nacimiento de un amor, a la pérdida de otro, a la desilusión y al perdón. Sentimientos que tienen su propia banda sonora.

La película oscila entre la seriedad de un tema -lo difícil que es volver a la vida civil después de que intenten volarte la cabeza más de una vez- y la simplicidad de una propuesta que solo quiere entretener. Así que veremos partes más serias y partes más divertidas. Una unión bien llevada pero sin grandes sorpresas porque toda la película tiene un aire festivo imposible de dejar de lado. Es que es muy difícil tomarse en serio una trama en la que uno de los actores se pone a cantar un éxito ochentero y todo el mundo le acompaña con una coreografía de lo más normal. La música ya te anima a mover los pies y a dejar de lado las preocupaciones.

Y aquí viene lo malo, que las canciones guardan relación con la historia, es decir, los sentimientos se expresan en las letras las canciones, tanto las emociones alegres como las tristes. Si no sabes inglés, y te ves obligado a leer los subtítulos -si es que los ponen porque no siempre es así- al final te estás perdiendo media película.

En cuento a otros factores. La dirección por parte de  Dexter Fletcher  es más que correcta. Simplemente efectiva. Los actores son actores que cantan así que no es de sorprender que algunos no tengan grandes registros vocales pero todos saben manejas las canciones con soltura, además ese toque de no profesionalidad le da un toque muy familiar a la película, en el sentido de que proporciona esa sensación de que cualquiera -el panadero, la vecina cotorra de arriba…- pueden ponerse a cantar en cualquier momento. 

Amanece en Edimburgo es un musical que esconde una historia de amor totalmente previsible que cuenta con una banda sonora que te impulsa a dar un par de gorgoritos en medio del cine. personalmente solo la recomiendo si te gusta mucho este tipo de cine y no te importa pagar una entrada para verla en la pantalla grande pero recuerda que ni siquiera llega  a rozar a la genial Mamma Mía¡, divertida y efectiva comedia musical que nadie debería perderse.

Por último, no mirar el avance porque cuenta toda la película.

Anuncios

1 thought on “Crítica “Amanece en Edimburgo””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s