Acción, Aventuras, Ciencia ficción, Cine

Crítica “Guardianes de la Galaxia”

guardianes

Desde hace años el universo Marvel ha determinado que no puede existir el verano como periodo de vacacional si no va acompañado de una película de súper héroes. Y en este ámbito los estudios Marvel son los reyes, lo demuestran las tres películas de Ironman, las dos de Thor, las dos del Capitán América, la de Hulk (la última versión, y sin duda la mejor), y la de los Vengadores, así como las que están actualmente en periodo de creación o en plena preparación. Es un negocio muy rentable si observamos las cifras porque muchas de estas películas se han convertido en verdaderos éxitos cuyos beneficios sobrepasan, en mucho, los costes.  Y no hablamos solo de lo que puedan sacar por la venta de entradas, porque no podemos olvidar de los derechos de imagen de estos héroes (muñecos, mochilas, libretas, series de televisión…) que dan también enormes beneficios.

Así que no es de extrañar que los grandes jefes de Marvel se estén frotando las manos ante el gran universo de personas y situaciones que se han ido creando a lo largo de las últimas décadas en sus cómics. Primero empezaron con los héroes que podía funcionar muy bien en solitario, Ironman, Capitán América y más tarde Thor; el siguiente paso era unirlos  en una gran superproducción  como Los Vengadores. Y ahora es el turno de presentar a otro grupo de héroes un tanto dispar, los llamados Guardianes de la Galaxia, que amplían aún más el universo Marvel al introducirnos en una verdadera aventura de ciencia ficción puesto que la historia se desarrolla en el espacio exterior, con naves espaciales, seres de diferentes mundos. Una historia renovada hace unos años por  Dan Abnett y Andy Lanning, que le dieron un nuevo impulso a estos héroes espaciales. 

Aún así no podemos llevarnos a equívocos porque todo está relacionado de tal manera que como no seas un experto en el universo Marvel intentar entender la relación entre todos los personajes puede ser una auténtica locura. Y lo digo porque Los Guardianes de la Galaxia, tienen relación con héroes como Ironman, que se convierte en uno de los Guardianes en un momento dado. Después quedan las líneas temporales alternativas, las muertes que no son muertes, los malos que luego son buenos, o los aprendices de héroes que toman el papel de su maestro… En fin un lío que de alguna manera hay que simplificar para crear un producto comprensible para los espectadores que no saben de que va la cosa. Simplificación que quizá se lleve un poco al extremo cuando se trata de presentar personajes, que si bien son héroes, no son conocidos por el gran público en general. Este es el caso de Guardianes de la Galaxia cuyo peso recae en Chris Pratt, un actor de treinta y cinco años con una larga carrera en la televisión y en el cine, que parece haber dado el salto definitivo a la pantalla grande con esta película y con la esperada Jurassic World. Pratt interpreta a Peter Quill, un humano que fue secuestrado cuando era un niño de la Tierra, y que una vez adulto se dedica a ganarse algún dinero apropiándose de objetos que pueden tener algún valor, se podría decir que es un caza tesoros espacial que desea ser conocido como Star-Lord. Para su desgracia su última adquisición es una esfera misteriosa buscada por ahínco por Ronan el Acusador (Lee Pace, El Hobbit), un villano que desea controlar todo el universo. Después de unas cuantas aventuras (algunos golpes y ciertos malentendidos con la justicia defendida por Nova Corp.) Quill termina formando un grupo para recuperar la esfera, la Piedra Infinita. Un grupo muy peculiar porque está formado por guerrera de piel verde Gamora (Zoe Saldana, Start Trek), el vengativo Drax el Destructor (Dave Bautista), el peleón mapache Rocket (Bradley Cooper, R3sacón), y un árbol andante llamado Groot (Vin Diesel)

La película tiene todo esos elementos que la hacen estupenda. El comienzo, explicando  la pérdida de la madre de Quill y su posterior secuestro, es bastante triste. Pero luego llega la presentación del Quill adulto, vestido como si de un Indiana Jones espacial se tratase, con su walkman y sus maneras de moverse en un mundo que no le corresponde. Esta escena, ambientada con una buena canción, es de lo mejor que se ha visto en mucho tiempo en este tipo de películas. Indicio perfecto de lo que vendrá a continuación.

En cuanto a la historia, a pesar de que esta es la primera película de los Guardianes, no tiene ese tono de presentación de personajes que poseen otras producciones de corte similar, sino que la trama está perfectamente estructurada y desarrollada para que tenga entidad por si misma, sin que dependa excesivamente de las características peculiares de los personajes. La labor de James Gunn, en este sentido ha sido estupenda en gran parte porque él tenía claro lo que quería desde el principio, porque como ha comentado en una entrevista “tenemos mucho material de ciencia-ficción que desarrollar, material que está en los cómics, pero también pretendemos crear algo único”. Y  lo ha logrado. Hay acción, peleas, aventuras, humor, y muchos guiños a los años ochenta (la referencia a Flashdance es muy buena). No podemos olvidar la banda sonora, perfecta para llevar a cualquier lado.

¿Es Los Guardianes de la Galaxia mejor que sus precedentes?  Es una pregunta difícil. Personalmente he disfrutado enormemente con ella, sobre todo por la presenta de Quill, medio gamberro despreocupado medio héroe, de Rocket, con su mal humor y su gran arma, y de Groot, que con su parco vocabulario aporta el toque tierno, protector e inocente a la película (algunos dicen que es la mejor actuación de Vin Diesel). No me ha convencido tanto el papel de Gamora, quizá porque veo a Zoe Saldaña demasiado flaca para un papel de súper guerrera; ni tampoco Dave Bautista, un deportista metido a actor con bastantes limitaciones interpretativas. Los demás personajes están perfectos en su papel, los malos muy malos, y los buenos muy buenos. Atención a los cameos, hay algunos muy claros como el de Glenn Close pero otros no tanto. Lo que tengo claro es que Los Guardianes de la Galaxia es mucho más divertida que El Capitán América 2, por ejemplo. Si tienes oportunidad no te la pierdas.

Antes de terminar una anotación. En esta cinta aparece Taneleer Tivan El Coleccionista (Benicio del Toro) -¿os acordáis del final de Thor: El Mundo oscuro?- pues aquí tiene un papel más importante. Después de los créditos hay una pequeña escena en el que parece Tivan, Cosmo (un perro que los rusos lanzaron en los años sesenta del siglo pasado al espacio sin billete de regreso y que adquirió más tarde súper poderes), y Howard el Pato. Podéis esperar a verla, pero no aporta nada, ya que es más bien una escena que intenta hacer reír, no dar información. Así que si te vas del cine antes de verla, no te has perdido nada.

Anuncios

2 thoughts on “Crítica “Guardianes de la Galaxia””

  1. Yo vi hoy el preestreno…Excepción hecha de unas posibles malas traducciones, es genial la película… Yo he aportado en mi blog algo geek sobre los guardianes… Aunque no es lo que quizás un cinéfilo leería, lol Aquí lo tenéis

    I AM BACK 🙂 LOG#153. Guardians of the Galaxy and Special Relativity.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s