literatura, Novela nórdica

Reseña “El último verano en la isla”, de Johan Theorin

verano

El último verano en la isla de Johan Theorin cierra la serie El cuarteto de Öland: Verano centrada en una popular isla turística sueca.

El viejo capitán Gerlof Davidson está pasando el verano en su casa con sus nietos antes de volver a la residencia de ancianos donde vive, sabiendo que este posiblemente será su último año. A su alrededor los veraneantes pasean y disfrutan del buen tiempo, entre ellos se encuentra Jonas Kloss, un niño que pasará unas semanas con su padre y su hermano, además de sus tíos y primos en el complejo turístico que posee la familia. A través de la mirada de un anciano y de la de un niño se descubrirá que el pasado nunca perdona.

No he leído las novelas anteriores de la serie, así que no tengo referencias sobre ellas, por lo que no puedo valora globalmente El cuarteto de Óland: Verano. En cualquier caso al enfrentarme a esta última entrega lo hice sabiendo que podría haber referencias a sucesos anteriores y no me importó mucho pero para mi sorpresa descubrí ya desde el principio que la historia tiene completa independencia de lo que ha narrado anteriormente, de modo que se puede leer, tal y como lo hice yo, de un modo independiente, aunque no se llegue a comprender exactamente algunos pequeños detalles de las peripecias de Gerlof -el asunto de su nieto-. 

La novela tiene como estructura algo que observamos mucho en las novelas nórdicas que es narrar en dos tiempos históricos completamente diferentes. Uno es el pasado, que puede venir marcado por una tragedia -una guerra, una muerte violenta, una desaparición-, y otro es el presente, en el que se sucede un asesinato -o un intento- cuyas causas se esconden en los hechos que vienen marcado por ese pasado que nos van contando a cuenta gotas. No es una forma narrativa excesivamente original, quizá porque se ha convertido en la estructura casi típica de ciertas novelas creadas por autores nórdicos, pero si muy interesante en este caso porque de lo que no me cabe duda es que Johan Theorin si sabe narrar una historia, sabe manejar los tiempos, los personajes y todo lo que les rodea. Conoce como extender la trama hasta el borde de la intriga, en ese momento introduce un nuevo elemento y volvemos a empezar. Y así no hay quien pueda soltar el libro porque la historia te tiene complemente atrapado.

Si hablamos de la trama de intriga en sí se intuye desde el comienzo que estamos ante una venganza que lleva décadas de retraso pero no conocemos la profundidad del odio que lleva a uno de los personajes a intentar hundir a la familia Kloss. A partir de ahí se van desarrollando elementos muy buenos -todo lo relacionado con Gerlof y Jonas- y otros un tanto superficiales -la pinchadiscos tiene más protagonismo del necesario, supongo que la podemos llamar personaje trampa porque hasta el final no sabes si tiene alguna importancia en la historia o solo es una víctima más de la locura de un hombre ya mayor-. Y rodeando esta venganza están las descripciones de la isla de Öland, con sus veranos llenos de turistas y con los inviernos con muy pocos habitantes .

Al no haber un personaje principal sobre el que se centre toda la novela todos los personajes son capaces de desarrollarse de modo independiente y mostrar sus puntos de vista. No contamos con el clásico policía que tiene que liderar una investigación porque El último verano comienza antes de que todo comience a ir mal. Nos adentramos en los pensamientos de Gerlof, de Jonas o de Aron Fredh así que hay un toque intimista muy interesante que va muy bien con el tono general de la novela.

En cuanto a la manera de narrar, resulta extraño pero Theorin no entra dentro de esa categoría de autores nórdicos áridos en su maneras narrativas porque el estilo elegido por este escritor es rico, diverso y bien desarrollado. Personalmente me ha encantado.

No se puede terminar esta reseña si no se habla de la parte histórica de la novela que el autor aprovecha para sacar a la luz algunos de los hechos más crueles y despiadados de la antigua URSS. Una gran lección de historia que no conviene olvidar.

El último verano en la isla de Johan Theorin me ha gustado mucho, ha sido una de las lecturas veraniegas con las que más he disfrutado. Hacía bastantes libros que una novela escrita por un autor nórdico no me gustaba tanto.

 

Anuncios

1 comentario en “Reseña “El último verano en la isla”, de Johan Theorin”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s