Novela romántica

Reseña “Al rescate de la dama” Mary Jo Putney

rescate de la dama

Al rescate de la dama es reúne todos los elementos que caracterizan a una novela romántica de género histórico. Tenemos personajes que se deben enfrentar a todos tipos de peligros -tanto físico como monetarios e intelectuales-, secundarios de lujo que fueron a su vez protagonistas de otras historias, nuevos personajes con tintes románticos, niños rebeldes, abuelas con carácter, familias rotas pero felices, una mala muy mala, elementos políticos, aparece algún elemento de que guarda relación con el espionaje y también con los bajos fondos londinenses, entendiéndose como los barrios de llenos de maleantes y de pobres trabajadores. Y a pesar de todo ello este libro resulta ser una historia que una vez que acabas de tener el único sentimiento que te aporta es de felicidad, pero aquella que nace porque sabes que ya no vas a tener que seguir leyéndolo. Ciertamente podríamos haber tenido un final mucho mejor pero es un libro sin alma. 

La novela es la quinta entrega de la serie Lores perdidos, y cuenta como protagonista a Sarah ClarkeTownsend quien un día por la mañana, junto con su hermana Mariah, ahora casada con un duque y a punto de dar a luz, se va de paseo con ésta acompañada de un solo criado. Hacemos notar que Mariah está en sus últimos momentos de embarazo y sin decírselo a nadie de la casa se va de paseo con su hermana gemela. Como estamos en una novela romántica queda claro que a Mariah le entran los dolores del parto, pero no son esos que te dan un toque y tienes tiempo para regresar a casa. No, aquí está en pastel a punto de salir del horno, y eso que la duquesa es primeriza y se dice que éstas tardan más en tener a sus vástagos. En cualquier caso como llega el apretón, las dos hermanas se meten en una pequeña iglesia mientras el criado -hacemos notar que solo hay uno- corre para avisar que el heredero está a punto de llegar. Como estamos en una novela romántica -es importante hacer notar este punto- ahora es cuando se presentan unos maleantes, o más bien, Sarah oye hablar a unos hombres en el exterior de la capilla y descubre para su horror que son unos maleantes que quieren secuestrar a la duquesa. Teniendo en cuenta los súper poderes auditivos de la protagonista no es de extrañar que salga su vena heroica y se ofrezca como sustituta de su hermana, que para eso son gemelas. Sarah termina secuestrada por un grupo de irlandeses -¿motivos políticos?- y mientras Mariah espera a que la rescaten. Por suerte para todos Rob Carmichael, un detective muy famoso de Bow Street,  había decidido ir a visitar al duque, uno de sus mejores amigos. Como estamos en una novela romántica pues se ofrece a hacer de héroes, y raudo él va detrás de los secuestradores, que curiosamente llevan una gran ventaja. Persecución, algo de marejada -nos vamos a Irlanda-, más persecución, y ahora rescate donde el héroe consigue llevarse a la dama -ni mancha sobre su honra- como si nada, cambio de vestuario, pantalones, huida de los malos, barco, hundimiento, y nos enfrentamos a la abuela, y como en estamos en una novela romántica -¿no es la tercera vez que digo ésto?- nos convertimos en parte de la nobleza. 

El destripamiento de argumento podía seguir de este modo hasta dar el el final, sin que se modificaran mucho las sensaciones. Sarah es la típica protagonista que llega a un lugar con el héroe herido y para hacer que todos le hagan caso ¿qué es lo que hace?, si has leído muchos libros de este género seguro que sabes la respuesta, de igual modo que sabrás que tiene que haber una abuela que odia a su nieto y que es una cascarrabias, que la herencia es un desastre, que el protagonista masculino no quiere asumir su nuevo papel, y que el femenino es un desecho de virtudes de modo que en un momento todos los criados la tratan como la señora, decora la mansión sin gastar ni un euro, acepta las consecuencias de los amores juveniles del Rob con alegría, sabe cabalgar como nadie, además es un asesor fiscal estupendo capaz de descubrir desfalcos con solo un vistazo a los libros de contabilidad, sabe de agricultura y ganadería y te puede ofrecer consejos financieros gratis. También puede realizar ayuda psicológica o pedagógica. No podemos olvidar que es capaz de enfrentarse a los malos sin problemas. Y sabe tratar a los criados de manera adecuada, o sea lo trata con educación porque así se consigue que trabajen mejor y no te causan problemas, no porque se merecen respeto. Es una mezcla entre Martha Steward, Rambo y un ministro de cultura casposo y la pedantería de Paris Hilton. 

Con semejante personaje es imposible llegar a sentir simpatía por ella. Y como el resto de personajes son muy parecidos ni el protagonista, ni los secundarios son capaces de salvar los muebles, y todo se derrumba. La historia de amor se convierte en una relación que se pega patadas a sí misma, porque una vez que Rob ha alcanzado el grado de nobleza las pegas  -él es un detective de Bow Street que vive con su sueldo- que le ponía a una relación con Sarah desaparecen y son sustituidas por otras -necesita una heredera- pero estas se caen por su propio peso. Sinceramente no hay una buena coherencia entre lo que ocurre en Irlanda y lo que ocurre en Gran Bretaña, en donde todo se alarga excesivamente. 

Hemos dicho al principio que este libro es un manual de cómo hay que escribir una novela romántica histórica, en concreto de regencia, y no nos equivocamos aunque le falta poner el práctica el capítulo más importante, que es aportar cierta alma al relato de modo que el lector quede atrapado en la historia, sufriendo y riendo por culpa de los protagonistas. Es una novela fría, tan académica, tan perfecta en su planteamiento -y por eso tan previsible – que resulta casi imposible entender como puede ser de Mary Jo Putney, una escritora que tienen en un haber libros maravillosos en los que los personajes nos consiguen emocionar con sus amoríos. 

En fin, personalmente no me ha gustado mucho aunque viendo la puntuación de Goodreads creo que estoy en minoría. Me tendré que curar de este libro con otra novela romántica aunque seguramente será de otra autora. 

 

 

 

 

Anuncios

1 thought on “Reseña “Al rescate de la dama” Mary Jo Putney”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s