literatura, Policíaca, Thriller

Reseña “La llamada del ángel”, Guillaume Musso

llamadad

La mujer de papel de Guillaume Musso fue uno de los que más me gustó el año en que lo leí. Era una historia romántica, con un toque de fantasía que hundía sus raíces en la realidad más teatral. Era una historia sin pretensiones, bien escrita y bien desarrollada. Con estas premisas no era raro que ante la llegada de una nueva novela de su autor, La llamada del ángel, la pusiéramos entre las lecturas que deseábamos leer.

Lo primero que tengo que decir es que esta novela engaña porque parece una cosa y resulta ser otra. La historia parte de dos personajes, Madeline una florista británica que tiene una pequeña tienda en París, y Jonathan, un famoso cocinero francés que ha caído en desgracia. La primera pista de que el libro no es lo que parece ya se aprecia en los nombres. Ella, británica se llama Madeline y él francés, Jonathan. Ambos se encuentran, o más bien chocan, en medio de un aeropuerto de los Estados Unidos y al tener el mismo modelo de teléfono móvil se lo intercambian. Ahora cada uno en un continente distinto empiezan a mandarse mensajes para intentar recuperar sus teléfonos. 

Esta es la premisa principal, un pequeño choque, un enfrentamiento verbal breve en el se intercambian insultos educados  y un intercambio de teléfonos que propicia que ambos se tengan que relacionar más, porque la gente es curiosa, lo que nos lleva a investigar entre las diversas opciones que presenta la tecnología actual. Conocidos, fotos, videos… todo parece estar en nuestro teléfono móvil. Todo aquello que nos puede identificar. ¿Se puede enamorar uno solo con ver una foto? ¿con conocer los gustos de otras personas? ¿se puede amar a una persona si sabemos qué piensa, qué siente, con que se divierte…? Pues todas estas preguntas quedan sin respuesta porque Guillaume Musso se desprende muy pronto de la parte romántica y nos mete de lleno en una aventura policial que una vez terminada de leer consideras que tiene más agujeros que cierto tipo de queso.

La posible relación romántica entre los protagonistas arranca con cierto toque de desacuerdo que añade chispa a su relación. A primera vista no se gustan. Luego hablan y luego cada uno se dedica a indagar en la vida del otro husmeando en Internet. Luego vienen los secretos y las coincidencias. Y en este tipo de novelas odio las coincidencias porque en algunos casos se apartan tanto de la realidad que estropean la esencia del libro. Como le ha pasado a esta novela. Digo esto porque Madeline fue una famosa detective británica que después de un intento de suicidio -mejor no comentar esa parte- decide irse a París a abrir una floristería. Jonathan es un gran cocinero, llegó a ser famoso en todo el mundo hasta que su imperio financiero hizo aguas, junto con su matrimonio, que terminó al descubrirse una infidelidad de su mujer. Por casualidades de la vida, Jonathan conoció a una joven un día en París, a la que ayudó a escapar de una situación un tanto peliaguda. Y resulta que esa joven es la misma joven que había desaparecido en la ciudad en la que trabajaba Madeline. Ella llevaba el caso, y cuando se produce un terrible descubrimiento, pasa de ser un asesinato. Así que quién es la joven a la que Jonathan conoció después de dar por fallecida a la joven.

Esta es la base de la novela, no la parte romántica, que se resuelve en un par de páginas. Por desgracia la intriga policial no está muy bien desarrollada en cuanto a verosimilitud. Es que al final los protagonistas -un cocinero famoso y una expolicía con problemas mentales- parecen una pareja de superhéroes policiales en busca de la verdad. No hay nada de malo en buscar investigadores que se aparten de lo normal, lo hemos visto en Un cadáver entre plano y plato  de Tom Hillendrand, pero para hacerlo tienes que tener una buena historia, y sobre todo creíble.

Además -y quizá esta es la parte más importante- no me gustó la protagonista, es una borde, maleducada y con poco respeto por las opiniones de los demás.

En “La llamada del ángel” hay corazones humanos, mentiras, muertes, una banda de asesinos, organizaciones secretas gubernamentales, muchos vuelos de avión, y poco sentido común. El escritor debería dejar de ver series malas de policías porque no le han inspirado muy bien. Lo único que podemos decir es que está bien escrita pero eso a veces no es suficiente.

Anuncios

1 thought on “Reseña “La llamada del ángel”, Guillaume Musso”

  1. Pues vaya pena, porque no pintaba mal. Aunque lo del teléfono me recordaba mucho (aunque no es exactamente lo mismo) a una novela de Sophie kinsella, “tengo tu número”.
    Feliz finde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s