Juvenil paranormal, Novela fantástica

Reseña “La corona de hielo”, Terry Pratchett

hielo

Es bastante triste empezar a leer una novela de uno de sus autores preferido sabiendo que pertenece a una serie que no tendrá ya la oportunidad de desarrollarse aún más. Con el fallecimiento de Terry Pratchett no sólo perdimos a un gran escritor sino también a un gran número de personajes que nos hicieron pasar unos ratos maravillosos. Es extraño no saber qué va a ser de ellos ahora, al menos para la gran mayoría de ellos porque la joven bruja Tiffany Dolorido tendrá a oportunidad de crecer un poco más porque Pratchett logró terminar su última novela -aún sin publicar, tendremos que espera al otoño- antes de que su amiga la Muerte se lo llevara.

La corona de hielo es la novela número cuarenta y uno de la serie de Mundodisco  –Ronda de noche, Dinero a mansalva, El color de la magia y al arco argumental de Tiffany Dolorido compuesto por cinco novelas, la última The Shepherd’s Crown se publicará en septiembre de este año, y tiene como protagonista a una joven criada en una zona de ovejas que posee poderes de bruja, algo que no se ve mucho por su zona. Para Tiffany ser bruja ha supuesto todo un reto para a la vez le ha permitido entender quién es realmente y conocer cuáles son sus habilidades, aunque ésto conllevara tener que dejar a su familia e irse a vivir con otras brujas mayores para aprender los gajes de oficio. En la novela Un sombrero de cielo estaba bajo el cuidado de la señorita Cabal, una amable bruja que tenía un alma pero dos cuerpos. En La corona de hielo se ha traslado y ahora vive con  la señorita Traición, una anciana ciega de más de cien años que conoce muy bien el arte brujeril. El aprendizaje de Tiffany va bien aunque sigue añorando su hogar, y eso que tiene cerca a Yara Ceravieja y de vez en cuando los pequeños hombres azules van a visitarla.  Pero su vida se complica mucho cuando sus pies deciden meterse de lleno en el baile de bienvenida del invierno, lo que atrae la atención del Forjador de Invierno, que ahora la considera como su novia, con todo el frío que eso implica.

Lo primero que hay que considera es que esta serie es una serie de corte juvenil así que el tono de crítica social, o la ironía que desprenden las diferentes novelas de Mundodisco no está presenta. En las historias de Tiffany todo se ha suavizado, y hasta los Pequeños Hombres Libres son políticamente correctos. Lo que hay es fantasía juvenil de calidad con el toque humorístico de Pratchett. Es importante valorar este hecho porque si comparamos esta novela con alguna de la Guardia, por ejemplo, las diferencias son notables, aunque la esencia pueda ser la misma.

La corona de hielo comienza con Tiffany en su casa intentando luchar contra la nieve que provoca el Forjador de Invierno, que está matando las ovejas del pueblo. Luego de presenciar el enfrentamiento damos un salto temporal hacia atrás y descubrimos por qué nuestra joven protagonista -de casi trece años- se ha convertido en la novia de un ser inmortal. Esta peculiar manera de empezar el libro, contándonos el enfrentamiento épico de Tiffany con un dios, y que será el punto álgido de acción de la trama se debe a la propia naturaleza de la historia, en en sentido de que para poder derrotar verdaderamente a Forjador del Invierno debemos esperar a la primavera cuando su poder disminuya. De este modo se cierra el ciclo que Tiffany ha roto sin darse cuenta. Esto supone que la historia debe discurrir durante tres meses y es difícil narrar un conflicto semejante durante tanto tiempo, porque no podemos dedicarnos a escribir enfrentamientos tras enfrentamientos que no llevan a ninguna parte porque el conflicto tienen una fecha de caducidad determinada. Por eso durante estos tres meses vemos como Tiffany va madurando, como las brujas se enfrentan a la visita de la Muerte, y como funciona la estructura organizativas de las brujas, o sea, vemos como Yaya Ceravieja manda y ordena en las brujas sin mandar y ordenar directamente.

Este desarrollo de la acción lleva a que La corona de hielo no sea tan emocionante como otras novelas, sirve para conocer muchas cosas de las brujas pero poco más. Por suerte contamos con diversos elementos que dinamizan mucho la trama. Los hombrecitos azules es uno de ellos, con su toque gallego -escocés en la versión original-, nos dan las mejores escenas de la historia. Beben todo lo que encuentran por delante, se esconden en cualquier rincón, no dudan en meter sus narices en todo, no tienen miedo a nada salvo a cruzamiento de brazos y a cualquier cosa que haga una mujer enfadada. Luchadores natos, con ellos presentes nada puede tomarse en serio, y menos ahora que se les ha unido al clan un queso azul que se come cualquier cosa.

Luego está Yaya Ceravieja que se ahora está acompañada de Tú,  una hermosa gatita blanca que ya aprendido de su ama un montón de cosas y puede incluso con matón de Greebo, el gato arisco de Tata Ogg. Como siempre Yaya es capaz de manejar al todo el mundo con sus artimañas, y de salva el mundo sin que nadie se dé cuenta. Y lo hace con su peculiar estilo, lo que la hace única, al igual que Tata que sigue tan madraza como siempre.

Resulta muy interesante también el personaje de la señorita Traición, una peculiar jovencita de más de cien años que tiene aterrorizado a todo el pueblo con sus artimañas de bruja, aunque la respeta y la adoran a partes iguales. Una bruja que sabe lo que es brujerar y comprar por catálogo. El contrapunto de este personaje están en la joven bruja Annagramma, que deberá aprender qué es ser bruja si quiere conservar su puesto y su casa.

 El conjunto en sí es maravilloso aunque en ocasiones Tiffany nos pueda poner de los nervios con su tendencia a ser rebelde, tendencia de que está en plena adolescencia. La única pega que le puedo poner es que la parte de acción es bastante floja, seguramente esta misma historia contada en un lapsus de tiempo de un día o dos sería grandiosa pero alargada para que dure todo el invierno en ocasiones hace que todo transcurra con excesiva lentitud, es el caso por ejemplo, el aprendizaje de Roland como héroe. En cualquier caso sigue siendo un libro maravilloso y he ha encantado. Vale la pena leerlo.

Anuncios

1 thought on “Reseña “La corona de hielo”, Terry Pratchett”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s