Varios

Reseña ” Y todo a media luz”, Maurizio de Giovanni

luz

Han matado a Víbora, la prostituta más famosa de Nápoles, conocida por su hermosura y por sus exclusivos clientes. Ha sido asfixiada en su habitación del burdel y nadie parece saber quién puede se el asesino. El comisario del caso es Ricciardi que deberá descubrir quién está detrás del asesinato de la desdichada mujer mientras la Semana Santa napolitana marca el discurrir de la ciudad.

Conocimos al escritor italiano Maurizio de Giovanni con El método del cocodrilo una novela que nos gustó mucho, por eso leer su serie más famosa era cuestión de tiempo. En vez de empezar por la primera novela del comisario decidimos hacerlo por la sexta novela, una de las novedades de estos últimos años. 

Al igual que en la anterior novela de Maurizio de Giovanni Y todo a media luz ha sido todo un descubrimiento, ya no tanto por la historia policial en si, sino porque la manera narrativa es maravillosa lo que unido a la descripción de los personajes y al escenario napolitano de los años treinta del siglo pasado, la hacen una novela más que recomendable.

  El comisario Ricciardi es un personaje de lo más peculiar. Vive con su aya -no es su abuela-, quien le prepara las comidas al estilo tradicional, para su gran satisfacción, pero es un hombre solitario porque carga con la maldición de poder ver y escuchar a los muertos que se han ido de esta vida de un modo violento. Esto hace que sea un hombre que se esconde tras una fachada que ha ido levantado poco a poco. Tan cerrado en sus sentimientos que nadie a su alrededor saber de esa extraña capacidad, ni siquiera la utiliza como elemento que le puede ayudar en su trabajo. Ricciardi ha aprendido a vivir con ella pero sigue odiándola porque le hace ver los resultados de la maldad de la gente. Su espíritu solitario solo se ve roto por su abuela, por su fiel ayudante el sargento Raffaele Maione, y Bruno, un viejo y cascarrabias doctor, que actúa de forense cuando la ocasión lo requiere. Estos personajes son un interesante contrapunto porque Raffaele es un hombre felizmente casado, padre de una buena panda de hijo, una de ellos adoptado. Adoptado también es el perro que acompaña al doctor a todas partes. También hay dos mujeres que lo aman de un modo distinto, una con la inocencia de la juventud, y otra con la desesperación que da haber encontrado en amor después de un matrimonio muy desafortunado.

En este escenario se encuentra nuestro protagonista cuando alguien asesina a Víbora, seguramente la más famosa prostituta de la ciudad.  Ricciardi con Raffaele comienza a investigar para encontrar al asesino. El caso en sí está bien planteado pero ya se aprecia casi desde el principio que sin ser llegar a ser una escusa no es la parte principal de la historia, porque lo destacado en todo lo que ocurre a su alrededor. Giovanni usa a Víbora para contarnos qué ocurre en uno de los burdeles de la ciudad, lugar al que acuden muchos hombres incluso en una época tan religiosa como la Semana Santa. El poder de la carne, de la lujuria y del pecado se enfrenta a la santidad de una época donde los camisas negras comienzan determinar los designios de Italia.

Y esa trágica muerte nos llevará al propietario de una tienda de artículos religiosos, a un hombre que ha sabido salir de la pobreza enamorada de una mujer de mala vida, a un enfrentamiento que pone el peligro a Bruno, a unas malas palabras que romperán el corazón de alguien que aún cree en las segundas oportunidad y a una comida preparada con amor que nadie comerá. Y mientras tanto la belleza del estilo narrativo, poético en muchas ocasiones, hacen que la lectura valga la pena por si misma.

Hay en Y todo a media luz muchas cosas buenas, los personajes están muy bien retratados y la trama avanza muy bien, aunque como ya he dicho antes no es una novela policial típica porque lo que desea el autor reflejar no es el asesinato en sí, y si nos fiamos de la resolución ni siquiera atrapar al asesino tampoco lo es, lo importe son las emociones que giran alrededor de Ricciardi y de todos los que conocieron a Víbora.

Si quieres leer algo diferente a las propuestas más típicas de la novela policial o negra, como las que nos ofrece Gone de Mo Hayder, o El efecto Marcus de Jussi Adler-Olsen, este es tu libro. Yo por mi parte, seguiré atenta a las aventuras de ese comisario napolitano.

Anuncios

2 thoughts on “Reseña ” Y todo a media luz”, Maurizio de Giovanni”

  1. Pues me descubres esta novela. Y viendo cómo la has disfrutado y por tod lo que cuentas, voy a apuntármela muy bien, que tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

  2. Una rectificación a tu comentario : la Tata Rosa NO es su abuela, es su aya, es decir la mujer que lo cuidó y crió al quedarase sin madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s