Romántico cine

Crítica “El secreto de Adaline”

adaline

En la cartelera existen muy pocas opciones para aquellos que buscamos algo más que superhéroes por eso El secreto de Adaline es una opción interesante que nos puede abrir las puertas para rememorar los sucesos del siglo XX a través de los ojos de Adaline (Bake Lively) una joven viuda que adquiere la inmortalidad, o más bien, la capacidad de no envejecer por un accidente automovilístico. Este hecho fortuito pronto deja de ser un don para convertirse en una maldición que le impide ser feliz.

La película arranca con una breve presentación de la vida de Adaline desde su nacimiento hasta su viudez acompañada de su hija pequeña. Un recorrido muy bien desarrollado que intercala retazos de la vida de la joven protagonista con momentos determinantes de la historia del siglo XX. El estilo narrativo es triste, algo apático, con cierto toque melancólico que no distrae al espectador y que permite centrar la atención completamente en la vida de Adaline. Esta manera de entender la historia continúa cuando la acción se traslada a nuestra época, momento en el que descubrimos que Adaline vive en San Francisco y trabaja como bibliotecaria. Su hija ya es una anciana y ella ha empezado a trazar planes para trasladarse de ciudad y empezar una nueva vida con un nuevo nombre. La interesante premisa con la que arrancaba la película comienza  a decaer en este punto cuando el elemento principal de la historia, los problemas que acarrea la inmortalidad, se dejan de lado para encauzar la trama hacia la típica historia romántica con un toque paranormal. Si la primera parte te atrapa porque se perciben elementos muy interesantes, como es afrontar el paso del tiempo de un modo inalterable, en la segunda todas tus esperanzas se esfuman. La relación entre Flemming y su madre se asemejan mucho más a la de una abuela (la hija) y una nieta (la madre) en la que la primera impulsa a la segunda a buscarse un nuevo amor. Pero, ¿qué ha pasado con Flemming durante todos esos años? No lo sabemos porque no se ahonda en este personaje. No sabemos si se ha casado, si tiene hijos, o nietos… no sabemos nada de ella más que su papel como hija anciana de Adaline. Un papel que acepta con total normalidad, como si fuera de lo más normal que tu madre no envejeciera nunca. Otro grave problema es que considerando que el espacio que abarca la película sea buena parte del siglo XX y principios del XIX resulta decepcionante darse cuenta de que salvo por pequeños momentos, casi anecdóticos, los grandes hechos del último siglo se dejan de lado. Un secundario que no ha sido debidamente aprovechado.

¿Cómo es posible que con un arranque tan interesante el resultado sea una propuesta que termina siendo otra película romántica anodina y perfectamente olvidable que dura casi dos horas? Dos largas horas. Podemos considerar que el error estriba en su director, Lee Toland Krieger, que carece de experiencia necesaria, o en su guionista, J. Mills Goodloe, que no se atrevió a crear una historia más oscura y profunda.

Independientemente de las causas que motivan que El secreto de Adaline no sea una buena película no podemos negar el gran trabajo de los actores. Sobresale Blake Lively, una hermosa actriz que hace muy creíble su papel. También descata Michiel Huisman. O Harrison Ford  (Cowboys & Aliens) antiguo amor de Adaline, y ahora padre de su actual amante. Un triángulo que resuelve de mismo modo que toda la película, con sencillez y sin grandes aspavientos.

El secreto de Adaline no deja de ser una película tramposa porque al final lo más importante viene siendo una historia de amor entre dos personajes muy guapos y ricos. El problema de nuestra protagonista para asumir dicha relación podría tener un origen más cotidiano (un ex marido celoso, hijos secretos…) pero se opta por darle un toque paranormal que no conduce a ningún lado. Una pena.

Anuncios

1 thought on “Crítica “El secreto de Adaline””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s