Varios

Reseña “La furia del aprendiz”, Jim Butcher

aprendiz

La furia del aprendiz es el segundo libro de la serie fantástica Codex Alera de Jim Butcher, conocido por ser el creador del mago más famoso de Chicago.  En la primera novela Las furias de Alera  conocimos Alera, un imperio muy poderoso que guardaba semejanzas con el antiguo Imperio Romano. Este reino gobierna sobre una amplia extensión, ganada poco a poco con la violencia de la conquista, pero lo más característico de este mundo, y que lo hace fascinante, es que los humanos son capaces de controlar las Furias, unas fuerzas de la naturaleza -hay discusión filosófica sobre lo que es realmente  una Furia- que permiten volar, mover la tierra, controlar el agua, curar… Dependiendo del poder que uno posea, controlará una furia u otra. O ninguna. Este es el caso de nuestro joven protagonista, Tavi, que vive en una pequeña propiedad rural en la frontera norte del Imperio.  Carece de poder a pesar de que en su familia hay grandes dominadores de furias. 

Si en la primera entrega de la serie nos encontramos con Tavi, descubrimos a enemigos y a amigos, ahora en la segunda entrega de la serie la acción transcurre en dos escenarios. Uno en el norte, donde el tío de Tavi, ahora el conde Bernard deberá enfrentarse a un antiguo mal. Y otro es en la capital del imperio, lugar donde se encuentra Tavi estudiando para ser cursor. Es uno de los pajes de Gaius Sextus, el Primer Señor del Imperio, lo que le lleva a verse envuelto en multitud de intrigas.

La furia del aprendiz  es una continuación más que digna de la serie Codex Alera, algo que no es de sorprender porque su autor, Jim Butcher, es uno de los pocos escritores que saben dar personalidad propia a cada uno de sus novelas, aunque estas pertenezcan a una serie. Solo hay que echar un vistazo a Harry Dresden para entenderlo. De este modo tenemos desde el principio mucha emoción, no hay ninguna pausa, nada que ralentice la historia porque todo se envuelve en acción y aventuras. El hecho de que Butcher haya divido la trama en dos partes, que casi caminan independientemente durante todo la novela, pese a sus puntos en común, no le resta fuerza al conjunto porque las flaquezas que pueda tener la aventura que vive Tavi en la capital del imperio, se ve compensada por la dureza de la lucha de su tío, Bernard, que además deberá enfrentarse a las dudas que asaltan a la mujer que ama. La lucha descarnada, brutal y casi desesperanzadora contrasta con el juego de mentiras y engaños a los que se enfrenta Tavi. Si uno tiene que salvar el imperio con la espada, otro lo tiene que hacer con la astucia, aunque eso no significa que nuestro protagonista no tenga que luchar por su vida en varias ocasiones.

He de decir que el libro no decepciona en ningún momento aunque se percibe un ligero cambio con respecto a la primera entrega. Quizá en toque diferente venga de Tavi, puesto que al dejar de ser un adolescente y entrar de lleno en la vida adulta, los problemas a los que se enfrentan son diferentes. Si Las fuerias de Alera es un libro muy juvenil, su continuación no lo es tanto, puesto que entra de lleno en una fantasía un poco más elaborada, sin que pierda por ello su toque de puro entretenimiento.

Quizá la única pega que se le puede poner es que es un libro que no descansa en ningún momento, siempre pasa algo emocionante que provoca que los personajes, tanto los principales como los secundarios estén o bien preparándose para enfrentarse a un peligro mortal, o en medio de una lucha encarnizada. Esto provoca que en muchas ocasiones no dé tiempo a profundizar más en la personalidad características de cada uno de ellos. Se percibe esta falta de profundidad, no tanto en los personajes que ya hemos conocido, como Bernard, Kitai,  Amara, Doroga, Isana… sino en las nuevas incorporaciones como Maximus Antillar o en los conspiradores que desean alzarse con el poder del Imperio. La razón para esta simplificación puede estribar en que estamos en la segunda novela de la serie -formada por seis libros- así que no hay motivo para presentar o insinuar todos los secretos que puede haber escondidos. También es cierto que JIm Butcher es un escritor al que le encanta sus personas principales, de modo que muchas veces no se describe en demasía a los secundarios, excepto cuando así lo requiera uno de los protagonistas. Pero dado el gran nivel de aventura del libro no es algo por lo que debamos preocuparnos.

Y nos quedan los enemigos del Imperio. Aquí está una de las grandes y extrañas bazas del libro, que es que simplemente no te esperas lo que viene a continuación. Es un argumento que parece que no termina de encajar de todo con el espíritu de la serie, porque la fantasía se convierte de repente en una novela de terror, y a pesar de ello funciona muy bien. Lo cual habla de la gran habilidad de Butcher para jugar con las historias, para mezclarnas sin que parezca una locura, consiguiendo de este modo un grande resultado que hace que no puedas evitar seguir leyendo aunque le quites horas al sueño.

Personalmente he disfrutado mucho con la novela, tan que ya he puesto en la pila de los libros que leer este otoño su continuación. Lo único malo es que RBA parece que no editará los libros que quedan, lo que nos deja con la única opción de comprarlos en español. No tengo ningún problema en mezclan libros en diferentes idiomas pero es una pena que un lector que no domine la lengua inglesa no pueda disfrutar completamente de esta estupenda serie fantástica.

Códex Alera

  1. Las furias de Alera
  2. La furia del aprendiz
  3. La furia del cursor
  4. La furia del capitán
  5. La furia del príncipe
  6. La furia del Primer Señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s