Juvenil

Reseña “Camino del aire”, Martín Ortega Carcelén

camino_aire

En verano siempre me gusta optar por novelas que tengan un toque refrescante, reservando las historias más oscuras para los días de invierno. La novela Camino del aire publicada por Cuadernos del Laberinto se circunscribe a este tipo de libro que te aporta cierta sonrisa en la boca por lo curioso de sus personales que no dudan en hacer locuras por conseguir que un deseo se haga realidad.

Todo empieza cuando un grupo de estudiantes liderado por Isabel, una niña de notable intelecto, decide dar un último homenaje a uno de sus profesores más queridos, que falleció sin haberles mostrado todo lo que sabí, aunque consiguió que algunos alumnos se sintiera atraído por la sed de conocimientos. 

A partir de este punto Martín Ortega Carcelán traza una historia en la que los deseos de unos niños se enfrentan los adultos que ven su huida como una trastada realizada solo para incordiar. Es interesante el retrato que se hace tanto de los personajes juveniles como de los adultos, si bien se caracterizan en base a unas características no muy originales (está la chica guapa, el chico guapo, la inteligente, los amantes del deporte, los que van a todos sitios porque así lo dicen el líder…) los niños se desenvuelven con soltura en la trama, sin resultar pesados o aburridos. Con los adultos hay un tratamiento diferente, aunque siguen siendo modelos típicos (el padre político que solo piensa en su carrera, el periodista que ve un gran titular, la madre sobreprotectora, el empresario que no conocer realmente que es lo que desea su hijo…) el autor les ha dado un toque más crítico, más amargo que hace relucir aún más las buenas intenciones de los niños. Nos hace pensar en que los padres de hoy desconocen en muchas ocasiones a sus hijos, bien porque desean un gran éxito profesional que nubla cualquier otra cosa, o bien porque simplemente no los ven como algo digno de atención.

En cuanto a la trama -dejando de lado algunos elementos irreales como la reunión de los padres con la policía- es muy interesante en su desarrollo. Me ha gustado sobre todo el final, creo que es un cierre perfecto, adecuado al discurrir de la historia. Destaco al cura del pueblo, me ha gustado mucho su personaje. Es muy majo y eso que se le presentan unos niños desconocidos con una petición un tanto extraña.

Por último mencionar la manera narrativa. Durante la lectura no pude dejar de pensar que la forma en la que Martíin Ortega Carcelén escribe era similar a esas novelas propias de mediados del siglo pasado en nuestro país. Quién haya leído alguna obra de algún autor de esta época sabrá a lo que me refiero. Contamos entonces con un cierto regusto antiguo en la manera de contar la historia que no desentona ni con los personajes -muchos con modos propios de la comedia más patría- ni con la historia.

Camino del aire ha sido una lectura interesante que me ha hecho recordar algunos de los maravillosos profesores que tuve en primaria que me enseñaron no solo las provincias de España sino también adorar el conocimiento y la lectura. Es una novela ligera que le lleva a sonreír en ciertos momentos y en otros a preguntarte cómo es posible que los padres no sepan entender qué les preocupa realmente a sus hijos. 

Anuncios

1 thought on “Reseña “Camino del aire”, Martín Ortega Carcelén”

  1. Pues creo que me gustaría este libro. Y no me hubiera detenido en él si lo hubiera visto en la librería. Así que me lo apunto.
    Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s