Reseña “Revival”, Stephen King

revival

Stephen King –Mr Mercedes, Doctor Sueño, 22/11/63, La chica que amó a Tom Gordon– es uno de esos escritores que siempre te dejan buen sabor de boca, pese a que en ocasiones de desvíe un poco de su objetivo y tienda a alargar sus historias demasiado. En cualquier caso siempre podremos confiar en que nos proporcionará un buen libro, pero no podemos olvidar que todos los escritores tienen sus tropiezos y creo que Revival es el tropezón de Stephen King de los últimos años. 

Quien lo haya leído, y no me refiero a quien haya leído solo uno de sus libros, sino a aquellos lectores que conocen su obra desde hace años se habrán dado cuenta de que King deja muy claro sus orígenes. No hay duda de que él ha nacido en los Estados Unidos y parece que está bastante orgulloso de ello porque no es de los que critique abiertamente a su país. De modo que pese a que se ha especializado en escribir historias de horror hay un cierto homenaje a la manera pueblerina made USA que nos lleva imáginarlo saludando a la bandera de su país recién levantado y con el corazón el mano. Evitamos pensar en que cante el himno nacional porque eso ya sería demasiado. ¿A qué viene esta pequeña introducción? pues a que en la primera parte de Revival se aprecia un claro homenaje al pequeño pueblo estadounidense de Nueva Inglaterra, lleno de gente buena -algunos son bocazas, otros son chismosos, otros muy religiosos…- que vive sus vidas lo mejor que pueden. Allí las alegrías y las tragedias se mascan por igual pero lo hacen con cierto estilo tecnicolor muy acorde con los años sesenta. 

Este es el mundo en el que nace y crece nuestro protagonista, James Jaime Morton, que con pocos años conoce al reverendo Charles Jacobs que con su familia, su mujer y su hijo pequeño, se han instalado en el pueblo para hacerse cargo de los parroquiano del lugar. El reverendo es un hombre joven que sabe atraer a los más jóvenes, y que siente una pasión desmedida por la electricidad. Cuando una tragedia se abate sobre el pueblo Jaime y Charles tomarán vidas distintas hasta que se vuelvan a encontrarse cinco décadas después. 

Revival es un libro que no transcurre en un día o en un año, sino que se alarga a lo largo del tiempo, en este caso más de cincuenta años lo que le da una perspectiva interesante a la novela porque nos permite adentrarnos en la vida de Jaime desde que era pequeño pero por otra parte nos aboca a leer sobre cuestiones que sinceramente no tienen nada que ver con una novela de terror. Y creo que ese es el punto importante de esta historia porque si estás esperando leer una novela al uso de Stephen King, llena de giros, de escenas espeluznantes y de monstruos que se esconden tras las puertas mejor te buscas otra cosa porque el terror, y siendo generosa, se refleja en unas pocas páginas. Teniendo en cuenta que la novela tiene casi quinientas páginas el porcentaje es muy escaso. Y además es un terror que no te sorprender porque se huele desde kilómetros. No hay sutileza en la trama de modo que se aprecia desde el principio cómo será el devenir de esa parte paranormal.

Entonces ¿qué cuenta Revival? Pues cuenta la infancia de Jaime, lo que le pasa a sus hermanos, su primera novia, su amor por la guitarra, su paso por diferentes grupos de rock, su adicción a las sustancias no muy sanas -aquí momento de recuperación milagrosa-, su nuevo trabajo, sus amores, sus desamores, su jefe, su familia… O sea, que estás a mitad de la novela y aún no ha pasado nada interesante, porque lo que le ocurre al hermano de Jaime es un hecho puntual que no cobra sentido hasta más adelante. Luego viene más palabrerías y viajes de un lado para el otro. Jaime va a ver a Jacobs. Pasa el tiempo. Lo va a ver de nuevo. Pasa el tiempo. Lo va a ver de nuevo. Pasa en tiempo. Lo va a ver de nuevo. En fin, que no se llega al meollo del asunto hasta que casi estás cerrando el libro y la palabra fin ya asoma en las páginas.

Quizá el problema es que yo me esperaba otra cosa, además teniendo en cuenta que la publicidad hablaba de unos de los más terroríficos finales que ha escrito Stephen King, las expectativas eran bastante altas. Como novela de terror es un fiasco, no de los grandes pero un fiasco porque carece de los elementos necesarios para atrapar al lector. Como novela costumbrista que relata la vida de un hombre durante cincuenta años a la vez que homenajea al estilo de vida de la USA a través referencias musicales, cinematográficas y televisivas, dejando claro que los tiempos pasados fueron mejores, no está mal.

En cualquier caso opino que como novela larga es excesiva e innecesaria; como relato corto, o novela corta de menos de cien páginas, seguramente hubiera funcionado mejor. Pero no ha sido el caso y lo único positivo es que King es un gran escritor, con un estilo muy depurado que te deja atrapar de modo que Revival se deja leer bastante bien, aunque confieso que en alguna otra ocasión se me hizo cuesta arriba porque había mucha letra y poco contenido. Pero mucha letra. Mucha.

¿La recomendaría? Si y no. Sí, si quieres leer una novela bien escrita con un breve y ligero toque de terror. No, si buscas un libro que te ponga los pelos de punta y no te deje dormir, bien porque te ha atrapado la historia, bien porque te da miedo no saber qué hay debajo de tu cama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s