Novela romántica, Varios

Reseña “El placer de un beso”, Teresa Medeiros

placer

De camino a su boda, Clarinda Cardew es secuestrada por corsarios en alta mar junto a Poppy, su mejor amiga. Ambas mujeres están seguras de que serán vendidas como esclavas. Pero el destino quiere que vayan a parar a manos de un sultán, quien, encantado con la belleza de Clarinda, decide llenarla de lujos y tratarla como a una reina, aunque en el fondo no es más que una prisionera en una jaula de cristal. Mientras tanto, su prometido le ha pedido a su hermano, el capitán Ashton Burke, que las rescate. Y si bien la idea de ser salvada por un legendario guerrero despierta las esperanzas de Poppy, Clarinda hace todo lo posible por desalentarla. Es que Clarinda y Ahston fueron, una vez, amantes, y ahora la bella Clarinda teme que un nuevo encuentro con aquel hombre, destinado a ser su cuñado, vuelva a encender la pasión de antaño y la lleve a un punto en que el secuestrado sea su propio corazón.

 

Lo primero que tengo que decir es que me gusta Teresa Medeiros puede que sus libros no sean de esos que dejen una huella permanente pero entre todas las distintas novedades que se van presentando a lo largo del año, sus novelas siempre están entre las mejores.

En esta ocasión El placer de un beso nos cuenta la historia de la joven Clarinda Cardew, quien viaja con su mejor amiga Poppy –una joven dama no aristocrática como ella, que se vio envuelta en un desagradable escándalo que la obligó  a huir de Londres- en barco para encontrarse con su prometido, Maximillian Burke. Pero en el trayecto son secuestradas por piratas y vendidas a un jeque marroquí.

No me suelen gustar las novelas que se ambientan en el desierto, con los jeques, los pantalones sueltos, los harenes y todas las demás “parafernalia” oriental. Por una parte porque me gustan los personajes que solo tienen un amor (quizá por esto las últimas novelas eróticas no me van nada) y por otra suelen ser historias cargadas de estereotipos que no aportan nada nuevo. Pese a que en El placer de un beso encontramos un poco de esto el libro se lee de un tirón porque sus personajes están muy bien dibujados y hacen que la historia te atrape.

Los protagonistas son Clarinda Cardew y Ahston Burke. Se conocen desde niños y entre ellos no hay muchos años de diferencia. Durante mucho tiempo no se soportaron –o eso parecía –pero cuando se hicieron mayores surgió entre ellos un amor que los enloqueció a los dos. Por desgracia Ahston como segundo hijo pobretón de un duque arruinado deseaba algo más en la vida que verse atado a un matrimonio, aunque fuera con la mujer que amaba. Por ello se enrolla en la Compañía de las Indias para hacer fortuna. Su separación es trágica.

Han pasado casi diez años y ahora Clarinda está secuestrada y Maximillian, el estirado y rígido hermano mayor de Ahston, le pide ayuda para rescatar a su prometida.

Puede parecer que hay un triángulo amoroso peo en realidad es más bien un cuadrado, aunque si somos sinceras todo se centra en dos puntos, representado por los protagonistas. ¿Qué queremos decir? Que por una parte está Clarinda, una joven decidida a la que le gustaría mandar a paseo a su rescatador pero que se siente incapaz de olvidar que aún lo ama. Una mujer bastante inteligente que intenta que su corazón no le haga cometer locuras. Por otra parte está Ahston, todo un héroe que aparece retratado en los tabloides como tal. Ha salvado princesas, casi es devorado por caníbales, lo han intentado fusilar un par de veces… es sin duda el prototipo de héroe romántico porque detrás de su fachada valerosa se esconde un corazón que no ha podido olvidar a la primera mujer que amó, y que aún ama. Se puede comprobar cómo son sus sentimientos nada más conocerlo ya que piensa en Clarinda cuando cree que le quedan pocos segundos de vida.

Como pareja están muy bien. El hecho de que tengan un pasado común hace que las tensiones sean más agudas, pues ninguno quiere ceder y decir que aún sigue amando al otro. Complica mucho más las cosas que ella sea la prometida del Maximillian, o que él no se atreva a luchar por ella. Me ha gustado la relación aunque a veces es un poco lenta en el sentido de que los dos son tan tercos que se niegan a reconocer sus sentimientos aunque estén claros para todo el mundo.

Otro punto del cuadrado es Maximillian. Hermano  mayor, heredero de un ducado, con título propio. Inteligente, sagaz, ha sabido escalar dentro de la Compañía de las Indias  y entre los vericuetos económicos y políticos permitiendo que su familia recupere su antiguo esplendor económico. Parece un hombre frío y sin sentimientos pero adora con locura a Clarinda, siendo capaz de hacer por ella casi cualquier cosa.

Por último está en jeque, un personaje singular al que es imposible odiar, pues como dice el propio Ahston, es tan simpático y amable que hasta da vergüenza intentar salvar a Clarinda de sus garras. Me ha gustado este personaje aunque a veces creo que es tan bonachón que pierde un poco de garra. Le pasa igual que a Poppy, una joven dulce, algo regordeta, con gafas, con tendencia  a meter la pata y toda un alma cándida demasiado centrada en sus ilusiones y no en la realidad. Son secundarios que están muy bien pero que podrían estar mejor si no fueran tan bonachones.

En cuanto a la trama a pesar de que hay un secuestro no hay mucha aventura. La verdad es que me esperaba un poco más de acción pero todo se reparte en el inicio y en el final. Lo del medio es mucho más relajado, de este modo el amor entre los protagonistas tienen toda nuestra atención.

Por último comentar que quizá lo que no me gustó mucho ha sido el final. Creo que es un tanto abrupto. Sé que Maximillian tiene su propia historia –The temptation of your touch-  publicada este mismo año, pero me hubiera gustado que no hubiera salido tan mal parado por culpa de la indecisión de su hermano pequeño. Por cierto, no le vendría mal a la historia un pequeño epílogo, para ver cómo le va a Ahston y Clarinda en su relación.

Una buena historia de amor que ocurre en un lugar distinto de los habituales salones londinenses. Merece la pena leerla.

Anuncios

1 thought on “Reseña “El placer de un beso”, Teresa Medeiros”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s