Acción, Aventuras, Cine, Varios

Crítica “Deadpool”

deadpool01

Que la cartelera de nuestro cine tenga en su programación una película de un súper héroe no es ninguna novedad, pero qué esta sólo sea apta para un público adulto si lo es. Una restrición bien justificada porque Deadpool está llena de lenguaje malsonante, hay desnudos femeninos, algún trasero masculino y mucha violencia (se incluyen decapitaciones, mutilaciones, aplastamientos en los cuales el pobre hombre queda cual sopa de tomate… en fin hay todas clase de muerte horrorosas mostradas sin ningún tipo de filtro “Disney”). Pero esto no nos puede llevar a pensar que estamos ante una película de terror porque lo que domina durante toda la trama es el humor, proque hay mucho humor. Puede que a uno lo estén torturando pero nos podemos aún burlar de nuestro torturador mientras pensamos en todas las cosas que le haremos cuando seamos libres.

En fin que la unión de todos estos elementos ha creado una película que para los que ya estamos un poco cansados de las típicas historias de súper héroes que parecen estar cortadas por el mismo patrón (Capitán América, Thor. El mundo oscuro. Los Vengadores...) supone que podamos volver a tener fe en este tipo de cine. No es que piense que las siguiente películas de este tipo cambiarán a partir de ahora, no soy tan ingenua, pero abre la posibilidad que este mercado tan centrado en las palomitas y en el “buen rollo Disney” abra sus puertas a una nueva manera de entender a estos personajes que no brillan por sus buenos modales y por su fe inquebrantable en la justicia (caso del a veces irritantemente ingenuo Capitán América). Tampoco podemos decir que Deadpool  abras las puertas a una nueva manera de entender a estos héroes marginales, porque Kick Ass ya lo hacía a su manera. La diferencia es que Deadpool ha conseguido un rotundo éxito y su segunda entrega ya ha sido anunciada.

¿Pero de qué va Deadpool? Para los que no seguimos el mundo de los tebeos, novelas gráficas o como quieras llamarlos, es un personaje totalmente desconocido para nosotros. Pero no hace falta saber nada de él porque su película se encarga de presentarlo. Nuestro protagonista es Wade Wilson (Ryan Reynolds) un ex agente de las fuerzas especiales de los Estados Unidos que sobrevive haciendo pequeños trabajitos como mercenario. Y lo hace con gran entusiasmo uniendo violencia, una verborrea disparatada y más violencia. Una noche Wade conoce a una joven, Vanessa (Morena Baccarin), que trabaja como camarera en un club de desnudos femenino. Ambos se enamoran profundamente y bla, bla, bla. Todo va bien -se incluye la “gran pregunta”- hasta que Wade cae enfermo. Tiene un cáncer terminal. Sin querer herir a Vanessa decide aceptar la ofreta de un extraño personaje que le asegura que si se somete a un tratamiento que alterará su ADN podrá curarse. Lo que no esperaba nuestro protagonista es que para ello perdería su hermosa  cara y que adquiría  extraordinarios poderes. Ahora buscará venganza y recupera lo que ha perdido.

Como se puede apreciar nada nuevo bajo el sol de los súper héroes. El pasado trágico de Wade se ha visto en otros héroes así que ¿por qué Wade se nuestra tan violento y juguetón con sus enemigos? Porque ya lo era antes, es decir, si antes de que le convirtieran en un súper hombre era un ser violento con la lengua de una serpiente chistosa, ahora lo es más. Podríamos aventurarnos a un análisis psicológico que demostara que ese es la manera en la que logra superar sus desventuras -no lleva muy bien lo de la cara-, pero sinceramente no queremos ver a Deadpool en el sillón del psicólogo sino deseamos ver como reparte manporros y usa sus espadas gemelas para hacer que los enemigos se desprendan de partes vitales y no vitales de su cuerpo. Sí, a veces -por no decir casi siempre- se comporta como un idiota y que no logre cerrar la bocaza que tiene le ha metido en más de un problema pero es parte de su encanto, lo que le sirve para que sea él el pilar en el que se asienta por completo la película. Su novia Vanessa, su amigo camarero, los dos mutantes que siguen a Xavier (X-Men), su casera ciega o su gran enemigo lograr hacer sobra a este personaje. Bien es cierto que la película está contada desde su perspectiva porque él mismo nos va contando lo que le ha pasado, pero en cualquier caso nadie logra quitarle un plano. Y eso que tenemos como actor protagonista a Ryan Rynolds que después de su inclusión en el mundo de los poderosos con Linterna Verde –lo confieso no fue capaz de terminar de ver esta película- no dabamos un duro por él. Ver para creer.

No puedo dejar de mencionar el humor en esta cinta porque sin él no sería lo mismo. Domina en todo momento, incluso en los más trágicos. ¿Hemos dicho que Wade es un bocazas?. Es un humor nada sutil, a veces un poco infantil -ve el reloj de muñeca que utiliza, o el retrato robot que hace de su enemigo- y casi siempre poco educado. Sólo hay que ver la reacción de su amigo cuando ve su nuevo rostro por primera vez, o los consejos que le da al taxista para recuperar el amor perdido. Por cierto estar atento a los guiños que se ven de vez en cuando con respecto  a otros supér héroes. Yo personalmente me quedo con la parte en la que tiene que hacerse un traje, le surge el mismo problema que Spiderman.

Y ahora la gran pregunta. ¿Recomendaría esta película? Sí, siempre y cuanto seas consciente de que no es una película típica de súper héroes. Está llena de violencia no escondida, de algún que otro desnudo, y de muchos tacos. Pero es súper divertida y te da la esperanza de que no todo está perdido en este género. Que aún quedan unos cuantos gamberros que son capaces de luchar por crear algo diferente, y no hablo de Deadpool, sino de los responsables que están detrás de esta producción.

Antes de terminar mencionar que aparece Stan Lee en un momento dado -y en el lugar en que menos te imaginas-, y que estará bien estar atentos a los primeros momentos de la película, en los créditos iniciales porque son una pista de lo que te vas a encontrar, y en los créditos finales porque descubrirás por qué el unicornio tiene un cuerno enorme en la frente. Por cierto los primeros minutos de la película, cuando van a pareciendo los créditos, me parece de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo.

Anuncios

1 thought on “Crítica “Deadpool””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s