Novela, Varios

Reseña “Ve y pon un centinela”, Harper Lee

centinela

Por qué Ve y pon un centinela de Lee Harper resultó ganador de la categoría de mejor novela de ficción en Goodreads del 2015 cuando su puntuación no llega a superar la categoría de notable es uno los grandes misterios literarios del año pasado. La respuesta nos lleva a plantearnos la veracidad de estos premios -y no solo de esos sino de todos los que tengan que ver con elección popular-porque generalmente los mejores libros son los grandes olvidados. Aunque claro, lo que nosotros consideramos grandes novelas para otros pueden ser auténticas pesadillas. En cualquier caso esta novela se quedó con el galardón y poco más hay que decir, salvo dos cosas que poco guardan relación con el historia que nos cuenta. La primera es que fue una de las novelas más “anticipadas” y mejor “publicitadas” del año pasado, y que su autora falleció recientemente. 

Con comentario previo a meternos de lleno en la crítica decir que no he leído la gran obra literaria que antecede a Ve y pon un centinela así que no tengo ninguna referencia de lo que ocurre en ella, salvo si consideramos lo que nos cuenta la versión cinematográfica. Creo que es importante hacer esa matización porque no puedo comparar ambos libros, no puedo decir que uno sea mejor que otro, ni en la historia que nos cuenta o cómo nos la cuenta. Mi única referencia de los hechos del pasado viene de la protagonista de esta historia pues lo que su padre consiguió en su momento ha marcado su vida, enraizando unos ideales que ella desea llevar hasta sus última consecuencias.

A pesar de que Ve y pon un centinela fue publicada en el 2015 la novela fue escrito en los años cincuenta y se presentó a los editores de Harper Lee antes de la novela que la hizo famosa. Y se nota ese aire de los años cincuenta en la manera en la que se desarrolla la novela, en cómo se mueven, actúan y viven los personajes. Para los más cinéfilos hay unas cuantas películas que reflejan este periodo histórico y que tiene lugar en una pequeña población sureña de los Estados Unidos. La estupenda Explendor en la hierba  es un buen ejemplo. En este caso Harper Lee tiene como protagonista a Louise Finch,  apodada Scout, que regresa a su casa para pasar unos días de vacaciones. Allí está su padre -sufriendo los efectos de una enfermedad que lo va mermando poco a poco-, su tía paterna que viven en la misma casa que su padre, y su eterno seminovio, al que no puede dar una respuesta definitiva en cuanto a la propuesta de matrimonio. La novela, que cuenta con poco más de trescientas páginas -gracias a Dios que no son más porque unos capítulos más y tendríamos que añadirle el adjetivo de tostón- refleja cómo Louise se enfrenta de modo directo al racismo que impera en su pueblo sin concesiones, para ella todo se reduce a que el racismo es malo y punto. No hay medias tintas y por eso es incapaz de ver cómo su padre, un sureño de la cabeza a los pies, se enfrenta a las desigualdes sociales de un modo diferente, más sutil, pues su método es  intentar cambiar la mentalidad de la gente poco a poco, no como quiere hacer su hija, que sería a base de decretar  que el problema racial es algo intolerable y que si tú estás de acuerdo con las leyes de segregación eres una horrible persona que merece arder en el infierno. O casi.

Pero el problema de la protagonista no se centra solo en el problema racial, hay también un problema generacional -los padres con un ideales conservadores frente al liberalismo de los hijos- y un problema de localización -el campo es arcaico lleno personajes que no se modernizan frente a la maravillosa Nueva York donde todo es perfecto, o casi perfecto-. Sinceramente la protagonista llegó un momento en que me irritó profundamente, no sólo por su incapacidad de ponerse en la piel de los demás, de despreciar el papel de su padre en la historia del pueblo, de considerar que sus ideas son las únicas válidas, de ver el matrimonio como un infierno en vida, y de colocarse como el modelo del feminismo despreciando así todo lo que representa su tía que desea convertirla en una joven sureña bien educada. Se podría decir que Louise fue una chica de campo que cuando era pequeña era un poco marimacho pero que después de irse a Nueva York a estudiar se ha sofisticado tanto que ahora es una petulante engreída que se cree dueña de la auténtica razón.

¿Se nota mucho que no me ha gustado esta protagonista? En cualquier caso no creo que sea un problema del libro, pues Louise se refleja en todas las mujeres jóvenes de los años cincuenta-sesenta que empezaban a buscar un lugar diferente en la sociedad. Siempre y cuando fueras blanca y de clase media alta, claro. Es un tipo de protagonista que se puede ver con cierta frecuencia en la literatura del momento, y en igual medida en el cine. Ahora la visión de este tipo de personaje femenino, sesenta años después, te hace levantar las cejas en señal de irritación más que de admiración. Al menos lo hace en mi caso.

Si no puedo dejar de criticar a la protagonista, en cuanto al resto de personajes pocas críticas habría que hacerles, salvo quizá una al padre de Louise porque tendría que tener más carácter y haberle dado un buen rapapolvo en más de una ocasión. O por el medio novio que parece medio tonto esperando por ella.

En cuanto al estilo narrativo no puedo dejar de decir que es magnífico. Harper Lee sabía escribir lo que hace que la lectura más soportable, porque a parte de las andanzas de Louise en su pueblo de la juventud poco más hay en la novela.

Ve y pon un centinela ha sido una de las grandes decepciones en lo que llevamos de año. Sinceramente espero que sea la única aunque aún quedan muchos meses por delante. ¿Recomendaría el libro? Sí, si quieres leer algo muy bien escrito. No, si esperas una novela llena de acción, con intriga o con un elaborado juego judicial por medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s