Animación, Cine, Varios

Crítica “Zootrópolis”

zootropolis

Zootrópolis es una película diferente a lo que nos tienen acostumbrados las propuestas de animación porque además de una gran calidad técnica detrás hay una gran historia detrás. Simplemente no estamos ante la clásica película de dibujos animados que solo sirve para entretener y pasar un rato, como en el caso de la última de Kung Fu Panda 3.

Judy Hopp (Ginnifer Goodwin) es una coneja que ha nacido en una pequeña población cuyo mayor sueño desde que era niña ha sido ser policía. Cuando consigue ser la primera de su promoción y ser trasladada a la gran ciudad de Zootrópolis parece que sus sueño se hacen realidad. Pero su trabajo consiste en poner multas de tráfico, deberá trabajar mucho para que consiga que la vean como una gran policía. Cuando un ciudadano de la ciudad desaparece misteriosamente decide investigar y para ello requiere la ayuda de Nick Wilde (Jason Bateman), un zorro charlatán y estafador experto. Ambos se verán envueltos en una aventura llena de misterios y peligros. 

Zootrópolis dirigida por Byron Howard (Enredados, Bolt), Rich Moore (¡Rompe Raph!, Futurama) y Jared Bush, es una película magnífica porque va más allá de ser la típica película de animación que cuenta con un guión que solo sirve para unir chiste tras chiste mientras se trata de inculcar algún valor moral a los más pequeños. Zootrópolis va un paso más allá y demuestra que hacen buen cine de animación dirigido hacia el gran público es posible siempre que se desee. Y para lograrlo recurre a grandes personajes con los cuales te identificas desde el principio, a un sentido de humor que sin ser hilarante provoca más de una sonrisa, y a una historia que reúne una trama policial ingeniosa y bien desarrollada, que además evoluciona a buen ritmo y que se mantiene siempre activa gracias a unos giros en la acción llenos de aventura y sorpresas. No podemos olvidar lo buenos diálogos. Ni tampoco el mensaje ejemplarizante que trata de mostrar que no hay que discriminar por razón de raza -Hopp es un conejo pero quiere ser policía, y Wilde es un zorro pero eso no significa que sea malvado por naturaleza-, de género -Hopp es una mujer en un mundo de hombres-, o de condición social.

 Sinceramente creo que es una de las mejores películas de animación que he visto en los últimos años. Muy recomendable. A los niños pequeños les encantará y a los mayores igual, algo que no siempre se consigue. Sin duda es una película que irá ganando enteros con el paso de los años, hasta convertirse en un clásico de la animación.

Anuncios

1 thought on “Crítica “Zootrópolis””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s